El microondas es posiblemente el electrodoméstico que más utilizamos a lo largo del día, sin embargo, hacemos un uso casi sistematizado de éste, y no aprovechamos todas las posibilidades que nos brinda. Calentamos el café por la mañana, descongelamos la carne que vamos a usar en la cena y recalentamos los platos cuando se nos han quedado fríos. Pero es que este electrodoméstico puede utilizarse para muchísimo más de lo que piensas: ¿no conoces estos trucos para el microondas?

Cocinar al grill con el microondas

Si tienes un microondas con grill puedes utilizarlo para que tus alimentos queden perfectamente dorados. El grill, tal y como te explicamos en este artículo, cuece los alimentos desde el interior y tuesta la parte exterior, haciendo que queden crujientes. Utilizar esta función es una alternativa a la fritura de los alimentos.

microondas Bosch

Cocina al vapor con el microondas

Cocinar al vapor es uno de los mejores trucos para el microondas que te podemos enseñar. Además, es de las formas más saludables de preparar a tus platos. No solo mantiene todos los nutrientes, sino que el aspecto de tu alimento mantendrá sus colores y texturas. Para cocinar al vapor en el microondas, cubre el plato en el que pones el alimento con papel film y cocínalos a potencia media. Así, con esta especie de burbuja que hemos creado en la que no entra aire, con el calor el alimento suelta el agua que tiene dentro y se cocina al vapor con su propio jugo. Este tipo de cocción es perfecta para verduras, pescados o patatas.

Si lo prefieres, también puedes utilizar accesorios diseñados para cocinar al vapor en el microondas o, directamente, hacerlo en el horno.

Haz una bechamel perfecta

¿Una bechamel en el microondas? ¡Pues claro! Uno de los trucos para que quede sin grumos es usar leche caliente. Así que antes de ponerte a cocinar, asegúrate de haber metido este ingrediente al micro durante 1 o 2 minutos. ¡Quedará perfecta! Tanto de esta forma, como con los trucos de este artículo.

Patatas chips en el microondas: otro trucazo

Hacerte unas patatas fritas al microondas es más fácil de lo que estás pensando. Sencillamente debes cortarlas en rodajas muy finas y colocarlas una al lado de la otra sobre una bandeja de cristal forrada con papel de horno. Mételas al micro a potencia máxima y calienta durante 8 minutos  (o hasta que las patatas se tuesten), Así, las patatas pierden toda su humedad y quedan crujientes.

Si después de 8 minutos, las patatas no están en su punto, pon el microondas por fases de 1 minuto, hasta que tengan ese punto crujiente que tanto te gusta.

Al terminar, ponles tu toque personal: sal, pimienta, pimentón u orégano, ¡tú eliges!

Patatas chips en el microondas

Corta la cebolla sin llorar

Si metes la cebolla al microondas evitarás, por fin, dejar de llorar cuando la cortas o la picas. Un truco muy útil para lograrlo es quitarle la piel a la cebolla, cortar ambos extremos y calentarla a potencia media en el microondas durante 30 segundos. ¡Agradecerás tenerlo en tu lista!

Aromatiza aceite en 30 segundos

Darle un toque de sabor diferente a nuestros platos puede ser tan sencillo como usar un aceite aromatizado o con matices. Pero aromatizar el aceite puede costar días si lo hacemos de la forma tradicional. Sin embargo, usando el microondas podemos tener nuestro aceite aromatizado en menos de un minuto. Introduce el ingrediente que vas a utilizar para aromatizar en el recipiente con el aceite (romero, tomillo, pimienta o incluso guindilla) y calienta a potencia media (600W) durante 30-40 segundos.

Saca el máximo jugo a tus cítricos

Otro truco para el microondas que no puede faltar. Para que tus naranjas y limones saquen todo el jugo cuando los exprimas, introdúcelos en el microondas a potencia máxima durante 15 – 20 segundos. Con el calor, los alimentos soltarán todo el todo el jugo y cuando los exprimas obtendrás mucha más cantidad de zumo. Ahora que llega el buen tiempo, es un buen momento para poner en práctica este truco.

Quita las pieles de tus alimentos con más facilidad

Con el calor, la piel se despega del alimento y retirarla es mucho más sencillo y limpio, además nos evitamos dañar el ingrediente o retirar parte de su carne. Este truco es muy útil para pelar tomates o ajos. Para los tomates calienta a potencia media (600W) durante 30 segundos y después retira la piel.  Para los ajos, con 15 segundos será suficiente.

Con todos estos trucos ya no tienes excusas para sacarle el máximo partido. Además de calentar la leche del desayuno, también te ayudará a preparar un zumo con más jugo, ¡y mucho más! ¿Había alguno de estos trucos para el microondas que no conocías? Déjanos un comentario, también si tienes dudas para que podamos ayudarte.

 

 

¿Te ha gustado?

Suscríbete a nuestro newsletter y semanalmente recibirás en tu correo nuestros mejores post.

 

He leído y acepto la Política de privacidad. Al introducir tu email, das tu consentimiento a BSH ELECTRODOMÉSTICOS ESPAÑA, SA (en adelante, BSH-E) para que, como responsable, trate tus datos personales para enviarte newsletters con artículos del blog. Incluimos un enlace de baja en todas ellas. Puedes ejercer tus derechos de protección de datos enviando un email a Data-Protection-ES@bshg.com.