La repostería es la reina de la cocina y es que, ¿quién no ama un postre? En ella los sabores, las texturas y los colores son la clave para lograr espectaculares preparaciones. Pero, ¿sabías que todos provienen de preparaciones básicas?

Ése es el caso del merengue, con el que puedes decorar un pastel, rellenar una tarta, combinarlo con otros ingredientes o convertirlo en un postre único, horneado, para disfrutar de su textura aireada. Aunque no hay un solo tipo de merengue. Están el clásico merengue italiano, el francés y el suizo. En #cocinaconBosch te los explicamos todos.

¿Cómo se prepara cada merengue?

Existen diferencias a la hora de elaborar cada uno de estos merengues. Lo mejor de estas recetas es que no necesitas muchos ingredientes y con la ayuda de un robot de cocina o una batidora de repostería será un proceso muy sencillo. ¡Vamos allá!

Merengue italiano.

Preparar merengue italiano

Es el merengue clásico, ideal para decorar muffins, pasteles y mousses por su brillo y consistencia. También es el más estable, lo que lo hace perfecto para comer en crudo. De todos, quizá sea el más complejo de elaborar.

Ingredientes:

  • 4 claras de huevo
  • 280 g de azúcar
  • 100 ml de agua

Elaboración:

  • Para este merengue, el robot OptiMUM es ideal por su bol de acero inoxidable y los movimientos planetarios de las varillas, que alcanzan todos los extremos.
  • Comienza batiendo las claras de huevo con la varilla batidora, ideal para levantar las claras.
  • Mientras se montan a punto de nieve, empieza a preparar el almíbar. Para ello, coloca en la placa una olla a temperatura media con azúcar y agua. La clave es no remover durante la preparación. Para saber que el almíbar está listo, agrega una gota del almíbar en un vaso de agua. A continuación, cógela con los dedos y, si puedes formar una pequeña bolita, estará listo.
  • Cuando las claras estén a punto de nieve, empieza a agregar el almíbar en un chorrito continuo y fino.

Merengue francés.

preparar-merengue-frances

El más sencillo y rápido de preparar. No es tan brillante como el italiano, pero tiene gran textura, firmeza y es perfecto para cocinar al horno por su consistencia seca y crujiente.

Ingredientes:

  • 4 claras de huevo
  • 160 g de azúcar
  • Una pizca de sal

Elaboración:

  • Comienza batiendo las claras con la pizca de sal. En este caso puedes emplear una batidora de repostería, como nuestro modelo MFQ4. Éste cuenta con las FineCreammer, unas varillas especiales para levantar claras en tiempo récord y con mucho más volumen.
  • Cuando estén firmes las claras, empieza a agregar el azúcar poco a poco. Asegúrate de batir por todos los extremos del bol hasta que no haya grumos de azúcar en el fondo.
  • Para saber si tu merengue francés está listo, levanta las varillas y, si se forman picos firmes y no se caen, habrás terminado. Asegúrate de que las claras estén a temperatura ambiente y que no tengan rastros de yemas.

Merengue suizo.

Preparar merengue suizo

El merengue suizo se caracteriza por su consistencia mucho más firme y duradera que el merengue francés. Es ideal para rellenar tartas y también para hornear. Incluso se puede comer en crudo ya que las claras se calientan al baño María.

Ingredientes:

  • 5 claras de huevo
  • 300 g de azúcar
  • 1 limón

Elaboración:

  • Comienza hirviendo agua en un olla para hacer un baño de María. Cuando hierva suavemente, coloca el bol con las claras y el azúcar. Para estar seguro de que no supera los 60ºC y no se quema, utiliza el sensor de cocción que puede usarse en uno de nuestros modelos de placa de inducción.
  • Cuando esté disuelto el azúcar, quita las claras del fuego y empieza a batir, ya sea con una batidora de repostería o con un robot de cocina.
  • Cuando se enfríe un poco la mezcla, añade unas gotas de limón (no más de seis) y sigue batiendo, primero a velocidad baja y, después, aumentándola ligeramente.
  • Sabrás que está listo cuando el bol esté completamente frío y el merengue firme y forme picos.

Estos son los tres tipos de merengues más famosos, ahora que conoces cómo se preparan, ¿tienes un favorito?

¿Te ha gustado?
Suscríbete a nuestro newsletter y semanalmente recibirás en tu correo nuestros mejores post.

He leído y acepto la Política de privacidad

Sobre el autor

Sabemos que hay muchas cosas que no podemos contarte en un manual, por eso hemos abierto este blog. Te queremos ayudar a sacar el mayor partido a tus electrodomésticos con nuestros mejores trucos y consejos. Esperamos que preguntes lo que necesites, porque estamos a tu disposición para resolver todas tus dudas.

2 Comentarios

  1. Claudia

    Buenas,
    Tengo un robot bosch MUM48R1, hago merengue suizo para decorar tortas, y mo logro que me quede duro!!!!! Lo dejé 55 minutos!!! Y no lo logro. Que puede ser??

    Responder
    • Tu equipo Bosch

      Hola Claudia, gracias por contactar con nosotros. Por lo que nos indicas puede tratarse de un exceso de temperatura al calentar al baño maría las claras y el azúcar. Te recomendamos calentar las claras y el azúcar al baño maría removiendo continuamente y controlar con un termómetro de cocina que la temperatura no supere los 60ºC. Si sobrepasas esta temperatura las claras se coagulan y ocurre lo que nos indicas. Esperamos haberte ayudado, estamos a tu disposición. Un saludo

      Responder

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

 He leído y acepto la Política de privacidad.