Ha llegado el momento de elegir. Si estás buscando una nueva aspiradora, seguro que te has enfrentado a la pregunta de “¿con bolsa o sin bolsa?”. Y la respuesta no siempre es la misma, sino que dependerá de tus gustos y necesidades. Para ello, a continuación te contamos más sobre cómo funciona cada modelo, ¡así podrás decidir tú mismo!

Empecemos por el sistema de recogida del polvo, la principal diferencia. Mientras que las aspiradoras con bolsa almacenan el polvo en una bolsa que debes sustituir al cabo de unos usos, las aspiradoras sin bolsa recogen la suciedad en un depósito permanente que tienes que vaciar cada cierto tiempo. Y, entonces ¿es mejor una aspiradora con bolsa o sin bolsa? A partir de aquí, estos dos sistemas hacen que encontremos algunas diferencias en el resto de prestaciones.

Tipos de aspiradores Bosch

Diferencias entre las aspiradoras con bolsa o sin bolsa.

Capacidad.

Las aspiradoras con bolsa tienen más capacidad que las sin bolsa. Esto tiene una razón lógica: cuantos más litros quepan, más tiempo podrás esperar a cambiar la bolsa.

Sin embargo, en las aspiradoras sin bolsa es preferible un depósito más pequeño para que se produzca con más facilidad el movimiento de aire ciclónico. ¿Cómo funciona? Dentro del depósito se generan unas corrientes de aire que retienen la suciedad y devuelven fuera el aire limpio.

En las aspiradoras sin bolsa Bosch puedes encontrar capacidades entre 1,4 y 3 litros. En los modelos con bolsa, entre 3,5 y 5 litros.

Entonces, ¿con bolsa o sin bolsa? En este caso, si tu casa es grande o tienes animales, con un aspirador con bolsa podrás recoger más suciedad sin cambiar la bolsa. Si el pelo de animal es algo que te preocupa, descubre nuestras aspiradoras especiales para mascotas, que consiguen eliminarlo con más eficacia gracias a sus accesorios especiales.

Limpieza e higiene.

Aspirador con bolsa Bosch

Cualquiera de los dos sistemas requiere una limpieza periódica. Aunque, ¿son igual de higiénicos? Si tienes una aspiradora con bolsa, tendrás que abrir la carcasa para sacar la bolsa llena de polvo, que está sellada, y tirarla. Para las aspiradoras sin bolsa debes extraer el depósito y vaciarlo en la basura.

Aunque el modelo sin bolsa cuenta con la comodidad de que no necesitas tener un recambio a mano, tiene la desventaja de que durante el vaciado del depósito tienes cierto contacto con el polvo. Con las bolsas esto no sucede, ya que lo guardan de forma hermética. Eso también depende del material de la bolsa, ya que hay algunas de papel excesivamente poroso que sí podrían levantar algo de polvo.

¿Hay alérgicos en casa? En ese caso, no lo pienses dos veces: te conviene más una aspiradora con bolsa si quieres evitar cualquier contacto con el polvo

Rendimiento.

Cuando te fijes en el rendimiento, no te dejes guiar exclusivamente por los voltios que tiene la aspiradora. Que tenga más fuerza no tiene por qué significar que aspira con más eficacia. Lo realmente importante es que mantenga un rendimiento constante durante su uso.

La desventaja de las aspiradoras con bolsa es que, conforme la bolsa se va llenando de suciedad, la potencia de recogida de polvo se ve algo reducida. Por el contrario, las aspiradoras sin bolsa son mejores a la hora de mantener una limpieza más efectiva, ya que tú mismo puedes ver lo lleno que está el depósito y vaciarlo.

Ruido.

Aspirador sin bolsa silencioso Bosch

Generar el aire ciclónico que mencionábamos antes en el interior de la aspiradora sin bolsa requiere de una potencia que podemos percibir en el sonido. Lo más habitual es encontrar aspiradoras con bolsa que emiten menos decibelios, aunque cada vez más está mejorando el diseño de las aspiradoras sin bolsa.

Ten en cuenta que hay otros elementos que influyen en el ruido que hace, como los materiales de los que está hecha y lo aislados que estén el motor y el resto de piezas. Sin ir más lejos, el modelo más silencioso de Bosch es una aspiradora sin bolsa.

Mantenimiento y recambios.

Decidir si es mejor la aspiradora con bolsa o sin bolsa en materia de recambios no tiene discusión. La gran ventaja de la aspiradora sin bolsa es precisamente el ahorro que supone, ya que no necesitas recambios de bolsas cada 2 meses (que es la frecuencia estándar de una aspiradora con bolsa). ¡Es tan cómodo y económico como vaciar el depósito tú mismo!

Si tienes una aspiradora con bolsa, ¿sabes qué bolsa comprar? En el caso de Bosch, no tiene misterio. Las bolsas G All son universales para cualquier modelo de la marca.

En cuanto al resto del mantenimiento de la aspiradora, otro elemento esencial son los filtros. En este caso es indiferente si tiene o no tiene bolsa, ya que la rapidez con la que se ensucian se trata más de una cuestión de la calidad general de la aspiradora. Es cierto que hay aspiradoras que disponen de sensores que te avisan cuando es necesario limpiar el filtro. Por ejemplo, nuestras aspiradoras sin cable son capaces de mantener siempre el máximo rendimiento y, cuando perciben que baja, una luz LED se ilumina para que limpies el filtro.

Después de haber analizado todas las diferencias entre aspiradoras con bolsa o sin bolsa, ¿cuál es mejor para ti? Esperamos haberte ayudado a tener un veredicto. Si necesitas más ayuda, ¡no dudes en preguntarnos!

¿Te ha gustado?

Suscríbete a nuestro newsletter y semanalmente recibirás en tu correo nuestros mejores post.

 

He leído y acepto la Política de privacidad. Al introducir tu email, das tu consentimiento a BSH ELECTRODOMÉSTICOS ESPAÑA, SA (en adelante, BSH-E) para que, como responsable, trate tus datos personales para enviarte newsletters con artículos del blog. Incluimos un enlace de baja en todas ellas. Puedes ejercer tus derechos de protección de datos enviando un email a Data-Protection-ES@bshg.com.