El aceite es una de las piedras angulares de la cocina. Ya sea como aderezo o para freír alimentos, prácticamente no hay cocina española donde no haya, por lo menos, una botella de aceite. Y decimos “por lo menos” porque, como sabrás, hay muchos tipos de aceite con los que se puede cocinar. Cada uno ofrece un sabor, una serie de ventajas y propiedades organolépticas propias, y precisamente toda esa variedad hace que algunos estén más indicados que otros para cada uso. Conocerlos bien es imprescindible para utilizarlos cuando toque y sacarles el máximo provecho.

Uno de los más utilizados es, sin duda, el aceite de oliva, y es precisamente del que queremos hablarte hoy, porque seguro que te has hecho muchas veces la pregunta que encabeza este post. No te preocupes porque hoy vamos a responderla.

¿Cuál es el aceite de oliva para cocinar?

Empecemos derribando un mito: sí, el aceite de oliva es perfecto para cocinar. De hecho es muy recomendado en comparación con otros aceites vegetales como el de girasol, coco, palma o maíz. Esto es debido a que, a una temperatura de cocinado de 180 grados, libera muchas menos sustancias perjudiciales que el resto, gracias a su contenido de grasas monoinsaturadas.

Y, dentro de esta variedad, el mejor es el virgen extra, porque aguanta mejor las altas temperaturas y además aporta sabor, textura y propiedades beneficiosas a los alimentos cocinados con él.

aceite de oliva para cocinar

Así que ya lo sabes, el aceite de oliva virgen extra no solo puede consumirse crudo, también se puede cocinar con él. Eso sí, es importante que vigiles la temperatura para que no se queme, porque perderá propiedades y podrían generarse sustancias perjudiciales para el organismo. Para evitarlo, nuestras placas de inducción con PerfectFry te permiten controlarla en todo momento. Solo tienes que elegir uno de los hasta cinco niveles predefinidos y la sartén se calentará a la temperatura perfecta para cada cocinado. Una vez alcanzado el nivel deseado, suena una señal acústica y la placa se encargará de controlar la temperatura para que sea estable.

Es el mismo sistema que utiliza el sensor PerfectCook para garantizar una cocción en olla a la temperatura perfecta, pero aplicado a sartenes. Porque queremos que cocines #LikeABosch en todos los recipientes.

¿Aceite de coco o de oliva para cocinar?

No todos los aceites sirven para todo. No es lo mismo freír un huevo que aderezar una ensalada o preparar un postre, por eso hay que saber cuál utilizar en cada momento. Cada vez son más los aceites de diferentes tipos que van abriéndose paso hacia nuestras cocinas, y uno de los más recientes es el aceite de coco. Puedes tenerlo perfectamente junto al de oliva virgen extra, porque son complementarios.

Se extrae de la pulpa de esta fruta y tiene gran cantidad de grasas saturadas. Su uso es muy popular entre las personas veganas para sustituir a la mantequilla y otros productos derivados de las grasas animales. A diferencia del aceite de oliva, su sabor es suave, lo que lo convierte en una opción idónea para cocinar alimentos al horno, especialmente si se trata de pasteles o bizcochos, que se impregnarán del dulce aroma del coco.

Freír con aceite de oliva

¿Qué es mejor, freír con aceite de oliva o de girasol?

La respuesta a esta pregunta dependerá de lo que estés cocinando. Como te hemos dicho, dentro de los aceites vegetales uno de los más recomendados, debido a sus propiedades, es el de oliva virgen extra. Aunque si entramos en las cualidades organolépticas, es decir, en lo referente al sabor y aroma, es importante reconocer que la intensidad de sabor que proporciona es mayor que la del aceite de girasol. Por eso hay alimentos que será conveniente freír con uno o con otro, siempre dependiendo de nuestras preferencias o de los sabores que queramos potenciar. Al final, como tantas otras cosas, depende del gusto.

Para lo que sí se recomienda el aceite de girasol es para ligar salsas y mayonesas, especialmente si las prefieres con un sabor más suave.

controlar temperatura aceite

¡Duda solucionada! Ahora ya sabes que puedes cocinar perfectamente con aceite de oliva (si es virgen extra mucho mejor), y combinarlo con otras variedades, dependiendo del plato y de la preparación. Así que, si quieres estar preparado para todo y cocinar #LikeABosch, haz sitio en tu cocina para diferentes tipos de aceite. ¿Nos hemos dejado alguno que consideras imprescindible? ¡Cuéntanoslo en los comentarios y tomamos nota!

 

 

 

 

¿Te ha gustado?

Suscríbete a nuestro newsletter y semanalmente recibirás en tu correo nuestros mejores post.

 

He leído y acepto la Política de privacidad. Al introducir tu email, das tu consentimiento a BSH ELECTRODOMÉSTICOS ESPAÑA, SA (en adelante, BSH-E) para que, como responsable, trate tus datos personales para enviarte newsletters con artículos del blog. Incluimos un enlace de baja en todas ellas. Puedes ejercer tus derechos de protección de datos enviando un email a Data-Protection-ES@bshg.com.