En los últimos años se habla mucho de la dieta vegetariana, que está conociendo un momento de auge como nunca antes. Y ello se debe, entre otras cosas, a sus beneficios. Algunos de ellos relacionados con que cada vez se dispone de mejores electrodomésticos en la cocina, como los hornos de vapor o los frigoríficos VitaFresh de Bosch, que conservan durante más tiempo los alimentos. ¡Y todavía hay más!

  • Es bueno para la salud. Las proteínas vegetales, los minerales, las vitaminas y las fibras están mucho más presentes en los vegetales que en la carne. Además, no contienen colesterol ni grasas.
  • Ayuda a bajar de peso. El motivo es que, excluyendo la carne de la dieta, desaparecen la mayoría de los alimentos que más calorías aportan a la comida “convencional”.
  • Es un menú libre de toxinas. Éstas son poco frecuentes en los productos vegetales. Además, la dieta vegetariana es rica en antioxidantes.

dieta-vegetariana

Además, los expertos recomiendan que los vegetarianos sustituyan algunos elementos que se encuentran en la carne y el pescado, como el calcio, el hierro, el zinc y la vitamina 12, por otros que los complementen.

Lo que es indudable es que el vegetarianismo abre un mundo de posibilidades culinarias. ¿Queréis comprobarlo? En #cocinaconBosch os damos un par de recetas sanas, ricas, fáciles de hacer y, desde luego… vegetarianas.

ENSALADA DE QUINOA.

receta-ensalada-quinoa

Ingredientes:

2 tazas de quinoa

1 manzana

1 tomate

Frutos secos variados

Vinagre de Módena

Aceite

Elaboración:

  • Cuece la quinoa en la placa de inducción, seleccionando el nivel de potencia 6, durante 15 minutos. Después, pásala por el colador y lávala con agua.
  • Ponla en un bol y añade los frutos secos, el tomate y la manzana cortada en daditos.
  • Alíñalos con el vinagre de Módena y aceite al gusto.

HAMBURGUESAS DE CALABACÍN

receta-hambuerguesa-calabacin

Ingredientes:

1 calabacín

Aceite de oliva

Sal

Perejil

80 g de pan rallado (de ajo y perejil, sin gluten)

1 cebolla

1 cucharadita de stevia

1 huevo

Elaboración:

  • Ralla el calabacín con tu procesador de alimentos y pica una cebolla para sofreírla con un poco de sal. Caramelízala vertiendo la cucharadita de stevia y perejil al gusto. Elige la potencia 7 de tu placa de inducción.
  • Añade el huevo y mézclalo bien. Déjalo enfriar en el frigorífico durante 10 minutos.
  • Enciende el horno y selecciona 180° C. Mientras, dale a la mezcla la forma de hamburguesas.
  • Déjalas hornear durante unos 10 minutos y… listas. ¡Que aproveche!
¿Te ha gustado?
Suscríbete a nuestro newsletter y semanalmente recibirás en tu correo nuestros mejores post.

He leído y acepto la Política de privacidad

Sobre el autor

Sabemos que hay muchas cosas que no podemos contarte en un manual, por eso hemos abierto este blog. Te queremos ayudar a sacar el mayor partido a tus electrodomésticos con nuestros mejores trucos y consejos. Esperamos que preguntes lo que necesites, porque estamos a tu disposición para resolver todas tus dudas.

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

 He leído y acepto la Política de privacidad.