El salmorejo es uno de los platos más típicos del verano en España. Parece sencillo, pero hacer un salmorejo muy cremoso y fresquito tiene su misterio. Esta crema de verduras de origen cordobés es un plato fresco, sabroso, económico, nutritivo y, gracias a estos consejos, ¡muy fácil de preparar y disfrutar!

Ingredientes del salmorejo

Los ingredientes para preparar un auténtico salmorejo cordobés llevan años sin cambiar porque esta receta tiene más de un siglo de antigüedad. Cuando dan tan buen resultado, ¿por qué modificarlos?

Para disfrutar de este plato vas a necesitar tomates maduros (mejor de la variedad pera), pan duro del día anterior (con mucha miga), ajo, aceite de oliva virgen extra, vinagre y sal. Con todo esto prepararás un delicioso salmorejo al que, una vez servido, podrás añadir trozos de jamón, huevo duro o pan tostado. Ya ves, ingredientes sencillos y baratos con los que vas a preparar una auténtica delicia.

Receta de salmorejo con batidora de vaso para 4 personas

Sí, hoy en día puedes encontrar salmorejo ya preparado en prácticamente cualquier supermercado, aunque, créenos, teniendo en cuenta lo sencilla que es esta receta merece muchísimo la pena que te animes a prepararla en casa. Así te aseguras de que los ingredientes son de primera calidad, y de que está 100% a tu gusto.

Además, si utilizas una de nuestras batidoras de vaso acabarás enseguida y conseguirás hacer un salmorejo #LikeABosch.

receta de salmorejo

1- Para 4 personas necesitarás 1 kg. de tomates. Límpialos y escáldalos durante un par de minutos para poder pelarlos más fácil. Esto puedes hacerlo fácilmente controlando el tiempo y la potencia de cocción gracias a nuestras placas de cocina. Después deja que se enfríen en un bol con hielo durante diez minutos.

2- Pela los tomates y córtalos en trozos para triturarlos. Si utilizas la función Pulse de nuestras batidoras conseguirás una crema de tomate en un instante.

3- Añade un diente de ajo, 200 gramos de pan, 150 ml. de aceite, un chorrito de vinagre y sal (luego podrás corregir al gusto). Bate a máxima potencia hasta conseguir la textura cremosa y sin grumos que debe tener un buen salmorejo. Otro truco para conseguir una textura perfecta es dejar los ingredientes juntos en un bol cubierto la noche anterior para que maceren.

4- Deja enfriar el salmorejo en la nevera al menos un par de horas.

receta salmorejo suave

Cómo quitar el sabor a ajo del salmorejo

Aunque la receta de salmorejo andaluz que te proponemos es suave, si aun así quieres rebajar el sabor del ajo para evitar que repita después, toma nota de estos trucos.

Antes de poner el ajo en la batidora, elimina el germen de cada diente (el pequeño brote de su interior). También puedes sumergirlo 10 minutos en un vaso con dos dedos de agua y una cucharada pequeña de vinagre, o meterlo un minuto en el microondas, utilizando la función de descongelar.

Cómo se sirve el salmorejo

El salmorejo es un plato sencillo y muy versátil. Puedes utilizarlo como primer plato, aperitivo o incluso como salsa de acompañamiento en la que mojar fritos -¡con patatas fritas está delicioso-.

Por eso, las sugerencias de presentación son variadas. Si vas a consumirlo como plato, sírvelo en un cuenco mejor que en un plato, así se conservará frío durante más tiempo.

Como aperitivo, puedes incluso presentarlo en vasos de chupito decorados con unas virutas de jamón frito por encima, o directamente untado sobre una tostada.

receta salmorejo cremoso

¿Se puede congelar el salmorejo?

Puede que hayas preparado más salmorejo del que hacía falta, o directamente quieras preparar mucha cantidad para no tener que cocinar otro día. Entonces te surge la duda: ¿puede congelarse el salmorejo?

La respuesta rápida y sencilla es que sí, puedes congelar el salmorejo para consumirlo más adelante. Sin embargo, es importante que tengas en cuenta algunas cosas.

Si congelas el salmorejo, tendrás que descongelarlo siempre en la nevera, no a temperatura ambiente. De esta forma conseguirás que el proceso de descongelación sea menos brusco y la textura del plato apenas se resienta. Mételo en el frigorífico la noche de antes para poder comerlo al día siguiente.

Cuando lo saques de la nevera, verás que se ha separado en dos capas. No te asustes, es algo normal, las variaciones de temperatura afectan de forma distinta a los diferentes ingredientes del salmorejo. Lo único que tienes que hacer es volver a triturar la mezcla para que vuelva a ligarse, hazlo con una de nuestras batidoras de mano terminarás enseguida.

¡Ya está! Conoces todos los secretos de este refrescante plato que, seguro, disfrutas más de una vez este verano. ¿Y tú? ¿utilizas una receta diferente para preparar tu salmorejo muy cremoso? ¡Cuéntanosla en los comentarios o en las redes sociales, usando el hashtag #LikeABosch!

 

3.6/5 - (14 votos)
¿Te ha gustado?

Suscríbete a nuestro newsletter y semanalmente recibirás en tu correo nuestros mejores post.

 

He leído y acepto la Política de privacidad. Al introducir tu email, das tu consentimiento a BSH ELECTRODOMÉSTICOS ESPAÑA, SA (en adelante, BSH-E) para que, como responsable, trate tus datos personales para enviarte newsletters con artículos del blog. Incluimos un enlace de baja en todas ellas. Puedes ejercer tus derechos de protección de datos enviando un email a Data-Protection-ES@bshg.com.