Los dips, o las salsas para untar, son una de las formas más fáciles de salir de la monotonía de los sabores a los que estamos acostumbrados. Además, este acompañamiento es súper versátil. Puedes usarlo con tu plato principal a la hora de comer, con un picoteo a media tarde o para acompañar un snack mientras ves una película. Y lo mejor de todo, es que puedes hacer tantas salsas como quieras.

Hoy te damos tres opciones para preparar unos dips diferentes y perfectos para el buen tiempo: mango y curry, salsa de queso, y mayonesa de frambuesa.

¿Quieres aprender a hacerlos? Esto es lo que necesitas:

Dip de mango y curry:

  • 1 mango maduro pelado y cortado en tacos medianos
  • 1 cebolla cortada a tiras
  • 2 cucharaditas de curry (aunque puedes echar más o menos según tus gustos)
  • 1 cucharadita de azúcar moreno
  • 250 ml de nata líquida
  • Sal
  • Aceite de oliva
  • Agua

Dip de salsa de queso:

  • Crema de queso
  • Dos rábanos picados
  • Perejil picado
  • Un chorrito de limón

Dip de mayonesa de frambuesa:

  • Mayonesa
  • Mermelada de frambuesa

Si vas a empezar desde cero, para hacer la mayonesa necesitarás:

  • 300 ml de aceite de oliva
  • 1 huevo
  • Una pizca de sal
  • Medio limón exprimido

Además puedes aprender a hacer mermelada de frambuesa casera aquí.

¿Ya lo tienes todo? Pues vamos a empezar.

cortar-patatas

Para preparar el dip de mango y curry, vamos a empezar por pochar la cebolla. En una olla mediana, echamos aceite hasta que la base esté cubierta, e introducimos la cebolla y el curry. Freímos a fuego medio durante 7/8 minutos hasta que veamos que la cebolla está blandita. ¡No hay que dejar que se dore del todo! Añadimos después el mango cortado, el azúcar moreno y cubrimos con agua. Hay que recordar que la textura que buscamos es densa así que hay que tener cuidado para no pasarse con el agua. Añadimos también la sal y la nata líquida, y dejamos reposar durante un par de minutos.

Para terminar, vertemos el contenido en la batidora de vaso  y lo batimos todo bien hasta que la textura nos guste. Si no cuentas con una batidora de este tipo, puedes usar tu batidora de mano en la olla o mezclarlo todo bien a mano.

Seguimos con el dip de salsa de queso. ¡Es súper fácil! Cogemos la medida de crema de queso que queremos para el dip (más o menos lo que cabe en un cuenco pequeño), picamos bien dos rábanos y mezclamos. Añadimos también el perejil picado y un chorrito de limón. Volvemos a mezclarlo todo y ¡ya lo tenemos!

salsa-de-queso

Para acabar, vamos con el dip de mayonesa de frambuesa. Aquí tenemos dos opciones, preparar la mayonesa desde cero o utilizar la que ya tengamos en casa. Para la mayonesa casera, introducimos el huevo en la batidora y poco a poco, batimos a potencia media y vertemos el aceite con cuidado. Después, echamos una pizca de sal, añadimos el chorrito de limón y seguimos batiendo hasta que la consistencia sea la adecuada.

Luego, lo único que hay que hacer es añadir mermelada de frambuesa al gusto y mezclarlo todo bien. Si quieres que tu dip sea 100% casero, puedes hacer la mermelada tu mismo.

mayonesa-de-frambuesa

Ahora que ya tenemos todo, solo nos queda elegir con qué alimento queremos probar nuestros dips y disfrutar del resultado. Avisamos… Una vez que empieces no vas a poder parar.

¿Te ha gustado?

Suscríbete a nuestro newsletter y semanalmente recibirás en tu correo nuestros mejores post.

 

He leído y acepto la Política de privacidad. Al introducir tu email, das tu consentimiento a BSH ELECTRODOMÉSTICOS ESPAÑA, SA (en adelante, BSH-E) para que, como responsable, trate tus datos personales para enviarte newsletters con artículos del blog. Incluimos un enlace de baja en todas ellas. Puedes ejercer tus derechos de protección de datos enviando un email a Data-Protection-ES@bshg.com.