Es quizá uno de los electrodomésticos alrededor del cual se genera más debate: ¿Estropea la ropa la secadora?, ¿puede incluso encogerla? Seguro que más de una vez has escuchado o incluso te has hecho estas preguntas. La respuesta más rápida es que no tienes que preocuparte al usar tu secadora porque, si lo haces con el programa adecuado y siguiendo las instrucciones, no solo no estropeará tu ropa, sino que ayudará a que esté como el primer día.

Si quieres una respuesta más extensa, podríamos explicarte que las secadoras han evolucionado mucho en los últimos años y que actualmente están diseñadas para proteger las prendas. Por ejemplo, los modelos de Bosch te ofrecen programas específicos para cada tejido, que combinan tiempo y temperatura para garantizar el máximo cuidado.

Eso sí, es cierto que hay prendas que es mejor no meter en la secadora, ya que podrían sufrir daños, pero eso está más relacionado con el material de la ropa que con el proceso y temperatura de secado. Para entenderlo mejor es importante saber por qué encoge la ropa.

¿Por qué se encoge la ropa en la secadora?

Las fibras que forman los tejidos más delicados, como la lana o el algodón, tienden a enroscarse sobre sí mismas, rizándose. Eso hace que queden pegadas unas a otras y sea casi imposible separarlas. Cuanto más calor, presión y movimiento sufren, más nudos se forman. Y, al plegarse sobre sí mismas, las fibras se reducen y con ellas el tejido, lo que provoca que tu jersey encoja.

Ahora que ya conoces el origen del problema, queremos ofrecerte algunos consejos para saber qué ropa meter en la secadora y cómo debes hacerlo.

¿Qué ropa puedo meter en la secadora?

Las prendas que sí puedes meter en la secadora son:

  • Prendas sintéticas y de algodón como vaqueros, camisas, toallas, sábanas o mantas.
  • Ropa de lana, pero siempre que sea apta para la secadora y utilizando el cesto especialmente diseñado para ello, que evita el roce y la fricción con otras prendas o las paredes del tambor. Además, gracias a la estructura y las palas asimétricas, las secadoras Bosch ofrecen un secado más cuidadoso de las prendas.
  • Zapatillas deportivas, que también puedes poner en el mismo cesto especial que la ropa delicada, como las camisetas sintéticas.
  • Los peluches de los más pequeños.

Por el contrario, las prendas que no deberías meter en la secadora son:

  • Ropa con gomas como baberos o bolsos, ya que podrían derretirse debido a la alta temperatura.
  • Ropa de algodón puro o lino.
  • Prendas con rellenos de espuma.

En todo caso, te aconsejamos que antes de poner cualquier prenda en la secadora consultes su etiqueta para comprobar si es apta.

 

Aprende cómo utilizar tu secadora

Antes de ponerla, lo mejor es separar la ropa por tejidos y peso, ya que cada prenda necesita un tiempo y una temperatura de secado distintos. Así tendrás un secado uniforme. A continuación, cierra todas las cremalleras, abrocha los botones y anuda los cinturones para evitar desperfectos en tu ropa.

¡No te pases con la temperatura! Más calor no significa un mejor secado, de hecho, puede llegar a estropear tus prendas. Para ayudarte, las secadoras Bosch cuentan con sensores que miden la temperatura y la humedad en el interior del tambor para que el secado sea el perfecto.

Además, nuestras secadoras A+++ de bomba de calor secan a temperaturas inferiores a las de condensación para que tus prendas estén como el primer día. Y el sistema de secado delicado aprovecha el aire caliente y el movimiento del tambor para proteger tus prendas más delicadas.

Ya conoces todos los secretos para sacar el máximo rendimiento a tu secadora y no preocuparte por si va a estropear tu ropa. Y, si todavía no tienes una, echa un vistazo a esta guía para elegir la que necesitas.

¿Te ha gustado?

Suscríbete a nuestro newsletter y semanalmente recibirás en tu correo nuestros mejores post.

 

He leído y acepto la Política de privacidad. Al introducir tu email, das tu consentimiento a BSH ELECTRODOMÉSTICOS ESPAÑA, SA (en adelante, BSH-E) para que, como responsable, trate tus datos personales para enviarte newsletters con artículos del blog. Incluimos un enlace de baja en todas ellas. Puedes ejercer tus derechos de protección de datos enviando un email a Data-Protection-ES@bshg.com.