Las verduras son alimentos muy versátiles que se adaptan a diferentes recetas y que podemos utilizar como acompañamiento de otros platos principales. El pisto manchego es una receta tradicional mediterránea que une el sabor de varias verduras con el tomate frito para obtener un plato que gusta a casi todos. Aprende a elaborarlo en casa con este fácil paso a paso que te enseñamos hoy.

Tiempo de preparación: 15 minutos

Tiempo de cocinado: 40 minutos

Nivel de dificultad: fácil

Número de raciones: 6

Cómo hacer salsa casera de tomate frito

Antes de pasar a la acción con la receta de pisto, te proponemos que prepares una salsa casera de tomate frito para que el resultado sea todavía mejor. Su elaboración es sencilla y, si haces una gran cantidad de salsa, puedes conservarla en recipientes para su próximo uso.

Ingredientes del tomate frito casero

2 kg de tomate pera

2 cucharadas de azúcar blanco

1 cucharadita de sal

Aceite de oliva

Cómo hacer tomate frito casero

En un cazo, ponemos agua a hervir y añadimos los tomates a los que, previamente, haremos un corte superficial en forma de cruz en la parte inferior. Los escaldamos 20 segundos y, posteriormente, los pasamos a un bol con agua fría y hielo para hacer un baño invertido.

Una vez fríos, pelamos los tomates. El truco del corte en cruz nos ayudará a que la piel de los tomates salga fácilmente.

A continuación, troceamos los tomates y los trituramos con ayuda de la batidora de mano, hasta obtener la textura deseada.

Pasamos la salsa a una sartén con aceite de oliva virgen extra y la ponemos a fuego medio. Añadimos la sal y la mitad del azúcar y removemos. Colocamos una tapa con orificios para que la salsa no salte y vamos removiendo cada 10 minutos con una cuchara de madera.

¡Si contamos con el sensor Perfect Cook en combinación con nuestra placa, estamos de suerte! Tan solo tendremos que seleccionar el nivel 2 y el sensor se encargará de mantener la temperatura constante entre 70ºC-90ºC, consiguiendo que nuestra salsa se guise con mimo a fuego lento.

Cuando hayan pasado unos 25-30 minutos, retiramos la tapa y añadimos el resto del azúcar. En función de los tomates, la salsa estará lista en 45-50 minutos aproximadamente.

Pasado el tiempo, probamos de sabor y rectificamos de sal o azúcar si fuera necesario. Reservamos.

Cómo hacer tomate frito casero

Ingredientes del pisto manchego

1 calabacín

1 pimiento rojo

1 pimiento verde

1 berenjena

1 cebolla dulce

2 dientes de ajo

200 g de puerro

350 g de tomate frito casero

Aceite de oliva

Sal

Pimienta

Azúcar (opcional para corregir la acidez)

6 huevos (1 por persona)

Elaboración del pisto manchego

En primer lugar, vamos a preparar los ingredientes de esta receta fácil de pisto manchego. Limpiamos y troceamos el calabacín, los pimientos y la berenjena. Si lo prefieres, puedes pelar el calabacín. Pelamos y picamos la cebolla, el ajo y el puerro. Para ayudarte en este proceso puedes utilizar alguno de nuestros procesadores de alimentos con sus accesorios de corte.

A continuación, agregamos aceite de oliva en una olla grande y echamos las verduras troceadas para que se sofrían a temperatura media-baja. ¡Consejo extra! El pisto manchego es una receta con mucho sabor y, para potenciarlo, te recomendamos que tengas paciencia en la cocción del sofrito. Salpimentamos al gusto y dejamos cocinar durante, aproximadamente, 25-30 minutos o hasta que las verduras estén tiernas.

En una elaboración aparte, freímos los huevos en una sartén con abundante aceite de oliva y los reservamos hasta servir.

¿Sabías que la temperatura ideal para freír un huevo está en torno a los 180ºC? Si tienes una placa Bosch con la función PerfectFry es muy sencillo clavar el resultado. Tan solo tendrás que seguir las indicaciones de nuestro manual y seleccionar el rango de temperatura más adecuado para cada alimento. En este caso, seleccionamos el nivel 3.

Por último, incorporamos el tomate frio casero e integramos bien todos los ingredientes. Rectificamos de sal y pimienta y añadimos azúcar para corregir la acidez del tomate si fuera necesario. Apagamos el fuego, añadimos los huevos fritos y lo tenemos.

¡A disfrutar!

Acompaña platos principales con pisto

Si prefieres optar por un pisto tradicional sin huevos fritos, puedes utilizar esta receta para acompañar otro plato principal. Como te mencionamos antes, la variedad de verduras del pisto hace que sea una elaboración muy fácil de adaptar a tu menú diario.

Puedes acompañar una ración de pisto con algo de arroz y un filete de carne o pescado e, incluso, añadir bacalao durante la elaboración de la receta para obtener otra variedad de pisto. Añade unos lomos de bacalao en los últimos 10-15 minutos de cocción del pisto y tendrás lista una receta muy completa y saludable.

 

 

¿Te ha gustado?

Suscríbete a nuestro newsletter y semanalmente recibirás en tu correo nuestros mejores post.

 

Al introducir tu email, sí, acepto que BSH Electrodomésticos España S.A. (en adelante, BSH-E) trate mis datos personales e información adicional (como información de producto, compras, reparaciones, etc.) facilitados en este formulario y/o por otras vías, para que me remitan comunicaciones comerciales personalizadas de la marca Bosch, por medios electrónicos (E-mail) y/o otros medios de comunicación equivalente (SMS, Whatsapp, Facebook Messenger, teléfono, etc.) y/o por correo postal sobre artículos del blog, nuevos productos, servicios, recetas, información e invitaciones a participar en eventos, concursos, promociones.

Puedes ejercer tus derechos de protección de datos enviando un email a Data-Protection-ES@bshg.com✉.