Seguro que en los últimos meses has oído hablar del té matcha. ¡Es la bebida de moda! Este brebaje verde es un tipo de té japonés que se presenta en polvo y que puede disfrutarse de diferentes maneras. ¿Quieres prepararlo en casa? Sigue nuestras recomendaciones. Sin duda, su sabor te sorprenderá.

¿Qué es el té matcha?

El matcha es un polvo que se obtiene a partir de las hojas de té verde. Estas se machacan hasta obtener este polvo verde brillante que en los últimos meses se ha vuelto tan popular. Se trata de una elaboración muy habitual en Japón. Su diferencia con el té verde común es que, el tratado de las hojas hace que las propiedades asociadas al té verde se multipliquen hasta diez veces más. A pesar de que aquí lo conocemos en su versión té, también se puede incluir matcha en la elaboración de diferentes recetas de repostería o incluso como base para preparar salsas o acompañamientos.

Beneficios del té matcha

Muchos son los beneficios que se asocian al té matcha. Los expertos confirman que su consumo mejora el estado de ánimo, la concentración y hasta la memoria. Y es que, como el café, el té matcha contiene cafeína. Sin embargo, su efecto se absorbe con mayor lentitud. Además, acelera el metabolismo y previene la artritis y el cáncer.

 

Cómo preparar té matcha

 Si después de conocer todos los beneficios que el consumo de té matcha tiene sobre tu organismo o te apetece probar a prepararlo en casa, estás de enhorabuena. Su preparación es muy sencilla.

El ritual tradicional japonés recomienda utilizar algunos utensilios específicos, como una brocha de bambú, llamada chasen y una cuchara para medir un gramo. Por último, el recipiente perfecto para preparar tu té matcha es el chawan. Un cuenco ancho de cerámica o barro. Sin embargo, en nuestra elaboración utilizaremos utensilios que ya tienes en casa.

Pon, en un cuenco grande, 2 gramos de polvo matcha. En este momento deberás elegir cómo quieres disfrutar de tu té matcha. Puedes disfrutarlo con leche animal, leche vegetal o agua. En nuestro caso, hemos optado por tomarlo con agua caliente. Para ello hemos calentado el agua en este hervidor Bosch, perfecto para este tipo de elaboraciones. Y es que te permite seleccionar la temperatura a la que quieres calentar el agua y cuenta con un sistema TouchControl, un selector táctil para un uso más sencillo. En este caso, seleccionamos 80º y esperamos unos segundos.

Cuando tengas el agua lista, añádela a tu bol y bate 30 segundos. Si no cuentas con una brocha de bambú, puedes hacerlo con el accesorio varilla de tu batidora de mano o con tu batidora de repostería. ¡Quedará perfectamente mezclado!

Ahora que lo tienes listo, acompáñalo de un delicioso desayuno. Por ejemplo, unas tortitas de plátano, arándanos y copos de avena () o unas tostadas de aguacate y huevo.¡Menuda mañana te espera!

¿Te ha gustado?

Suscríbete a nuestro newsletter y semanalmente recibirás en tu correo nuestros mejores post.

 

He leído y acepto la Política de privacidad.
Al introducir tu email, das tu consentimiento a BSH ELECTRODOMÉSTICOS ESPAÑA, SA (en adelante, BSH-E) para que, como responsable, trate tus datos personales para enviarte newsletters con artículos del blog. Incluimos un enlace de baja en todas ellas. Puedes ejercer tus derechos de protección de datos enviando un email a Data-Protection-ES@bshg.com.