¿Sabías que los huevos son uno de los alimentos con más proteínas? Por eso, la Sociedad Española de Nutrición Comunitaria recomienda que los consumamos de tres a cuatro veces por semanal. Su consumo moderado aporta los nutrientes que nuestro organismo necesita para una vida saludable además de hierro, zinc, vitamina D para fortalecer los huesos y dos nutrientes antioxidantes (la luteína y la zeaxantina) que protegen nuestro sistema ocular.

Hay infinitas formas de cocinar un huevo, pero cocinar el huevo duro es una de nuestras favoritas, por su versatilidad y por lo fácil que es conservarlos después.

Si por mucho que lo has intentado, aún no lo he has pillado el punto, no tienes claro el tiempo de cocción, la yema nunca te queda en el centro y tiene un tono verdoso, y la cáscara se abre mientras lo estás cociendo, ¡sigue leyendo! Tenemos los trucos para hacer el huevo duro perfecto.

1. Deja atemperar los huevos durante una hora. Con esto conseguirás que la cáscara no se rompa y tampoco se agriete al cocer el huevo.

Antes de hacer el huevo duro hay que atemperarlo.

2. Perfora los extremos del huevo. El agujero tiene que ser pequeño por lo que hacerlos con un alfiler, sirve. De este modo, lo que estás provocando es que durante la cocción se libere el aire de dentro de la cáscara y no se rompa.

3. Lleva a ebullición el agua. Tardarás muy poco si la calientas en tu placa de inducción. Una vez el agua hierve, es el momento de bajar el fuego y añadir el huevo con cuidado para que no se rompa la cáscara al golpear con el fondo.

4. Remueve en el mismo sentido el huevo durante 3 minutos. Así la yema cuajará en el centro del huevo. Después, con el agua caliente el huevo seguirá girando favoreciendo que la clara se vaya cociendo alrededor del centro de la yema.

Truco para que la yema del huevo duro quede en el centro.

5. Cuece el huevo 15 minutos. Es el tiempo necesario para que la clara se cueza y la yema quede jugosa.

6. Enfría el huevo en agua con hielo. Al retirar los huevos del fuego no se está parando su cocción porque el calor residual que queda en la cáscara sigue cociendo el huevo. Para esto, pon el huevo en un bol con agua y cubitos para que se enfríe. No sólo estarás terminando con la cocción, también te será más fácil quitar la cáscara.

7. Una forma de cocinar muchos huevos duros de una vez es meterlos en el horno. ¿Quieres saber cómo? Atento a este truco #cocinaconBosch para preparar y pelar un montón de huevos duros en poco tiempo.

El huevo duro lo puedes hacer en el horno.

¿Qué te ha parecido? Si creías que hacer un huevo duro era lo más sencillo del mundo, ahora sabes que tiene sus trucos. Síguelos y notarás la diferencia.

¿Te ha gustado?
Suscríbete a nuestro newsletter y semanalmente recibirás en tu correo nuestros mejores post.

Mediante el envío de tus datos personales confirmas que has leído y aceptas la política de privacidad. Aviso legal

Sobre el autor

Sabemos que hay muchas cosas que no podemos contarte en un manual, por eso hemos abierto este blog. Te queremos ayudar a sacar el mayor partido a tus electrodomésticos con nuestros mejores trucos y consejos. Esperamos que preguntes lo que necesites, porque estamos a tu disposición para resolver todas tus dudas.

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.