Con el calor de estos días, nada mejor que preparar un té frío para relajarse y refrescarse al mismo tiempo. Después del agua, el té es la segunda bebida más consumida en el mundo, ya que no solo calma la sed, sino que permite disfrutar de miles de sabores diferentes y tiene propiedades saciantes.

¿Sabías que es el remedio más natural contra el proceso de envejecimiento y es un gran aliado de nuestras defensas? Por ello, es una de las medicinas naturales más utilizadas para tratar dolencias de carácter leve o sintomático.

Mejores tés y sus propiedades

Como en tantas otras ocasiones, la cultura oriental es la encargada de hacernos llegar esta sana bebida hasta nuestros hogares. Los chinos y los japoneses son auténticos expertos en los diferentes tipos de cultivo de esta planta y consiguen sacarle el máximo partido. Aprende a preparar esta milenaria bebida en los hervidores Bosch y dale un toque de hielo para disfrutar el mejor té frío este verano.

Té blanco

El té blanco es uno de los antioxidantes más potentes de la naturaleza. Su sabor es suave y aromático, ya que se prepara con los brotes más jóvenes de las hojas que están naciendo. La temperatura ideal para preparar este delicado té es a 70ºC durante 6 u 8 minutos. ¿Sabías que es rico en vitaminas E y C? Por ello, es la variedad de té con mayores propiedades antioxidantes.

Propiedades del té verde

Té verde

El té verde es un gran estimulante y un aliado para mejorar la circulación sanguínea. Además, suele ser uno de los favoritos debido a su particular sabor. A la hora de comprar té verde, es muy importante tener en cuenta la procedencia. Los de mejor calidad son los de Japón y China, como cunas de esta bebida oriental.

Para conseguir los mejores aromas del té verde, debes calentar el agua a 80ºC durante 2 o 3 minutos. Con temperaturas por encima de los 80º C conseguirás diferentes sabores del té.

Té negro

Las variedades más frecuentes del té negro son el Assam, Ceylan o Darjeeling. Para prepararlos, el agua debe estar a 100ºC. Esta especialidad es conocida por sus propiedades para ayudarte a luchar contra la somnolencia tan típica de las mañanas. También es un gran potenciador de la actividad intelectual. Para preparar un té negro tienes que llevar el agua al punto de ebullición (100ºC) y dejar reposar unos 4 o 5 minutos, según lo prefieras más suave o fuerte de sabor.

Cultiva tu propio té en casa y decora con hielos aromatizados

Con el kit experimental del SmartGrow puedes introducir la semilla que quieras y cultivar el té que más te guste en el huerto doméstico. ¡Tendrás tus variedades y sabores preferidos siempre a mano! Y, ahora que ya has elegido el té, solo falta agregar unos cubitos de hielo para refrescarte. ¿Qué tal si preparas unos hielos aromatizados con plantas? Es una idea genial y muy original que no solo aportará color a tu bebida, también le dará sabor a tu té frío.

Cómo hacer hielos con flores comestibles en casa

Para ello, recolecta las flores comestibles o plantas aromáticas que más te gusten de tu huerto doméstico SmartGrow. Después, introduce los brotes en los moldes de la cubitera, rellena con agua y guárdala en el congelador hasta que tengas tus hielos aromatizados listos. ¡Te encantará!

¿Te ha gustado?

Suscríbete a nuestro newsletter y semanalmente recibirás en tu correo nuestros mejores post.

 

Al introducir tu email, sí, acepto que BSH Electrodomésticos España S.A. (en adelante, BSH-E) trate mis datos personales e información adicional (como información de producto, compras, reparaciones, etc.) facilitados en este formulario y/o por otras vías, para que me remitan comunicaciones comerciales personalizadas de la marca Bosch, por medios electrónicos (E-mail) y/o otros medios de comunicación equivalente (SMS, Whatsapp, Facebook Messenger, teléfono, etc.) y/o por correo postal sobre artículos del blog, nuevos productos, servicios, recetas, información e invitaciones a participar en eventos, concursos, promociones.

Puedes ejercer tus derechos de protección de datos enviando un email a Data-Protection-ES@bshg.com✉.