Durante los últimos años se ha popularizado en nuestro país el brunch, esa propuesta de origen anglosajón que une desayuno y comida en un refrigerio a media mañana, del que suele disfrutarse durante el fin de semana. Sin embargo, también en España tenemos nuestra propia solución para unir dos comidas: ¡la merienda-cena! Un clásico que cobra especial importancia durante los meses de verano, cuando solemos comer más ligero debido a las altas temperaturas y a las ganas de concentrar comidas para disfrutar al máximo de los días que se alargan.

¿Cuál es la mejor hora para la merienda-cena?

Lo bueno del verano es que, si estamos de vacaciones, las horas parecen durar más y estamos menos pendientes del reloj, también para cocinar y comer. Aunque, si atendemos a nuestro reloj biológico y tenemos en cuenta el tiempo que nos cuesta hacer la digestión, podemos convenir que la hora perfecta para disfrutar de una merienda-cena está entre las seis y las ocho de la tarde. Si la hacemos antes, llegaremos a la noche con hambre, y si la hacemos más tarde, será, sencillamente, una cena.

Recuerda que una de las características de una merienda-cena es que es ligera, por eso, evita el exceso de hidratos de carbono o los alimentos con mucha grasa o azúcar. Si te pasas, puede que te cueste dormir por culpa de la digestión pesada.

cena ligera de verano

Ventajas de la merienda-cena

Dormirás mejor:

Las altas temperaturas del verano alteran el sueño, por eso a veces conciliar el sueño suele costar un poco más. Si dejas un margen de entre tres y cinco horas desde la última ingesta de alimentos antes de irte a la cama te será más fácil dormir. Por eso adelantar la hora de la cena convirtiéndola en merienda-cena es una buena idea.

Alarga el mejor momento del día:

Una merienda-cena te permite alargar la sobremesa tras una comida para disfrutar de toda la tarde hasta la puesta de sol. Si estás con amigos, podrás enlazar la sobremesa y el café con una agradable charla, algún batido a media tarde y, justo antes de que oscurezca, un plato ligero para seguir disfrutando de la compañía hasta la noche. Un plan perfecto, ¿verdad?

Incorporarás buenos hábitos a tu dieta:

Las cenas ligeras son algo que deberíamos hacer durante todo el año, no solo en verano. Es una buena manera de preparar el organismo para el descanso y no “cargarlo” con una digestión pesada. Además, la merienda-cena te permite experimentar con ingredientes frescos como verduras y frutas que son parte fundamental de una dieta sana.

recetas refrescantes verano

Recetas refrescantes para una merienda-cena veraniega

La merienda-cena es una de las comidas más abiertas a la experimentación, por eso se adapta muy fácilmente a cada estación. Puede ser más calentita y elaborada en invierno o más refrescante y natural en verano, justo lo que necesitamos ahora.

 Por eso mismo, te recomendamos optar por una deliciosa ensalada con un toque  estival que puedes conseguir añadiendo frutas frescas o una vinagreta que sustituya al aliño tradicional de aceite y vinagre. Otra opción más ligera es un batido o una crema o, si no te importa tener que cocinar, estas fajitas de verduras que te proponemos a continuación:

Ingredientes (4 personas):

– 8 tortitas de maíz

– 2 pimientos rojos

– 2 pimientos verdes

– 2 cebollas

– 3 dientes de ajo

– 2 guindillas

– 225 gramos de champiñones

– Tomate triturado

– Lechuga

1) Pela y pica las cebollas y el ajo y cocínalos en la sartén a fuego suave hasta que queden dorados.

2) Quita las pepitas de los pimientos y córtalos en tiras. Corta también las guindillas y ponlo todo en la sartén. Dóralo todo durante 10 minutos.

3) Corta los champiñones y añádelos a la mezcla a fuego lento.

4) Pasados otros 10 minutos, añade el tomate triturado. Remueve la mezcla y tápala para que se cocine 5 minutos a media potencia.

5) Monta las fajitas con una base de lechuga bajo el sofrito para darle un toque fresco y crujiente.

cenas de verano

¿Quieres más ideas para disfrutar de una buena merienda-cena? Las tenemos. Echa un vistazo a este post y verás muchas más recetas ligeras con las que alargar tus tardes de la temporada veraniega. Y, si te ha gustado la idea del smoothie, aquí te explicamos cómo preparar uno muy saludable.

Estas son nuestras propuestas para disfrutar de una práctica y deliciosa merienda-cena en los meses de verano ¿Cuáles son las tuyas? ¡Cuéntanoslas en los comentarios!

 

 

¿Te ha gustado?

Suscríbete a nuestro newsletter y semanalmente recibirás en tu correo nuestros mejores post.

 

He leído y acepto la Política de privacidad. Al introducir tu email, das tu consentimiento a BSH ELECTRODOMÉSTICOS ESPAÑA, SA (en adelante, BSH-E) para que, como responsable, trate tus datos personales para enviarte newsletters con artículos del blog. Incluimos un enlace de baja en todas ellas. Puedes ejercer tus derechos de protección de datos enviando un email a Data-Protection-ES@bshg.com.