Salen en la Biblia, Guillermo Tell las atravesaba con sus flechas y, según la leyenda, sirvieron a Isaac Newton para comenzar a formular la ley de la gravedad. Aunque, ante todo, las manzanas son un alimento sano y saludable que ayudan a cuidar de tu salud y que siempre deberían estar en tu frigorífico.

Las propiedades de una manzana

¿Por dónde empezamos? Los beneficios de las manzanas son tantos que es difícil resumirlos. No en vano, se considera que es una de las frutas más completas (en solo 80 kilocalorías reúne agua, hidratos de carbono, proteínas, vitaminas, fibra y minerales como el potasio).

Para empezar, ese aporte nutricional la convierte en la opción idónea cuando nos entra hambre entre horas, porque la fibra es muy saciante y servirá para alejarnos de alimentos mucho menos saludables, además de reducir el “colesterol malo” (LDL).

Y hablando de nutrientes, vamos con las vitaminas que contiene la manzana, que no son pocas:

Vitaminas B1 y B6, que evitan la fatiga y ayudan con la memoria.

Vitamina B5, que favorece la regeneración del cabello.

Vitamina C, antioxidante, para reforzar las defensas del organismo y ayudar en la cicatrización de heridas, o mejorar la salud y el crecimiento de los huesos y músculos.

Como ves, quienes llaman a esta fruta “el doctor de la naturaleza” no andan muy desencaminados.

¿Cuáles son los beneficios de comer manzanas?

La verdad es que es complicado contártelos todos porque ¡son muchísimos! Aquí vamos a presentarte cuatro de los más importantes.

. Disminuye el riesgo de enfermedades cardiovasculares.

¿Has oído alguna vez la expresión “sano como una manzana”? Pues se dice por algo Si quieres llevar una dieta equilibrada, algo fundamental para prevenir las enfermedades cardiovasculares, la manzana debe ser una piedra angular, y hay tanta variedad que seguro que encuentras una (o muchísimas) que te guste.

Además de ayudar a eliminar el colesterol que tu cuerpo no necesita, previene la obesidad, y ya sabes que cuanta menos grasa en tu cuerpo mejor va a funcionar tu corazón.

beneficios de comer manzanas

. Cuida tus dientes y tu sistema digestivo.

Las fibras y la piel de la manzana ayudan a mejorar tu salud bucodental porque, al masticarlas, arrastran los residuos de comida. No sustituye a un cepillo, aunque la manzana también va a cuidar tu dentadura.

Además, comer esta fruta es un buen regulador intestinal: hazlo con piel si quieres evitar el estreñimiento o en puré o rallada para acabar con las diarreas.

. Mejora la respiración.

Sí, las manzanas también pueden ayudarte con eso. Sus antioxidantes permiten a los pulmones trabajar mejor. De hecho, junto a la práctica de deporte, se recomienda el consumo de esta fruta para que las personas asmáticas puedan aumentar su capacidad pulmonar.

. Protege tu piel.

Su alto contenido en agua favorece la hidratación de todo tu cuerpo, y seguro que a estas alturas no tenemos que contarte que las vitaminas C y E son fundamentales para la dermis.

Además, la manzana contiene carotenos, unos pigmentos que, entre otras cosas, protegen nuestra piel de los rayos ultravioleta del sol, contribuyendo a prevenir el cáncer de piel.

frigorífico VitaFresh Bosch

¿Dónde es mejor conservarlas?

Ya sabes muchas de las cosas que este delicioso médico de cabecera puede hacer para cuidarte, aunque si quieres que las manzanas te aporten todos sus beneficios, debes cuidarlas tú a ellas también. Por eso es importante que las conserves en el lugar adecuado de tu frigorífico, ya que si se echan a perder lo hará también parte de su aporte nutricional y, con él, los efectos positivos para tu organismo.

Seguro que tu nevera cuenta con un espacio indicado para almacenar la fruta (por lo general, en la parte inferior, en cajones aislados para mantener la temperatura constante), y si quieres que dure mucho más, lo mejor es utilizar la tecnología VitaFresh de los frigoríficos Bosch.

Los cajones VitaFresh están diseñados para conservar adecuadamente diferentes tipos de alimentos, sin que tengas que preocuparte de regular la temperatura, solo tendrás que ajustar el regulador de humedad según la carga y las necesidades de conservación. Por ejemplo, si quieres que tus manzanas estén más tiempo tan frescas como el primer día, la temperatura debería estar entre 0ºC y 5ºC, dependiendo de la variedad, y con una humedad de entre el 85% y el 90%. Si las cuidas así, tus frutas almacenadas en estos cajones durarán mucho más tiempo frescas. Además, si las conservas al vacío evitarás que se oxiden y podrás disfrutarlas como el primer día.

conservar la fruta

Manzanas asadas, una dulce forma de comerlas

Y para terminar este post, ¡nada mejor que un dulce y saludable postre con esta fruta como ingrediente principal! Nos referimos a las manzanas asadas, que podrás elaborar rápida y cómodamente en el microondas. Echa un vistazo a esta receta y cuéntanos qué te ha parecido, seguro que es un motivo más para que esta fruta se convierta en tu favorita.

Vivir #LikeABosch es también vivir sano y cuidar tu cuerpo, por eso las manzanas deberían ser un alimento fundamental en tu alimentación. ¿Tienes otras recetas saludables en las que utilizarlas? ¡Cuéntanoslas en los comentarios!

 

¿Te ha gustado?

Suscríbete a nuestro newsletter y semanalmente recibirás en tu correo nuestros mejores post.

 

He leído y acepto la Política de privacidad. Al introducir tu email, das tu consentimiento a BSH ELECTRODOMÉSTICOS ESPAÑA, SA (en adelante, BSH-E) para que, como responsable, trate tus datos personales para enviarte newsletters con artículos del blog. Incluimos un enlace de baja en todas ellas. Puedes ejercer tus derechos de protección de datos enviando un email a Data-Protection-ES@bshg.com.