A todo padre o madre le preocupa proporcionarle a su hijo una alimentación sana, completa y equilibrada, pero no siempre se tiene claro cuál es la mejor manera de que absorba lo mejor de cada alimento. A partir del sexto mes, los bebés comienzan su diversificación alimentaria, es decir, dejan de tomar únicamente leche y pasan a probar otros alimentos. Por supuesto, la transición debe ser suave y hay que ir poco a poco.

Durante los primeros meses, su dieta se basa en papillas de cereales, frutas y verduras, pero a partir de los 9 meses es cuando el bebé puede comenzar a ingerir alimentos sólidos. En este paso son muy importantes tanto la consistencia y la textura del producto, como que éste mantenga todas las propiedades que contiene y que tendrán un papel fundamental en el crecimiento del niño.

Hornos Bosch

En este proceso no podría haber una opción mejor que la cocción al vapor y nada tan eficiente como un horno de vapor. El vapor es la gran revolución de la cocina, pues no sólo es una tendencia foodie, sino que también ha puesto de acuerdo a todos los expertos sobre sus beneficios.

Los primeros que emplearon el vapor como técnica culinaria fueron los chinos, quienes cocían sus alimentos dentro de cestas de bambú y cáñamo gracias al calor que salía de la olla de hierro sobre la que reposaban. Siglos más tarde, la globalización y la internacionalización de la comida han traído esta técnica a Occidente.

Es a partir de los 18 meses cuando un niño puede comer casi de todo, aunque todo dependerá de los dientes que tenga. Su dieta debe estar compuesta de verduras, pescados, carnes, legumbres y arroz. Cocinándolos al vapor en el horno no te costará nada y, además, los exprimirás al máximo. Mira todo lo que pueden aportar a tu hijo:

Salmón

  • Así como en otros procesos de cocción acaban desapareciendo los minerales y las vitaminas porque se transforma el estado del alimento, al cocinar al vapor sí que se mantienen gracias a que la evaporación del agua lo cuece uniformemente y no de forma agresiva, aunque sí segura. Además, se evitan las materias grasas.

 

  • La cocción es rápida y uniforme. De esta manera, todo el alimento está perfectamente hidratado, lo cual facilita su masticación. Según la receta que estés preparando, no todos los ingredientes requieren el mismo tiempo de cocción. Si tienes uno de nuestros hornos de vapor Serie 8, su asistente de cocinado elegirá los parámetros automáticamente para que el plato siempre quede perfecto. De manera que te avisará y se apagará solo cuando esté listo.
  • Los alimentos mantienen su textura y sabor

 

  • Se pueden cocinar varios alimentos a la vez porque no se transfieren los sabores.

 

El vapor es una manera genial de introducir a un niño en una dieta que le haga encontrarse bien y con energía. Además, podéis disfrutarlo todos, pues sus beneficios están indicados para personas de todas las edades. ¡Es hora de cuidarse en familia!

¿Te ha gustado?
Suscríbete a nuestro newsletter y semanalmente recibirás en tu correo nuestros mejores post.

Mediante el envío de tus datos personales confirmas que has leído y aceptas la política de privacidad. Aviso legal

Sobre el autor

Sabemos que hay muchas cosas que no podemos contarte en un manual, por eso hemos abierto este blog. Te queremos ayudar a sacar el mayor partido a tus electrodomésticos con nuestros mejores trucos y consejos. Esperamos que preguntes lo que necesites, porque estamos a tu disposición para resolver todas tus dudas.

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.