Hacer un buen mantenimiento de la lavadora es más importante de lo que probablemente pienses, ya que se trata de uno de los electrodomésticos más usados en cada hogar. Una lavadora que funcione correctamente te permitirá, siempre, disfrutar a diario de ropa limpia con un aroma fresco.

Aunque no llegue a estropearse del todo, la lavadora puede rendir menos si no tiene un mantenimiento adecuado. Los continuos lavados, especialmente con agua fría y programas cortos, la utilización de detergentes y suavizantes y la cal que suele contener el agua pueden afectar negativamente a las prestaciones de una lavadora si no se hace un buen mantenimiento.

Cómo mantener la lavadora limpia

Limpiar el interior de una lavadora es el primer paso para asegurarse de que siempre funciona correctamente. Hay varias partes en las que es necesario hacer especial hincapié a la hora de limpiar adecuadamente este electrodoméstico: el interior, el filtro, la goma, la puerta, los cajetines para el detergente y el suavizante, etc.

Cómo limpiar el interior de una lavadora

Aunque tu lavadora esté expuesta a grandes cantidades de agua y jabón en cada lavado, es necesario limpiar el tambor de la lavadora cada cierto tiempo. De hecho esto es muy importante para su mantenimiento ya que, de no hacerlo, pueden quedarse en el interior de la lavadora restos de suciedad.

Desde Bosch te recomendamos usar un limpiador en polvo para lavadoras al menos cada 4 meses. Así conseguirás eliminar la suciedad y los restos de detergente o suavizante que se hayan quedado acumulados en el tambor con los sucesivos lavados.

Mantener el tambor limpio también evitará que se produzcan malos olores, que suelen crearse al lavar la ropa a baja temperatura. Para ello se puede utilizar el programa de limpieza tambor y lavar a 40ºC si se utiliza ese limpiador en polvo. En su defecto, con el programa limpieza tambor y una temperatura de 90ºC, es suficiente para una limpieza con buenos resultados.

Además, después de cada lavado deberías secar la goma de la lavadora con un paño, para evitar la aparición de moho. Y, también, dejar la puerta abierta unos 30 minutos para evitar que se forme humedad entre el tambor y la goma y pueda aparecer dicho moho.

Por qué es importante limpiar el filtro de la lavadora para su mantenimiento

El filtro de la lavadora cumple una misión muy importante: bloquear cualquier partícula que pueda ser atrapada por la bomba de la lavadora. En consecuencia, es muy importante limpiarlo regularmente si se quiere mantener la lavadora en buen estado.

En muchas ocasiones es habitual echar a lavar la ropa con cosas en los bolsillos: papeles, bolígrafos, clips, monedas… Además también es probable que se acumule jabón o suavizante en su interior.

Para evitar atascos es recomendable limpiar el filtro de la lavadora. Para ello te recomendamos que vacíes el agua -puedes hacerlo usando un tubo de drenaje-, saques el filtro y retires los restos de suciedad con agua o con un paño húmedo. Después, vuelve a colocarlo en su sitio.

En este vídeo te mostramos al detalle cómo limpiar el filtro de una lavadora:

Si quieres evitar problemas de sobredosificación de detergente y poner tu lavadora #LikeABosch, te recomendamos utilizar una de nuestras lavadoras i-DOS, que dosifican de manera inteligente y automáticamente la cantidad de detergente necesaria teniendo en cuenta la carga y la suciedad de la ropa. Si quieres conocer más a fondo este tipo de lavadoras, te recomendamos leer nuestro artículo sobre “todo lo que una lavadora i-DOS puede hacer por ti

Mantén la lavadora limpia por fuera

Otro aspecto importante para el buen mantenimiento de la lavadora es limpiarla por fuera. Te recomendamos limpiar el display y el frontal con un paño húmedo.

También es importante limpiar el cajetín regularmente, para eliminar los restos de detergente y suavizante y evitar que acaben transformándose en moho. Esto puedes hacerlo lavándolo debajo del grifo con agua tibia, y retirando con una bayeta o paño húmedo los restos de detergente o suavizante que hayan podido quedarse adheridos. Salvo que sea i-DOS, en cuyo caso la unidad de dosificación hay que limpiarla únicamente con un paño sin humedecerlo ni meter la unidad bajo el grifo.

Lavado de mantenimiento de la lavadora: qué es y cómo hacerlo

Además de todos los consejos que ya te hemos dado para hacer un buen mantenimiento de tu lavadora y mantenerla siempre limpia, es importante que cada dos meses hagas un lavado de mantenimiento.

Este lavado se hace con la lavadora vacía, a una temperatura de 60ºC o incluso 90ºC. El lavado de mantenimiento de la lavadora sirve para limpiar el interior del tambor y las juntas. Te recomendamos añadir media taza de detergente a la mitad del lavado, para tener un resultado insuperable.

Esta es nuestra particular recopilación de consejos para hacer bien el mantenimiento de la lavadora, y tenerla siempre limpia y dispuesta para ofrecer sus mejores prestaciones. Si tienes alguna duda puedes dejarnos un comentario o preguntarnos en nuestras redes sociales. ¡Estaremos encantados de hablar contigo!

 

¿Te ha gustado?

Suscríbete a nuestro newsletter y semanalmente recibirás en tu correo nuestros mejores post.

 

He leído y acepto la Política de privacidad. Al introducir tu email, das tu consentimiento a BSH ELECTRODOMÉSTICOS ESPAÑA, SA (en adelante, BSH-E) para que, como responsable, trate tus datos personales para enviarte newsletters con artículos del blog. Incluimos un enlace de baja en todas ellas. Puedes ejercer tus derechos de protección de datos enviando un email a Data-Protection-ES@bshg.com.