Llega el verano y, con él, las ganas de tomar alimentos ligeros y muy fresquitos. Carnes y pescados en frío, deliciosas ensaladas de pescado, patata, verdura o pasta, cremas vegetales… son algunas de las recetas más socorridas. La gran ventaja de este tipo de comidas es que pueden prepararse con antelación, guardarlas en la nevera y sacarlas en el momento justo.

El verano es una estación propicia para comer alimentos saludables y guardar la línea, buscando además una mayor hidratación para sobrellevar lo mejor posible el calor. Las frutas y verduras de verano tienden a ser refrescantes, de sabor dulce y muy ricas en agua, por lo que son una gran opción para calmar la sed.

Frutas y verduras de verano

En España las frutas de verano son principalmente las siguientes: albaricoque, cereza, melocotón, melón, nectarina, sandía, arándano, níspero, paraguayo, tomate, plátano, ciruela claudia, higo, uva, pera, manzana y chirimoya. Con ellas puedes hacer de todo: smoothies, batidos, cremas, helados, zumos, postres, etc.

En cuanto a las verduras de verano en España, también puedes elegir entre una gran variedad: calabacín, calabaza, cebolla, judías verdes, nabo, lechuga, pepino, pimiento (verde o rojo), rábano, remolacha o zanahoria.

Sea cual sea tu elección, podrás hacer múltiples y deliciosas recetas con nuestros robots de cocina, los procesadores de alimentos Bosch, utilizando una batidora de vaso o uno de nuestros exprimidores y licuadoras. Eso sí, si lo tuyo son los postres, la mejor opción es utilizar una batidora especial de repostería.

Aperitivos de verano

Si te decides a preparar un picoteo para tomar tranquilamente mientras lees, escuchas música, estás en la playa o en la piscina, puedes amenizar la espera de la comida principal con alguno de estos entrantes:

  • Ensalada de tartar de aguacate y calabacín con langostinos. Se trata de una comida muy atractiva, que aportará grasas y proteínas a tu organismo.
  • Gazpacho ligero de manzana. Un aperitivo bajo en calorías, pero alto en agua, lo que favorecerá tu hidratación.
  • Rollitos de berenjena, tomate, queso y kale. Es un entrante fresco, muy ligero y rico en fibra.
  • Endivias rellenas de salmón, queso y aguacate. Un aperitivo muy sencillo de hacer y muy ligero, ideal para servir como entrante.

Comidas principales frescas para el verano

A pesar del calor y de que, normalmente, solemos bajar nuestra actividad física y laboral, en el verano también tenemos que nutrirnos bien. Por eso es importante que la comida principal aporte los nutrientes y las vitaminas necesarias.

Durante el verano también puedes echar mano de tus placas de inducción, de tu horno o de tu horno microondas ya que, si bien lo deseable es que comas alimentos con bajas temperaturas, para hacer la mayor parte de las recetas siempre es necesario cocinar uno o varios de los ingredientes.

Nosotros te proponemos, por ejemplo, basarte en alguno de estos platos para elaborar tu propio menú de comida de verano:

  • Garbanzos tostados con aguacate, tomate y huevo. Es una comida sencilla, alta en fibra, proteínas y grasas sanas.
  • Ensalada de pescado en tacos de lechuga. Se trata de una alternativa ligera, con alto contenido en proteínas y que combina muy bien con, por ejemplo, una guarnición de legumbres o verduras salteadas.
  • Ensalada marinera de arroz. El ingrediente principal es el pescado, por lo que se trata de una comida rica en hierro y proteínas.
  • Ensalada de garbanzos con maíz y aguacate. Es una receta muy fresca y fácil de hacer.
  • Carne o pescado con ensalada verde de quinoa. Estamos ante una comida rica en fibra, hierro y vitamina B.

Postres y dulces para combatir el calor

Sin duda uno de los platos estrella durante el verano son los postres, especialmente los helados, los smoothies, las mousses o las copas de yogur. Vamos a darte algunas ideas, aunque lo más adecuado es que combines tus frutas y lácteos preferidos para hacer tus propias creaciones.

  • Smoothie de mango y plátano con semillas y fresas. Un postre con mucha agua, fibra y proteínas.
  • Copa de yogur, avena y melocotón, para aportar nutrientes y mucho sabor a tu paladar.
  • Mousse de fresas y queso fresco. Se trata de un postre muy saciante, con pocas calorías y refrescante, por lo que es la culminación ideal para una comida o cena de verano.
  • Helado de fruta. Puedes coger la fruta de temporada que más te guste y convertirla en un delicioso helado gracias al accesorio heladera de nuestros robots de cocina MUM.

La nevera, tu perfecta aliada para el verano

Sea cual sea tu elección, si quieres disfrutar de una comida fresca de verano, lo más importante es que tengas una nevera adecuada, que conserve a la perfección los alimentos.

En el verano, con días de vacaciones, excursiones, piscina o playa, es bastante habitual que dejemos la comida hecha para varios días, e incluso para toda la semana. Aunque cualquiera de nuestros frigoríficos es capaz de mantener todas las propiedades de los alimentos durante varios días sin problemas, te recomendamos utilizar uno con tecnología VitaFresh Pro, que consigue las condiciones óptimas de temperatura y humedad para prolongar la conservación de los alimentos frescos durante el triple de tiempo.

Además, también puedes envasar al vacío tus alimentos para tenerlos listos siempre que quieras y evitar que se estropeen a causa de las altas temperaturas del verano. Puedes hacerlo, por ejemplo, con nuestra batidora de mano ErgoMixx tal como te contamos en este artículo.

Y a ti, ¿qué comidas te gustan más durante el verano? Cuéntanoslo en comentarios y comparte tu sabiduría culinaria con nosotros, estaremos encantados de leerte.

 

¿Te ha gustado?

Suscríbete a nuestro newsletter y semanalmente recibirás en tu correo nuestros mejores post.

 

He leído y acepto la Política de privacidad. Al introducir tu email, das tu consentimiento a BSH ELECTRODOMÉSTICOS ESPAÑA, SA (en adelante, BSH-E) para que, como responsable, trate tus datos personales para enviarte newsletters con artículos del blog. Incluimos un enlace de baja en todas ellas. Puedes ejercer tus derechos de protección de datos enviando un email a Data-Protection-ES@bshg.com.