No, para nada, el suavizante para la ropa no es perjudicial, ni tampoco hace falta que te haga temer por tu ropa. Es un producto muy útil, pero cuyo uso sí que tiene cierto matices que debes conocer. Por ejemplo, existen algunos programas de la lavadora que, directamente, no lo cogen del cajetín porque entienden que no es adecuado para el tejido, como por ejemplo con determinadas prendas deportivas. Si sigues con nosotros en este artículo, te contamos algunos detalles más para despejar incógnitas.

¿Para qué sirve el suavizante para la ropa?

El suavizante es un producto que habitualmente se vende en estado líquido, aunque también es posible encontrarlo en otros formatos, como toallitas. Para elegirlo nos basamos en el aroma que deja en las prendas pero, en realidad, tiene muchas otras funciones.

Este producto cuenta con tensioactivos, una sustancia que se adhiere a las fibras de los diferentes tejidos de la ropa, obteniendo como resultado más esponjosidad, volumen y, por supuesto, aroma. Es especialmente eficaz, por ejemplo, en la ropa 100% algodón. Por otro lado, también contribuye a reducir la aparición de arrugas y a facilitar el planchado. No obstante, deberías ser consciente de que no tiene propiedades limpiadoras.

¿De verdad no daña la ropa?

A pesar de los mitos más extendidos, puedes estar tranquilo: el suavizante para la ropa ni la mancha ni la estropea. Pero aquí llega la segunda matización importante: por mucho que elijas siempre el suavizante de ropa que mejor huele del supermercado, echar más no da mejores resultados. Es fundamental dosificarlo en su cantidad justa y adecuada. ¿Cómo se puede hacer?

  • Tan sencillo como seguir las instrucciones que marca el fabricante del suavizante en su envase. Se tiende a ignorarlas, pero son fundamentales para que la ropa salga perfecta.
  • Tener una lavadora con autodosificación inteligente. Nuestras lavadoras i-Dos incorporan un depósito de medio litro de detergente, otra confirmación de que no es perjudicial, y ellas mismas lo dosifican de forma adecuada a cada colada en función del tipo de tejidos y la carga total. Rellenas el depósito y te olvidas de hacerlo manualmente, más o menos, durante un mes.

suavizante para la ropa

Motivos por los que no usar suavizante

  • Si la ropa la vas a secar en una secadora de condensación, en Bosch te aconsejamos que prescindas del suavizante.
  • Si la prenda no te lo permite. Los símbolos de las etiquetas de la ropa están para cumplirse. Si te informa de que es mejor lavar sin suavizante, hazle caso.
  • Con respecto al punto anterior, lo cierto es que no es muy habitual encontrar prendas que no lo acepten, exceptuando unos tejidos muy concretos: la ropa deportiva y la de microfribras. Mejor omite el suavizante para que sigan manteniendo características tan importantes como la impermeabilidad.
  • Si el programa de la lavadora no coge el suavizante, por pura lógica, es mejor no echarlo. Y es que cuando abras el cajetín para secarlo al terminar la colada verás que sigue ahí intacto y que no ha servido de nada gastar esa cantidad.

¿Y tú eres de los que usan suavizante para la ropa siempre en la colada? ¿Tienes algún aroma favorito? Nos lo puedes contar en las redes sociales.  Y si tienes cualquier duda sobre los programas de la lavadora que utilizan o no suavizante, solo tienes que llamarnos al 976 305 713, decirnos el modelo y te contaremos todo lo que necesitas anotar sobre el tema.

5/5 - (1 voto)
¿Te ha gustado?

Suscríbete a nuestro newsletter y semanalmente recibirás en tu correo nuestros mejores post.

 

He leído y acepto la Política de privacidad. Al introducir tu email, das tu consentimiento a BSH ELECTRODOMÉSTICOS ESPAÑA, SA (en adelante, BSH-E) para que, como responsable, trate tus datos personales para enviarte newsletters con artículos del blog. Incluimos un enlace de baja en todas ellas. Puedes ejercer tus derechos de protección de datos enviando un email a Data-Protection-ES@bshg.com.