El ritmo del día a día hace que planeemos nuestras jornadas de limpieza a contrarreloj. Así, acabamos centrando todas nuestras energías en las estancias más importantes de la casa, como el salón o la cocina. Dentro de esta última, existe un aspecto que necesita de nuestra atención. ¡La tapicería! ¿Cuándo fue la última vez que limpiaste los sofás de tela, las butacas o las sillas del comedor? Hoy nos centramos en su limpieza y te contamos cómo conseguir que estos muebles luzcan como nuevos. ¡Sigue los pasos!

¿Cómo lavar los tejidos desenfundables?

Uno de los puntos fundamentales a la hora de limpiar la tapicería de tu hogar es comprobar si la tela que recubre tu sofá, butacas o sillas es desenfundable y puede lavarse en la lavadora. Si es así, lo tienes fácil. Tan solo tendrás que comprobar su etiqueta para confirmar el tipo de tejido y elegir el programa de lavado más adecuado para lavarlo.

Comprueba el tipo de tejido

Si tu sofá no cuenta con fundas desenfundables, no te preocupes. Comprueba qué tipo de tejido cubre cada butaca o sillón, para saber el tratamiento que deberías darle a las manchas. Mientras que tejidos como el terciopelo son más complicados de limpiar, la loneta y las fibras naturales como el algodón, la lana o el lino, son fáciles de limpiar. Comprueba siempre las recomendaciones incluidas en la etiqueta y evita aplicar productos de limpieza que no sean específicos para tapicerías.

Empieza aspirando

Disfrutar de una película, leer o comer con la familia. ¿Te has parado a pensar cuánto tiempo pasamos en el sofá, las butacas o las sillas? Después de tanto uso, este mobiliario puede esconder restos de comida y polvo. Para acabar con todo ello de una manera rápida y eficiente, lo mejor es utilizar tu aspirador. Y, si tienes mascota en casa, el aspirador Athlet Zoo cuenta con un cepillo motorizado especial para aspirar el pelo de tu mejor amigo y dejar tu sofá sin rastro de ello. ¡Quedará perfecto!

Los aspiradores sin cable y sin bolsa son perfectos para limpiar la tapicería, ya que te permiten moverte sin límites de una manera cómoda y flexible. Para conseguir los mejores resultados, elige un aspirador con un accesorio especial para limpiar tapicerías como Unlimited. Con un solo botón podrás convertirlo en un aspirador de mano. Añade la boquilla especial para tapicerías y… ¡limpia hasta el último rincón!

Limpia a fondo el resto de elementos

Después de aspirar, aprovecha para limpiar la superficie de metal o madera de tu sofá y tus sillas. Puedes utilizar un paño húmedo y una producto de limpieza específico para limpiar cada tipo de superficie. Si tienes en casa, también puedes mojar un paño limpio en detergente y frotar con ello el área que quieras limpiar. ¡Listo!

Acaba con las manchas

A la hora de tratar las manchas de tu sofá, deberás tener muy en cuenta las recomendaciones incluidas en la etiqueta. Estos son algunos de los símbolos que puedes encontrar en ella:

  • X: El tejido solo puede lavarse en seco. Por lo tanto, no debes utilizar agua.
  • S: El tejido debe lavarse en un entorno profesional o con productos específicos de tintorería.
  • WS: Lavar en seco o en tintorería.
  • W: ¡Buenas noticias! Puedes aplicar agua sin problemas. Si en tu etiqueta aparece este símbolo, utiliza un paño húmedo para retirar las manchas.

Trucos para limpiar las manchas

 Si la tela de tu tapicería se puede mojar, puedes poner en práctica algunos trucos caseros que te ayudarán a dejarla completamente limpia:

  • Manchas de café o vino. Empieza por absorber la mayor cantidad de líquido posible apretando la zona de la mancha con papel de cocina. Si, cuando se seque, sigue quedando mancha, añade unas gotas de alcohol etílico o jabón en un vaso de agua. Sumerge un cepillo de dientes nuevo y frota ligeramente la mancha. Seca con un trapo limpio.
  • Manchas de tinta. Para retirar las manchas provocadas por bolígrafos, calienta en el microondas una taza con leche. Empapa la punta de un paño limpio y da pequeños toques sobre la mancha. Con ello, conseguirás que la tinta se reblandezca. Cuando veas que el aspecto de la mancha cambia, utiliza otro paño humedecido en agua templada para retirar los restos de la mancha.
  • Manchas de aceite y grasa. Este tipo de manchas son más complicadas de limpiar. Además, un tratamiento inadecuado puede hacer que la tapicería se estropee. Lo más adecuado en este caso, sería utilizar un spray anti-grasa en seco, especial para tapicerías.

Recuerda no utilizar productos no aptos para tapicerías y seguir siempre las instrucciones del fabricante.

¡Ya tienes tu tapicería limpia y lista para ser disfrutada!

¿Qué te han parecido nuestros trucos para mantener tu tapicería limpia? Comparte aquí los tuyos y ayuda a nuestra comunidad a conseguir una limpieza más eficiente. En Bosch, estamos para ayudarte.

¿Te ha gustado?

Suscríbete a nuestro newsletter y semanalmente recibirás en tu correo nuestros mejores post.

 

He leído y acepto la Política de privacidad. Al introducir tu email, das tu consentimiento a BSH ELECTRODOMÉSTICOS ESPAÑA, SA (en adelante, BSH-E) para que, como responsable, trate tus datos personales para enviarte newsletters con artículos del blog. Incluimos un enlace de baja en todas ellas. Puedes ejercer tus derechos de protección de datos enviando un email a Data-Protection-ES@bshg.com.