Es fácil que a la hora de comprar una plancha nueva te asalte la duda. ¿Debería comprar una plancha de vapor o es mejor que me haga con una plancha de inyección? Quizá sea la primera vez que oigas hablar de las “planchas de inyección”. No te preocupes, se trata de una duda habitual ya que ambas planchas consiguen resultados excelentes. Sin embargo, a veces no resulta fácil decidirse por una u otra alternativa. Hoy hablamos de las planchas de inyección. Cuáles son sus ventajas y para qué tipo de planchado están recomendadas. ¿Empezamos?

 

¿Qué es una plancha de inyección?

 A diferencia de los centros de planchado y de las planchas de vapor, las planchas de inyección cuentan con un motor interno que inyecta el vapor directamente en los tejidos. Gracias a ello, las planchas de inyección consiguen hasta un 45% más de penetración en los tejidos que una plancha de vapor tradicional. Esto quiere decir que alcanzan los mejores resultados con una sola pasada.

¿Cómo puedes saber si la plancha de inyección es la mejor para ti? Muy fácil. Las planchas de inyección son ideales si…

  • Buscas una plancha potente que te asegure los mejores resultados.
  • Planchas con frecuencia, pero no cuentas con mucho espacio para guardar la plancha.
  • Quieres una plancha que sea cómoda, segura y fácil de utilizar.
  • Buscas alcanzar resultados de planchado profesionales sin invertir mucho tiempo.

 

Ventajas de las planchas de inyección

 Como ya has podido comprobar, las planchas de inyección son una buena alternativa cuando se trata de conseguir los mejores resultados de planchado. Pero, además, cuentan con otra serie de ventajas:

  • El tamaño perfecto. Las planchas de inyección tienen la apariencia de una plancha tradicional, ligeramente más grandes. Esto es porque en su interior esconden un motor de inyección que impulsa el agua desde el depósito hasta la cámara de vapor. Una funcionalidad con la que también cuentan los centros de planchado. Sin embargo, estos son mucho más voluminosos.
  • ¡Más vapor! Gracias al sistema de inyección, este tipo de planchas generan más vapor que las planchas habituales, consiguiendo que el vapor penetre mejor en los tejidos, lo que se traduce en menos arrugas.
  • Buenos resultados en una sola pasada. Olvídate de repasar el planchado de tus prendas. Invirtiendo poco tiempo conseguirás resultados profesionales.
  • Función Antishine. Las planchas de inyección de Bosch cuentan con prestaciones extra tan interesantes como esta, que protege las prendas oscuras y delicadas evitando que aparezcan brillos.
  • Función i-Temp. Olvídate de consultar el tipo de tejido de la prenda que vas a planchar y de ajustar la temperatura de la plancha. Esta función mantiene la plancha con la temperatura y el vapor ideal para que planches cualquier tejido (apto para el planchado) sin dañarlo.
  • Plancha tranquilo y seguro. Gracias a la función SensorSteam de las planchas de inyección de Bosch, tu plancha solo producirá vapor cuando la tengas sujeta con la mano. Su sistema inteligente evitará que genere vapor cuando no detecta tu mano, lo que mantendrá tu seguridad además de ahorrar agua y energía.
  • Cuenta con un sistema de limpieza 4AntiCalc que mantiene tu plancha libre de depósitos de cal, asegurando el buen mantenimiento de tu plancha y alargando su vida.

Si ya te has decidido por una plancha de inyección, date una vuelta por nuestra página web. Encontrarás diferentes modelos de planchas, una para cada necesidad.

 

¿Te ha gustado?

Suscríbete a nuestro newsletter y semanalmente recibirás en tu correo nuestros mejores post.

 

He leído y acepto la Política de privacidad. Al introducir tu email, das tu consentimiento a BSH ELECTRODOMÉSTICOS ESPAÑA, SA (en adelante, BSH-E) para que, como responsable, trate tus datos personales para enviarte newsletters con artículos del blog. Incluimos un enlace de baja en todas ellas. Puedes ejercer tus derechos de protección de datos enviando un email a Data-Protection-ES@bshg.com.