El jengibre es un tubérculo muy aromático y con muchas propiedades beneficiosas que ya se utilizaba en la medicina tradicional china y que ha llegado hasta nuestra gastronomía. Destaca por tener un toque refrescante y ser a la vez dulce y algo picante.

Los beneficios del jengibre

¿Cuáles son los beneficios del jengibre?

Principalmente destaca por sus propiedades antiinflamatorias que ayudan a combatir enfermedades respiratorias. Pero también es una excelente opción para aliviar problemas digestivos, la migraña, los dolores de garganta, tiene efectos antioxidantes y es un afrodisíaco natural.

¿Cómo consumir el jengibre?

Utilizado como especia, el jengibre lo puedes utilizar siempre que quieras. Especialmente si quieres darle un toque oriental a tus platos, ya que es una de las especias más utilizadas en su cocina. A nosotros nos gusta añadir unas cucharaditas en las galletas para que tengan un toque entre amargo y dulce, pero también en guisos, ensaladas, zumos, ceviches.

En el supermercado lo puedes encontrar de varias maneras:

  • Fresco: te recomendamos rallarlo e incluirlo en tus recetas. Las primeras veces ten cuidado y lo pongas en pequeñas cantidades hasta que le cojas el punto.
  • En polvo: es perfecto para añadirlo en el sofrito, o para tomar una infusión añadiendo unas cucharaditas (es muy efectivo para las congestiones nasales, favorece la digestión y por las mañanas es antioxidante si preparas un vaso de agua templada con una cucharadita de jengibre).

Cómo consumir el jengibre

¿Cómo conservar el jengibre fresco?

Como ves, no está de más tener siempre jengibre a mano. Nosotros te recomendamos que sea fresco ya que se conserva muy bien en el frigorífico.

Tienes varias formas para conservarlo:

  • En una bolsa de plástico o envuelto en film transparente en el cajón VitaFresh. De este modo se conserva durante más tiempo. Cuando lo quieras consumir, retira la piel que pueda estar seca y ralla la carne del jengibre. Estará en perfectas condiciones.
  • Congelado si tienes una pieza grande y no lo sueles utilizar habitualmente. Para ello, pélalo, corta rodajas y guárdalas en el congelador en bolsas con cierre hermético. De este modo, puedes ir echando mano cuando lo necesites. Así, el jengibre se puede llegar a conservar en óptimas condiciones hasta 6 meses, según un estudio de la George Mateljan Foundation. Si te es más cómodo, también lo puedes congelar picado a trozos pequeños.

¿Haces alguna receta con jengibre?, ¿lo añades siempre a tus infusiones?

Cuéntanoslo en tu comentario, nos encantará saber qué usos le das a este superalimento milenario.

¿Te ha gustado?
Suscríbete a nuestro newsletter y semanalmente recibirás en tu correo nuestros mejores post.

Mediante el envío de tus datos personales confirmas que has leído y aceptas la política de privacidad. Aviso legal

Sobre el autor

Sabemos que hay muchas cosas que no podemos contarte en un manual, por eso hemos abierto este blog. Te queremos ayudar a sacar el mayor partido a tus electrodomésticos con nuestros mejores trucos y consejos. Esperamos que preguntes lo que necesites, porque estamos a tu disposición para resolver todas tus dudas.

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.