La conservación de los alimentos a veces puede generarnos algunas dudas. ¿Qué cosas debo guardar en el frigorífico? ¿Y fuera? ¿Puedo meter cualquier alimento en el congelador?

Cuando se trata de productos que usamos a diario, como sucede con la leche, conocer esta información es imprescindible. Antes de abrir el envase la guardamos en un lugar fresco donde no reciba la luz del sol y, una vez abierta, la metemos en el frigorífico. Pero, ¿sabes si se puede congelar la leche? Seguramente te parezca raro, pero la respuesta es que sí.

Nuestro consejo.

La leche puede congelarse, pero debes saber que su textura quedará grumosa, por lo que no te aconsejamos congelar la leche a no ser que sea una urgencia o vayas utilizarla como ingrediente para alguna receta como batidos o helados. Eso sí, puedes estar seguro de que si lo haces va a mantener todo su valor nutritivo, enzimas y probióticos (estos últimos solo si la leche es cruda). A continuación te contamos más y te damos algunos trucos.

Frigorífico Bosch con puerta abierta

¿Qué debes tener en cuenta antes de congelar la leche?

Si tienes un excedente de leche que quieres congelar, tanto si es leche fresca como pasteurizada, debes saber que el máximo tiempo que puede estar en el congelador es seis meses. Además, sigue nuestros consejos:

  • Congela la leche antes de su fecha de caducidad.
  • A la hora de descongelarla, es imprescindible hacerlo en la nevera para prevenir la aparición de bacterias y que recupere su aspecto lo más posible.
  • La leche gana volumen cuando se congela. Por ello es importante elegir un recipiente adecuado. Si te decantas por el cristal, te recomendamos que no llenes el envase por completo y que lo dejes ligeramente abierto. Además, elige un cristal grueso que aguante mejor las temperaturas bajas.
  • Cuando veas la leche congelada, observarás que cambia de color, algo normal ya que la grasa y el suero se separan.
  • Agítala antes y después de congelarla para recuperar al máximo su consistencia.

¿Se puede congelar leche de otros tipos?

Además de la leche que proviene de origen animal, cada vez es más frecuente el consumo de leche vegetales en casa. Lo que sucede es que, aunque nos refiramos a ellas como leche, en realidad son bebidas con una composición distinta y algunas de ellas sufren todavía más a la hora de volver a su estado original. Por ello, no es aconsejable congelar la leche de soja; sin embargo, sí puedes congelar la leche de avena y la de coco.

En el caso de la leche condensada, quizá te cueste un poco más congelarla por su contenido en azúcar. Además, debes tener en cuenta que, en lugar de seis meses, solo es conveniente tenerla tres meses en el congelador.

Congelar la leche materna.

Cuando se trata de la leche materna, también se puede congelar hasta medio año. Aunque debes prestar atención a algunos detalles:

  • Trata de congelar la leche materna nada más extraerla para que no pierda sus propiedades.
  • Almacena la leche en biberones o en bolsas hechos de materiales libres de BPA, un químico tóxico.
  • Distribúyela en raciones pequeñas para que se congele más rápido y conserve todo su poder nutritivo.
  • Una vez descongelada, la leche materna se conserva hasta 2 horas a temperatura ambiente y 24 horas si está en el frigorífico.
  • ¿Puedes añadir más leche a la que está ya congelada? Solo si ha sido previamente refrigerada.

Al vacío, otra manera de conservar más tiempo la leche.

Además de congelar la leche, hay otra forma de hacer que dure más tiempo. ¿Habías pensado en almacenarla al vacío? Con este sistema aguanta el doble de tiempo. Para hacerlo, en Bosch contamos con la batidora de vaso al vacío 2 en 1 VitaMaxx. Puedes usarla tanto para preparar tus batidos y smoothies de frutas y verduras, que quedarán con una textura más homogénea y un color más vivo, además de que mantendrán hasta 5 veces más vitamina C pasadas 24 horas. Pero también puedes almacenar al vacío sólidos y líquidos, como la leche, gracias a sus recipientes especiales.

 

Esperamos haber resuelto tus dudas. Si quieres descubrir más información sobre conservación de alimentos, ¡sigue nuestro blog!

¿Te ha gustado?

Suscríbete a nuestro newsletter y semanalmente recibirás en tu correo nuestros mejores post.

 

He leído y acepto la Política de privacidad. Al introducir tu email, das tu consentimiento a BSH ELECTRODOMÉSTICOS ESPAÑA, SA (en adelante, BSH-E) para que, como responsable, trate tus datos personales para enviarte newsletters con artículos del blog. Incluimos un enlace de baja en todas ellas. Puedes ejercer tus derechos de protección de datos enviando un email a Data-Protection-ES@bshg.com.