¿Te consideras todo un gourmet? Entonces seguro que añoras los sabores de antes, los que se conseguían cocinando al fuego. Guisos, estofados…todo sabe delicioso cuando se prepara de esta manera. No te preocupes, porque no te estamos recomendando que vuelvas a cocinar como se hacía hace años, justo al contrario. Ya sabes que en Bosch apostamos por la innovación en tu cocina, por eso hemos renovado la placa de gas con la última tecnología, para que tengas todas las ventajas de una vitrocerámica o una placa de inducción, pero a la vez puedas disfrutar del sabor de siempre. Además, las cocinas de gas consumen menos electricidad que otras placas, así que también te pueden ayudar a ahorrar en la factura de la luz.

Suena todo muy bien, ¿verdad? Pues si quieres empezar a cocinar con gas, déjanos ofrecerte algunos consejos para elegir placa.

Qué tener en cuenta antes de elegir una placa de gas

Una de las primeras cosas a considerar cuando busques una placa de gas es que te ponga las cosas fáciles en la cocina. Seguro que una de las cosas que más te preocupa si piensas en cocinar con gas es la falta de precisión. Utilizar una placa de vitrocerámica o de inducción es sencillo, los números te permiten saber si estás cocinando a fuego medio o alto, pero…¿qué sucede con la llama del gas?, ¿cómo saber qué intensidad estás utilizando en la preparación de tus platos?. Bien, olvídate de ese problema porque gracias al sistema FlameSelect sabrás siempre la temperatura exacta durante el cocinado.

Podrás seleccionar entre nueve niveles de potencia para cocinar tus platos al punto que prefieras. Así conseguirás resultados profesionales con toda la precisión de las placas más modernas. Se acabó eso de tener que agacharte para comprobar el estado de la llama, cuando utilices las placas de gas de Bosch siempre sabrás la temperatura con la que estás cocinando.

Otra de las cosas importantes que debes tener en cuenta antes de elegir una placa de gas es la seguridad, así evitarás escapes. Para garantizarlo, las placas de Bosch cuentan con el sistema de seguridad GasStop, que corta el gas cuando detecta que no hay llama. Así podrás cocinar con toda tranquilidad.

 

Y, si te enamora el diseño y quieres lo último en tu hogar, no te preocupes porque todo eso es compatible con las cocinas de gas. Un ejemplo, la elegancia del acabado de la placa, su superficie de cristal, bien sea vitrocerámico o templado.

Nuestra placa de gas más recomendada

Ya conoces las cosas que hay que tener presentes cuando vayas a elegir la placa de gas para tu cocina. En Bosch tenemos muchos modelos, que seguro podrán dar respuesta a las necesidades de tu hogar. Lo mejor es que eches un vistazo al catálogo para ver cuál necesitas, pero déjanos recomendarte este modelo de cristal templado, que te garantiza un diseño vanguardista y facilidad a la hora de limpiarla.

Sus parrillas de hierro fundido y sus cuatro quemadores de gas son sinónimo de estabilidad y comodidad; y además cuenta con GasStop y FlameSelect, los dos sistemas de los que acabamos de hablarte, así que cocinarás siempre platos deliciosos y con la mayor seguridad.

Ya lo ves, las placas de gas te ofrecen el sabor más tradicional junto a la última tecnología, y además llenan tu cocina de elegancia y diseño…¡es hora de pasarse al gas!

¿Te ha gustado?

Suscríbete a nuestro newsletter y semanalmente recibirás en tu correo nuestros mejores post.

 

He leído y acepto la Política de privacidad. Al introducir tu email, das tu consentimiento a BSH ELECTRODOMÉSTICOS ESPAÑA, SA (en adelante, BSH-E) para que, como responsable, trate tus datos personales para enviarte newsletters con artículos del blog. Incluimos un enlace de baja en todas ellas. Puedes ejercer tus derechos de protección de datos enviando un email a Data-Protection-ES@bshg.com.