Podríamos darle muchas vueltas, aunque en realidad la respuesta a esa pregunta es muy sencilla: en el lavavajillas. No, no nos hemos vuelto locos ni vas a poner en riesgo tus delicadas copas si no las lavas a mano. Hoy queremos demostrarte que, si sigues nuestros consejos y tomas las precauciones adecuadas, el lavavajillas es un gran aliado a la hora de cuidar de ellas.

Lavar copas de cristal en el lavavajillas

Puedes meter sin miedo las copas de cristal en el lavavajillas, eso sí, no de cualquier manera. Lo ideal es que lo hagas dentro de cestos y soportes adecuados, que las mantienen sujetas y seguras durante el proceso de lavado. Puedes elegir accesorios específicos como este, que permite lavar hasta cuatro copas en la cesta inferior, o cestos como este, diseñado para copas de vino o de cava.

Si no cuentas con este tipo de accesorios, debes saber que, cuando pongas las copas en el lavavajillas, deben quedar suficientemente separadas para evitar golpes durante el lavado. Colócalas en el cesto superior y utiliza las varillas para fijarlas y asegurarlas.

Una vez colocadas, es hora de empezar el ciclo. Lo ideal es utilizar programas específicos para estas piezas y lavarlas por separado, en el caso de los lavavajillas Bosch, prueba con ‘Copas 40ºC’, que utiliza una baja temperatura y aumenta el tiempo de secado. Es la mejor opción para cuidar de tu vajilla delicada. Y además la función ExtraBrillo, complementaría al programa y que te permitirá mantener el brillo de la vajilla como el primer día.

Si tu lavavajillas no tiene programa específico, la clave es usar ciclos de lavado cortos y temperaturas no demasiado elevadas, además de un detergente de calidad que cuide la vajilla.

lavar copas de cristal

Dureza del agua en el lavavajillas

Seguro que más de una vez has oído hablar de la dureza del agua, aunque quizá no tengas claro a qué se refiere. El término se utiliza para calificar el agua de cada zona, en función de la cantidad de cal y minerales que contiene, cuanta mayor es su presencia, más dura es el agua. Si no sabes cómo es en tu zona, contacta con el ayuntamiento y te ayudarán a averiguarlo.

La presencia de minerales en el agua no es tóxica, aunque, lógicamente, la dureza del agua influirá en el funcionamiento de tus electrodomésticos y, en el caso del lavavajillas, en el aspecto con el que tus platos y copas salen de él. ¿Alguna vez has observado que, al recogerlas, tienen zonas blanquecinas? Son restos de cal que pasan del agua a tu vajilla. Si quieres evitarlo, debes regular el descalcificador de tu electrodoméstico y adaptarlo a la dureza del agua de tu zona, consulta el manual para saber cómo hacerlo. Así como utilizar un buen abrillantador ya que ayuda al mejor cuidado de tu vajilla.

Además de regular el descalcificador, otra forma de evitar restos de cal en tu vajilla es utilizar lavavajillas Bosch con Glass Protection, que directamente regulan la dureza del agua durante el lavado para maximizar la protección y limpieza.

Cómo limpiar las manchas blancas de las copas de cristal

Quizá no has podido evitar los restos de cal y quieres limpiar las manchas blancas de tus copas de cristal antes de ponerlas en la mesa, no te preocupes porque no es complicado. Solo tienes que rellenar un recipiente con agua caliente y vinagre blanco (dos partes de agua por cada una de vinagre) y sumergir las copas durante 15 minutos en él. Cuando las saques, no habrá rastro de cal.

Eso sí, recuerda pasarlas por agua limpia antes de utilizarlas o podrían quedar restos de vinagre, ¡y eso no marida bien con ningún plato!

lavar las copas de cristal

Cómo limpiar copas de cristal empañadas

Si tus copas salen del lavavajillas empañadas y con restos de gotas de agua seca es porque no se han secado bien durante el ciclo de lavado. Si eso sucede, los excesos de humedad se acumulan y dan un aspecto sucio a la vajilla.

Para eliminarlas pasa un trapo seco con cuidado por cada copa y volverán a quedar transparentes. De todos modos, lo ideal es evitar que se formen esas molestas gotas, por eso te recomendamos nuestros lavavajillas con Zeolitas®, un mineral 100% natural, que no requiere de ningún mantenimiento y que dura toda la vida útil del lavavajillas, que absorbe la humedad y la transforma en calor, garantizando un secado más rápido y eficaz que deja tu vajilla reluciente. Además, también te ayudarán a ahorrar en la factura de la luz, porque, al transformar la humedad en aire caliente, el proceso de secado no requiere de un consumo energético extra. Por no decir ya del ahorro de agua que supone tener un lavavajillas frente a lavar a mano.

Más buenas noticias: las Zeolitas® se regeneran en cada lavado, así que no tienes que preocuparte por reponerlas, funcionarán a pleno rendimiento durante toda la vida útil del lavavajillas.

lavavajillas Bosch

¿A que ya has superado el miedo a meter las copas en el lavavajillas? Como ves, en Bosch queremos ayudarte, por eso ponemos nuestra tecnología al servicio del lavado y secado más avanzado. ¡Vive #LikeABosch!

¿Te ha gustado?

Suscríbete a nuestro newsletter y semanalmente recibirás en tu correo nuestros mejores post.

 

He leído y acepto la Política de privacidad. Al introducir tu email, das tu consentimiento a BSH ELECTRODOMÉSTICOS ESPAÑA, SA (en adelante, BSH-E) para que, como responsable, trate tus datos personales para enviarte newsletters con artículos del blog. Incluimos un enlace de baja en todas ellas. Puedes ejercer tus derechos de protección de datos enviando un email a Data-Protection-ES@bshg.com.