Es imposible saber quién fue el inventor del horno. Lo que sí sabemos es que el primero que manejó el fuego tuvo que ser un homo erectus hace… ¡700.000 años! Probablemente empezaron a usarlo para cocinar poco tiempo después.

La idea de “encerrar” el fuego en un espacio reducido es mucho más reciente. Veamos un poco más de la historia de este invento imprescindible en nuestras vidas.

Innovación e historia del horno

  • Los primeros yacimientos en los que hay hornos se encuentran en el centro de Europa y tienen unos 30.000 años. En plena glaciación, ¿cuál era el plato preferido de los hombres? Los restos orgánicos no engañan: ¡los mamuts!
  • 4.000 años a. de C., los egipcios ya usaban los hornos de barro para cocer el pan, alimento que con el paso del tiempo perfeccionaron los griegos. Estos últimos inventaron nada más y nada menos que la bollería.
  • A principios del siglo XVIII se empezaron a fabricar los primeros hornos en hierro fundido. Eran mucho más cómodos porque, además de estar hechos de un material más efectivo, tenían mejores puertas para introducir los alimentos y chimeneas para la salida de humos.
  • Tras la Segunda Guerra Mundial, alcanzado un nivel bienestar, el horno como nosotros lo conocemos se convirtió en un éxito en todas las cocinas. La producción se disparó y la tecnología no paró de evolucionar.

El horno y su historia

Lo mejor es que esa evolución continúa, y en Bosch somos parte de ella. Hoy en día, en nuestro catálogo puedes encontrar hornos microondas, ideales para agrupar lo mejor de cada electrodoméstico, especialmente para aquellos hogares donde no hay espacio para instalar ambos. Una necesidad que también cubren nuestros hornos compactos, que sólo tienen 45 cm de alto sin restar ningún tipo de prestación, ¡sólo tamaño!

Una de las últimas innovaciones que más nos gustan son los hornos de vapor, que contribuyen a una dieta saludable y baja en grasa gracias a que mantienen los nutrientes del alimento. Además de cocinarlo jugoso y sabroso. En nuestros hornos puedes aplicar vapor 100% o vapor añadido, que se combina con sus prestaciones de horno multifunción.

Con Bosch es mucho más sencillo cocinar. Porque es posible incluso saber si un bizcocho o un asado han alcanzado el punto ideal de cocción gracias al sensor PerfectBake y a la termosonda PerfectRoast  respectivamente. Para la repostería, PerfectBake mide la humedad que hay en el interior del horno y detecta cuando el bizcocho está en el punto óptimo, acabando así el proceso de cocción. En el caso de PerfectRoast, la termosonda cuenta con tres puntos de medición, precisa y exacta, que miden la temperatura interior del alimento y que finaliza cuando alcanza la ideal.

Ultima tecnologia en hornos

Otra gran guía que nos proporcionan los hornos Bosch es el asistente de cocinado Assist que, seleccionando entre los platos memorizados que figuran en el display, el horno elegirá los parámetros óptimos para cocinar. Y, además, aconseja sobre cómo realizar el proceso de cocción del plato seleccionado: en qué nivel colocar la bandeja o qué recipiente utilizar.

¿Y qué hay de la limpieza del horno? Gracias a la pirólisis, tu horno se limpia solo mientras puedes dedicarte a cualquier otra cosa.

Muchas, muchísimas posibilidades nuevas. Más facilidad, más sabor y más eficiencia energética. ¡Nunca habrás probado un mamut tan rico! 😊

¿Te ha gustado?
Suscríbete a nuestro newsletter y semanalmente recibirás en tu correo nuestros mejores post.

Mediante el envío de tus datos personales confirmas que has leído y aceptas la política de privacidad. Aviso legal

Sobre el autor

Sabemos que hay muchas cosas que no podemos contarte en un manual, por eso hemos abierto este blog. Te queremos ayudar a sacar el mayor partido a tus electrodomésticos con nuestros mejores trucos y consejos. Esperamos que preguntes lo que necesites, porque estamos a tu disposición para resolver todas tus dudas.

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.