La moda, el lujo, el champán, el tour, la Torre Eiffel, el queso… No hay nada más típico de Francia. Y es que no podemos negarlo, hay cosas que nuestros vecinos hacen mejor que nadie. En concreto, una que aún no hemos nombrado. ¿Sabes cuál es? Voilà! Cocinar. Seguro que hay un montón de técnicas y recetas que utilizas y que no sabías que venían del país del amor. Quédate y conócelas.

1. La salsa bechamel

Se cree que fue inventada por un cocinero del duque Louis de Béchameil (de ahí su nombre) en el siglo XVII. Nosotros la utilizamos en muchos platos, ya que su receta es bastante sencilla. Sin embargo, si la haces sin batidora es posible que se te resista un poco. Por eso te aconsejamos que, para evitar los grumos, tamices la harina y utilices leche templada o caliente, nunca fría de la nevera. Así la masa quedará mucho más homogénea.

2. El merengue

¿Sabías que el merengue se popularizó por primera vez en Francia? Existen varias teorías acerca de su invención, pero la más aceptada es que fue creado por un pastelero del pueblo suizo de Meiringen, y que se puso de moda en la corte de Luis XV. Se dice que a Maria Antonieta, su segunda mujer, le encantaba este postre.

Un truco para que el merengue quede bien firme es calentar un poco el recipiente donde vayas a batir las claras, ya que al contrario que la nata, para subir necesitan calor. Pero mucho ojo, ¡si lo calientas demasiado se cocinarán! También puedes optar por poner un poquito de sal o de zumo de limón.

3. El papillote

Otra técnica de origen francés muy sana es el papillote, una de las más prestigiosas de Francia a principios del siglo XIX, especialmente indicada para cocinar pescados, verduras y carnes blancas.

En Francia, un papillote es un trozo de papel empleado para envolver mechones de pelo y rizarlos. Por eso da nombre a esta técnica, que consiste en envolver los alimentos en aluminio, papel de horno, hojas de lechuga… ¡lo que se te ocurra!, para hornearlos en su propio jugo. Ponlos a 180ºC, quedarán tiernos y sabrosos.

4. El cruasán

Su receta se escribió por primera vez en Francia, y su origen es muy curioso: en 1683, el ejército turco atacó Viena durante la noche y los panaderos, que estaban trabajando, dieron la voz de alarma. Tras derrotar al bando otomano, celebraron la victoria elaborando unos panes con forma de media luna, como burla a la bandera turca. Fueron la primera versión de los croissants, uno de nuestros mejores y más populares desayunos.

Pero, ¿sabías que también puedes usarlos para hacer hamburguesas? Desmenúzalos en trocitos muy pequeños y añádelos a la carne picada, con algo de sal y pimienta. Les dará una textura esponjosa y muy suave.

5. La quiche Lorraine

Otro plato francés que seguro que conoces es la quiche Lorraine. La receta original procede de Lorena, una región al norte de Francia, y sólo llevaba nata y huevos. Actualmente se le suele añadir queso y panceta, sin embargo, existen infinidad de maneras de preparar una quiche.

Por eso, te animamos a que nos cuentes qué le pondrías a la quiche perfecta y a que averigües qué concursante de MasterChef estaba metiendo su quiche al horno. La respuesta correcta y más original ganará un delantal de MasterChef.

Tienes hasta las 15.30h del 10 de junio para comentar… ¿a qué esperas?

 

¿Te ha gustado?
Suscríbete a nuestro newsletter y semanalmente recibirás en tu correo nuestros mejores post.

Mediante el envío de tus datos personales confirmas que has leído y aceptas la política de privacidad. Aviso legal

Sobre el autor

Sabemos que hay muchas cosas que no podemos contarte en un manual, por eso hemos abierto este blog. Te queremos ayudar a sacar el mayor partido a tus electrodomésticos con nuestros mejores trucos y consejos. Esperamos que preguntes lo que necesites, porque estamos a tu disposición para resolver todas tus dudas.

4 Comentarios

  1. Plash

    Creo que es Antonio, y yo le echaría brócoli, porque la comida sin brócoli no tiene sentido.

    Responder
    • Tu equipo Bosch

      Hola, nos apuntamos tu sugerencia 😉 Gracias por participar, te deseamos mucha suerte. Un saludo.

      Responder
  2. Ana Belen Martin

    Antonio, es el aspirante.
    Yo añadiría cebolla caramelizada a cualquier quiche para que quedara perfecta.

    Responder
    • Tu equipo Bosch

      ¡Muchas gracias por participar, Ana! La cebolla caramelizada es un ingrediente genial para una quiche 😉 Un saludo.

      Responder

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.