El verano se nos ha ido de las manos entre helados, aperitivos en el chiringuito, excursiones por la montaña respirando aire fresco, un viajecito para recuperar energía y cenas con amigos. Es la hora de recuperar los buenos hábitos. Ya no te quedan excusas para no empezar hoy mismo con estas pautas que te ayudarán a llevar una vida sana después del verano.

1. Recupera los horarios y establece una rutina

La rutina es el primer paso para asentar una vida sana. Establécete unos objetivos cada día, unos horarios fijos para dormir, hacer ejercicio, estar con la familia y realizar las 5 comidas del día. ¡Ah, y como no, para cocinar!

Aunque te cueste, este paso es fundamental para empezar con buen pie después de las vacaciones.

2. Come más frutas y verduras

¡Es su mejor época! A finales de verano encontramos alguna de las frutas más sabrosas y refrescantes como el melocotón, la sandía o el melón. Aprovéchalo. Como ocurre lo mismo con las verduras (en el mercado encontrarás los mejores tomates rosa, berenjenas, calabacines…) es el momento de volver a comer entre 4 y 5 raciones de frutas y verduras al día.

Cantidad recomendada de fruta y verdura para comer cada día

¿Quieres ser original? Bébete las frutas con zumos detox que además te ayudarán a depurar el organismo después de los excesos veraniegos. Estos zumos también los puedes preparar para llevar con la licuadora. Estos últimos días de Agosto y principios de septiembre es la época ideal para cocinar cremas frías de verduras que no te llevarán mucho tiempo en la cocina. Y para aprovechar las berenjenas y los calabacines, no se nos ocurre mejor idea que una lasaña vegetal.

3. Actívate y ponte en forma

Reserva un par de días a la semana para hacer ejercicio. Salir a correr, apuntarte al gimnasio, natación, tenis, pádel, excursiones por la montaña… Cualquier opción es buena porque te hará sentir mejor, liberarás tensiones y desconectarás de la rutina.

Si quieres llevar un control específico de tu evolución, la báscula de baño te ayudará en tu objetivo de ponerte en forma.

4. Controla las raciones

Comer en pequeñas raciones

A todos nos ha pasado. En verano no somos tan estrictos con las cantidades, pero el otoño está a la vuelta de la esquina y te recomendamos crear un menú semanal para consolidar los buenos hábitos. Esto te permitirá controlar las cantidades de alimentos que se recomienda comer cada semana, y también las raciones en el plato.

Para los días en los que estás muy ocupado y no tienes mucho tiempo para comer, estos alimentos te ayudarán a recargar las pilas.

5. Duerme 8 horas al día

Es uno de los mejores hábitos que puedes establecer en tu día a día. Descansar, y hacerlo correctamente, te ayudará a estar más activo y sentirte mejor. Después de las vacaciones puede que te cueste conciliar el sueño. Toma una infusión relajante por la noche y duerme del tirón hasta la mañana siguiente, y sin contar ovejas.

Con estas 5 pautas la vuelta a la rutina será muy cómoda y fácil. Aún lo será más si te despides del verano con un helado casero, ¡será el mejor premio para celebrar que has cumplido los objetivos!

¿Te ha gustado?
Suscríbete a nuestro newsletter y semanalmente recibirás en tu correo nuestros mejores post.

Mediante el envío de tus datos personales confirmas que has leído y aceptas la política de privacidad. Aviso legal

Sobre el autor

Sabemos que hay muchas cosas que no podemos contarte en un manual, por eso hemos abierto este blog. Te queremos ayudar a sacar el mayor partido a tus electrodomésticos con nuestros mejores trucos y consejos. Esperamos que preguntes lo que necesites, porque estamos a tu disposición para resolver todas tus dudas.

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.