El pan recién tostado y el aroma del café son, posiblemente, dos factores encargados de despertarnos todos los días. ¿Por qué nos gusta tanto el pan tostado? Porque queda crujiente y dorado. Además, nos aporta la energía que necesitamos para empezar el día con buen pie.

Pan recién tostado con el tostador Bosch

Después de desayunar y disfrutar de tu tostada favorita, es conveniente limpiar el tostador para mantenerlo en perfecto estado. No es necesario que lo hagas todos los días, pero sí frecuentemente, para alargar la vida útil de tu tostador y evitar algún que otro susto 😉

Para limpiar el tostador, tienes que recoger las migas de la bandeja.Antes de limpiarlo, asegúrate de desenchúfalo de la corriente. Empieza retirando los restos de migas de la bandeja recogemigas, que en nuestros tostadores es extraíble para facilitarte el proceso. Es muy importante quitarlas para que no se quemen y así no desprendan un desagradable olor a quemado. Limpia la bandeja con un paño seco y vuélvela a colocar en su sitio. Con este paso habrás terminado.

 

 

 

También tienes que limpiar el tostador si….

Se te atasca una rebanada.

Si estás demasiado dormido, es posible que pongas una rebanada demasiado grande y se atasque. En este caso, nuestros tostadores se apagan automáticamente para que el pan no se queme. Para recuperar la tostada atascada, sólo tienes que desenchufar el aparato de la corriente, esperar a que se enfríe y retirarla ayudándote de unas pinzas. A continuación, no te olvides de vaciar los restos de la bandeja recogemigas. Como habrás tenido que hacer un poco de presión, seguro que hay más de lo normal.

Utilizas el calienta-panecillos.

Calienta panecillos tostador Bosch

Con este accesorio, puedes dar un toque crujiente a los panecillos. En este caso, las migas se quedan en la zona que hay justo debajo del accesorio. Cuando el tostador esté frío, desenchúfalo de la corriente y quita las migas de pan con un trapo. Si se te caen en la ranura del tostador, quita la bandeja-recogemigas y límpiala.

De vez en cuando, también te recomendamos limpiar el exterior del tostador. Si tu tostador es de acero inoxidable, utiliza un limpiador especial para este tipo de material. Si no, con un simple paño húmedo, con un poco de jabón, será suficiente.

¿Te ha gustado?
Suscríbete a nuestro newsletter y semanalmente recibirás en tu correo nuestros mejores post.

Mediante el envío de tus datos personales confirmas que has leído y aceptas la política de privacidad. Aviso legal

Sobre el autor

Sabemos que hay muchas cosas que no podemos contarte en un manual, por eso hemos abierto este blog. Te queremos ayudar a sacar el mayor partido a tus electrodomésticos con nuestros mejores trucos y consejos. Esperamos que preguntes lo que necesites, porque estamos a tu disposición para resolver todas tus dudas.

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.