Tus vacaciones están a la vuelta de la esquina pero antes de salir de viaje llega el que para unos es un momento de estrés y agobios: hacer la maleta. Y aún más importante, hacerla bien para no dejarnos nada importante.

Queremos compartir contigo los mejores trucos para hacer la maleta. No te dejarás nada, te llevarás lo imprescindible y aún más importante, te aseguramos que no tendrás que sentarte encima para cerrarla. ¿No te lo crees?

Para todo esto debes seguir estos pasos:

1. Antes de salir de viaje, y con antelación, haz una lista con todo lo que te quieras llevar. Para conseguir un listado completo ten en cuenta el destino de tus vacaciones, la duración del viaje, la previsión del tiempo, y por último, el método de transporte. Todos sabemos que no es lo mismo viajar en avión y sin facturar que hacerlo en coche particular. Elige prendas que no se arruguen mucho y que las puedas combinar entre sí para no llevarte todo el armario a cuestas. Por último: ¡controla los por si acaso!

2. Organiza tu armario y revisa el neceser. En función de la ropa que elijas, pon varias lavadoras para tenerla limpia, seca y planchada a tiempo. Si aún así en el último momento quieres llevarte uno de tus vestidos favoritos, lo tendrás limpio y seco en tiempo record si tienes una de nuestras lavadoras con función secado. Solo hace falta que te acuerdes de él tan solo 1 hora antes de salir de casa, es porque es el tiempo que dura el programa. No te olvides del neceser, revisa si tienes pasta de dientes suficiente, crema solar, líquido para las lentillas, muestras de maquillaje, colonia, etc.

3. Elige la maleta que te quieras llevar. Nuestra recomendación es que si viajas en avión y no facturas, el bulto del equipaje de mano no supere las medidas reglamentarias (55 x 40 x 20 cm). Para viajes cortos elige una maleta blanda, y para los largos o si haces escalas, usa una dura porque resiste mucho mejor al transporte.

4. Prepara la maleta con tiempo. No lo dejes para última hora. Si te has planificado bien y has hecho la lista lo tendrás todo preparado, solo tendrás que ponerlo en la maleta. Dedica la tarde anterior al viaje para cuadrar el puzle que siempre es hacer la maleta. Extiende sobre la cama todo lo que te quieras llevar. Pon los zapatos en bolsas para protegerlos de la ropa limpia y ordena el neceser para no desaprovechar espacios.

5. Haz la maleta con cabeza. Estos son los mejores trucos:

  • Aprovecha los recovecos. En las maletas de ruedas hay un espacio entre las barras del asa, aprovéchalo para poner la toalla, chancletas, el pijama o un foulard.
  • Pon primero lo que más pesa y menos se arruga. Coloca los zapatos y el neceser en el lado de las ruedas para que cuando la maleta esté en sentido vertical no se muevan y aplasten el resto de la ropa.
  • Enrolla la ropa para que ocupe menos, olvídate de doblarla. Con este método, al deshacer la maleta las prendas no tendrán tantas arrugas. Sigue este truco tanto al hacer la maleta al inicio del viaje, como a la vuelta. De este modo nunca más te pasará aquello de que a la vuelta, por más que lo intentes, no cierra la maleta.
  • Abrocha los botones de las camisas, incluidos los del cuello. Para que no pierdan la forma pon dentro del cuello los cinturones enrollados.
  • Si te llevas mucha ropa, guárdala dentro de bolsas al vacío. Así ocupará menos volumen y llegará sin arrugas. Las bolsas están disponibles en grandes superficies comerciales, te puedes llevar algunas para la vuelta si crees que aprovecharás las vacaciones para hacer algunas compras.
  • Coloca en última posición las prendas más delicadas como las camisas y vestidos que más se arruguen.
  • Dobla del revés los blazers para evitar que se arruguen.
  • Coloca papel de seda o de cebolla entre las prendas más delicadas, las estarás protegiendo para también evitando la aparición de arrugas.

6. No te de pereza deshacerla. Cuando llegues al hotel o a tu casa de vacaciones después de cotillear la estancia, no te vayas directa a la piscina, a la playa o a visitar la ciudad. Deshaz la maleta y cuelga en el armario las prendas más delicadas.

7. Si viajas en avión lleva puesto durante el viaje las prendas que más ocupen o pesen como los pantalones vaqueros, las cazadoras, bolsos grandes, botas, sombreros…

8. Si tienes una maleta como la del vídeo, olvídate del estrés que supone prepararla. Solo tendrás que poner la ropa como en el armario de casa, ¿no te parece sensacional?

 

Con todos estos consejos, y una vez tengas la maleta hecha, ya lo tienes todo preparado para disfrutar de unos días de descanso. Eso sí, antes de salir de casa haz una revisión general. ¿Cuál es tu destino de vacaciones?
¿Te ha gustado?
Suscríbete a nuestro newsletter y semanalmente recibirás en tu correo nuestros mejores post.

Sobre el autor

Sabemos que hay muchas cosas que no podemos contarte en un manual, por eso hemos abierto este blog. Te queremos ayudar a sacar el mayor partido a tus electrodomésticos con nuestros mejores trucos y consejos. Esperamos que preguntes lo que necesites, porque estamos a tu disposición para resolver todas tus dudas.

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.