Cada verano pasa lo mismo. Aprovechando las vacaciones seguro que más de un día tienes una comida con toda la familia, tíos y primos incluidos. ¿Cuántos os juntáis en casa debajo del toldo o del aire acondicionado? ¿10, 15, 20? Todas las comidas familiares son bienvenidas, pero sabemos que en vacaciones necesitamos unos días de descanso y no queremos pasar horas en la cocina.

Te proponemos unas recetas muy sencillas y veraniegas con las que sorprender a tus invitados. Te permitirán cocinarlas con tiempo y no tener que estar en el último momento en la cocina, sino con todos tomando el aperitivo o pasando la mañana en la playa o en la piscina.

Entrantes

  • Coca de escalivada con anchoas o longaniza.

El olor de esta receta es inconfundible y te permite presentar un entrante saludable. Si te gusta, puedes hacer la masa en casa. Pon a asar, o a “escalivar”, las verduras (tomate, cebolla, pimiento y berenjena) en el horno. Para ello, unta con aceite la bandeja y las hortalizas mientras se precalienta el horno. Ásalas a una temperatura alta y ve dándoles la vuelta de vez en cuando. Ve sacando las verduras a medida que estén asadas, no todas necesitan el mismo tiempo de horneado. A continuación, déjalas enfriar y quítales la piel a la vez que vas cortando tiras. Prepara la masa como si fuese una pizza casera y dispón las verduras por encima con una chorrada de aceite. Añádelo en el horno y a los 10 minutos de horneado pon por encima unas anchoas o longaniza, si te gusta. Déjala enfriar y sírvela en la mesa. Es una receta que puedes preparar con tiempo. Las verduras las puedes asar un par de días antes y guardarlas en la nevera. Igual tendrás que madrugar un poco para preparar la masa y hornear la coca, pero el resultado merece la pena.

  • Tostada de pimientos con queso de cabra.

Añade una chorrada de aceite de oliva en las tostaditas y pon encima generosamente pimiento asado. Por encima, reparte generosamente trocitos de queso de cabra. ¡Listo para servir!

  • Sorbetes de gazpacho de tomate, sandía, melón y cerezas.

Prepara varios gazpachos y ponlos en vasos de chupitos decorados con virutas de jamón, picatostes, aceitunas negras y zanahoria.

Un primer plato ligero

  • Timbal de aguacate y langostinos.

Empieza cociendo los langostinos y cuando estén fríos, pélalos. Coge la mitad y reserva la otra. Pícalos junto con el tomate, cebolla y pepinillos. Añade a la mezcla también jengibre rallado, cilantro y perejil. A continuación pica el aguacate a trozos más grandes que el langostino y mézclalo todo integrando los alimentos. Alíñalo con el zumo de una lima, un toque de mostaza, sal y aceite de oliva. Consérvalo frío y a la hora de emplatar, pon la mezcla dentro de un molde para hacer el timbal. A modo de decoración pon un langostino entero arriba.

  • Milhojas de tomate y mozarella con orégano.

Lava los tomates y córtalos en rodajas de un grosor aproximado de 4 cm. Haz lo mismo con la mozarella fresca. Monta el milhojas combinando una capa de tomate con una de mozarella, repite la acción y guarda los milhojas para que estén fríos. También los puedes montar justo antes de servir. Alíñalos con una vinagreta de pesto y  un toque de orégano.

Segundo plato

  • Solomillo a la pimienta

Empieza limpiando el solomillo y sazónalo con sal y un ligero toque de pimiento. Dóralo con un poco de aceite de oliva. Es muy importante introducirlo en el momento exacto, cuando el aceite está en su punto justo. Si tienes una de nuestras placas de inducción y vitrocerámicas con control de temperatura del aceite sabrás cuando es el momento ya que te avisará la alarma.

Añade en la cacerola, con el jugo que ha quedado del solomillo, cebolla para pochar, cuando esté añade un par de cucharadas de harina y rehógalo con vino de Jerez hasta que espese. Bátelo y añade la nata junto con la pimienta. Déjalo cocer durante 5 – 10 minutos para que se integren los sabores y sírvela junto al solomillo.

  • Pollo al curry

Puedes encontrar nuestra receta favorita aquí. Tiene un toque exótico y diferente y puedes prepararlo el día anterior y calentar 10 minutos antes de servir.

  • Pescado en salsa.

También puedes prepararlo el día anterior ya que la salsa mantendrá la jugosidad del pescado, y calentarlo unos instantes antes de llevar los platos a la mesa. Elige entre la vizcaína, la salsa verde o una más original, te las contamos todas en este post.

Postres

  • Tatín de manzana con helado de vainilla. Ya que tienes el horno encendido después de haber hecho la coca, prepara este postre con una de las frutas que más gustan. ¿No lo has hecho nunca? Sigue los consejos que nos da Directo al Paladar y sorprende a tus invitados.
  • Macedonia de frutas para los que prefieren un postre saludable. Trocea la fruta y deja que suelte su jugo y fructosa. Añade un poco de cava o vino dulce para darle sabor.

Ya que tienes el menú, no dejes que te dé pereza poner la mesa con tu vajilla favorita. La puedes poner en el lavavajillas y que lave por ti. Nuestros lavavajillas tienen cesta superior RackMatic 3 niveles, varillas abatibles y 3º bandeja VarioDrawerPro, para que quepa todo, incluso las fuentes más grandes.

Tampoco te preocupes por el mantel y las servilletas, directas a la lavadora para quitar las manchas de vino y grasa

¿Te ha gustado?
Suscríbete a nuestro newsletter y semanalmente recibirás en tu correo nuestros mejores post.

Mediante el envío de tus datos personales confirmas que has leído y aceptas la política de privacidad. Aviso legal

Sobre el autor

Sabemos que hay muchas cosas que no podemos contarte en un manual, por eso hemos abierto este blog. Te queremos ayudar a sacar el mayor partido a tus electrodomésticos con nuestros mejores trucos y consejos. Esperamos que preguntes lo que necesites, porque estamos a tu disposición para resolver todas tus dudas.

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.