Controlar adecuadamente la temperatura del aceite es vital para quienes pretenden cocinar #LikeABosch, es decir, consiguiendo un nivel de eficiencia y de sabor difícilmente superable.

Por eso, en Bosch incorporamos la tecnología PerfectFry a nuestras placas de inducción. Gracias a esta innovación es posible controlar al máximo la temperatura del aceite, garantizando un cocinado perfecto de los alimentos gracias a sus 5 niveles de temperatura.

PerfectFry, una garantía de salud, seguridad y sostenibilidad

Esta nueva prestación de las placas Bosch garantiza precisión, seguridad y salud en cada alimento que se vaya a cocinar. ¿Por qué? Muy sencillo: los alimentos son materia orgánica, y cada uno requiere de una temperatura de cocción diferente, para no ponerse malos.

Con este sistema de control automático de la temperatura del aceite, los ingredientes nunca se queman. Esto resulta mucho más sano ya que no se forman sustancias perjudiciales para la salud, como por ejemplo las acrilamidas, un compuesto orgánico que es potencialmente cancerígeno y que aparece al freír a temperaturas demasiado elevadas determinados alimentos, como patatas, churros o pan.

Este sistema fomenta, también, la seguridad en el hogar. ¿A quién no se le ha olvidado, alguna vez, la sartén en el fuego? Ante cualquier despiste, los sensores de las placas de inducción Bosch que incorporan el sistema PerfectFry mantienen la temperatura del aceite siempre en el punto preciso para la cocción deseada y garantizando que, por mucho tiempo que pase, siempre esté por debajo del punto de inflamación. Así, se evitan accidentes.

Además, se trata de una tecnología muy eficiente ya que siempre se aplica la potencia justa y necesaria para freír los alimentos, lo que supone un considerable ahorro energético en el hogar.

Cómo utilizar PerfectFry en tu placa de inducción

La utilización del sistema PerfectFry en las placas de inducción Bosch es sumamente sencillo. Basta con seleccionar el nivel deseado, y una señal acústica te avisará cuando se haya alcanzado la temperatura ideal, para que puedas añadir tus alimentos y crear recetas como un auténtico MasterChef.

Existen 5 niveles de temperatura diferentes:

  • Nivel 1: Muy bajo. Perfecto para preparar y calentar salsas.
  • Nivel 2: Indicado para freír con aceite de oliva o hacer tortillas.
  • Nivel 3: Medio/bajo. Adecuado para cocinar pescados, salchichas…
  • Nivel 4: Medio/alto. Propicio para hacer filetes o saltear verduras.
  • Nivel 5: Ideal para hacer patatas fritas o cocinar filetes al punto.

Te animamos a ver el siguiente vídeo, en el que te contamos al detalle cómo funciona el control de temperatura de las placas Bosch gracias a PerfectFry:

El sistema está disponible para todas las zonas de cocción, también para la zona de 32 centímetros y la zona FlexInducción, y se puede utilizar también con accesorios como el Teppan Yaki y el grill.

Y tú, ¿quieres cocinar #LikeABosch y controlar al máximo la temperatura del aceite en tu cocina? Si tienes alguna duda sobre cómo hacerlo, déjanos un comentario o pregúntanos a través de nuestras redes sociales.

¿Te ha gustado?

Suscríbete a nuestro newsletter y semanalmente recibirás en tu correo nuestros mejores post.

 

He leído y acepto la Política de privacidad. Al introducir tu email, das tu consentimiento a BSH ELECTRODOMÉSTICOS ESPAÑA, SA (en adelante, BSH-E) para que, como responsable, trate tus datos personales para enviarte newsletters con artículos del blog. Incluimos un enlace de baja en todas ellas. Puedes ejercer tus derechos de protección de datos enviando un email a Data-Protection-ES@bshg.com.