Al final has acabado comiendo más fuera que dentro de casa y ese pan que habías comprado con tanta ilusión ha quedado abandonado al fondo del cajón. ¿Te suena? ¡Pues olvídate de tirarlo! El pan es una fuente maravillosa de recetas. Da igual que esté duro o seco. Toma nota de todo lo que puedes hacer con él. ¡Aquí no se tira nada!

Congelar el pan

 Seguro que no es la primera vez que lo piensas. Congelar el pan que no vayas a utilizar es el mejor remedio para no tener que tirarlo. Nuestra recomendación es que, antes de meterlo en el congelador, lo rebanes. De esta manera, podrás utilizarlo por las mañanas para preparar unas deliciosas tostadas sin necesidad de esperar a que se descongele. Hazte con un tostador con función descongelador y disfruta de una tostada crujiente en cuestión de segundos. Ah, y ya que estás, prepárate un desayuno especial. Tostadas con fresa y queso o con aguacate y huevo. Aquí tienes todas nuestras ideas de desayuno para que comiences bien la mañana. Además, si te haces con un tostador con la prestación AutoHeat, conseguirás que el tostado quede homogéneo por ambos lados. ¡Delicioso!

Pan rallado

Hacer pan rallado

Cuando piensas que el pan está tan duro que no puedes hacer nada con él, es que… ¡todavía tiene una vida más! Puedes convertirlo rápidamente en pan rallado utilizando para ello un robot de cocina adecuado como nuestro MultiTalent 8 y este accesorio especial. Gracias a la potencia y precisión de este dúo conseguirás que el pan quede listo para utilizar en la cocina.

Y, si quieres añadirle un toque especial, prueba a añadirle una cucharadita de pimentón. El pan rallado no solo tomará un espectacular color rojo sino que los alimentos que reboces con él tendrán un sabor diferente. ¡Delicioso!

Recetas dulces con el pan

¡Aquí está la solución que estabas esperando! Y es que el pan duro o viejo es el ingrediente perfecto para algunos dulces caseros. No te limites a las tradicionales torrijas o las tostadas francesas. Existen muchas otras elaboraciones que puedes preparar fácilmente.

Es el caso del pudin de pan. Este delicioso postre se elabora con pan del día anterior, aunque también se puede preparar con magdalenas o bizcochos secos. Prepara caramelo al baño maría y distribuyelo por el molde que vayas a utilizar. Corta el pan en trozos pequeños y mójalos en leche tibia. Mientras el pan se queda en remojo, mezcla en tu batidora de vaso 7 huevos con 200 gramos de azúcar y un poco más de leche. Junta ambas elaboraciones y mezcla bien. Coloca la mezcla en el molde. Mételo en el horno durante una hora a 180 º C. ¡A disfrutar!

También puedes preparar un bizcocho de pan duro. Solo tendrás que utilizarlo como si fuera harina en la elaboración de un bizcocho. Mézclalo con leche, huevos, azúcar y vainilla o canela. Hornéalo hasta que esté listo y… ¡ya tienes listo el desayuno perfecto!

Y, si te gustan los postres de cuchara, apúntate este nombre. Sopas de leche. Es el nombre de un postre tradicional que se prepara hirviendo la leche junto al pan duro y añadiendo azúcar y canela. ¡Así de fácil!

¿Ya sabes cómo vas a utilizar el pan que tenías olvidado en tu cocina? Cuéntanoslo publicando tu receta en las redes sociales con el hashtag #cocinaconBosch. ¡Queremos conocer todos tus secretos!

¿Te ha gustado?

Suscríbete a nuestro newsletter y semanalmente recibirás en tu correo nuestros mejores post.

 

He leído y acepto la Política de privacidad.
Al introducir tu email, das tu consentimiento a BSH ELECTRODOMÉSTICOS ESPAÑA, SA (en adelante, BSH-E) para que, como responsable, trate tus datos personales para enviarte newsletters con artículos del blog. Incluimos un enlace de baja en todas ellas. Puedes ejercer tus derechos de protección de datos enviando un email a Data-Protection-ES@bshg.com.