Instalar una placa de gas en tu cocina puede parecer complicado e incluso peligroso. Sin embargo, siguiendo unas medidas básicas de seguridad, es posible hacerlo sin demasiadas complicaciones. Si te decides a instalar tú mismo tu placa de gas Bosch, en este artículo vamos a explicarte todo lo que necesitas saber para cambiarla sin sufrir ningún contratiempo.

Ventajas de las placas de gas

Las placas de gas tienen algunos beneficios respecto a las eléctricas. Se calientan más rápidamente y además suelen suponer un ahorro de energía ya que el gas habitualmente es más barato que la electricidad.

Se trata de la manera más adecuada de cocinar al ‘estilo tradicional’, ya que el fuego de las placas de gas admite cocinar con todo tipo de recipientes: cazuelas de barro, ollas de hierro fundido, sartenes, etc.

Además, la innovación y tecnología de las placas de gas Bosch te permitirán controlar la potencia de la llama en todo momento, ya que incorporan la función FlameSelect, que te permitirá ajustar la llama en 9 niveles definidos. Por otra parte, también existen medidas de seguridad como el GasStop, que evita que haya posibles fugas de gas ya que corta el gas si no se detecta la llama.

Por otra parte, tener una placa de gas en tu cocina no significa que renuncies al diseño y la elegancia. Los acabados en acero inoxidable de alta calidad o en cristal templado o vitrocerámico tintado de color negro son ejemplos de que es posible tener una placa de gas en tu cocina con un diseño muy bonito, moderno.

Además el elegante display LED rojo es otro elemento más de seguridad ya que avisa del calor residual en los fuegos, para evitar tocarlos o apoyar utensilios por accidente mientras se limpia la placa.

Y también hay que tener en cuenta que las parrillas son lavables en el lavavajillas, lo que facilita enormemente la limpieza de este tipo de placas de gas.

Instalación de una placa de gas

Placa de gas Bosch

Una vez que ya tienes claras las principales ventajas de las placas de gas, vamos a darte una serie de consejos para instalar tu placa de gas y comenzar a disfrutar de esta forma de cocinar tan tradicional como sabrosa.

Un factor a tener en cuenta para instalar una placa de gas es su tamaño. Debe ser de la misma magnitud que el hueco que tengas en tu encimera ya que, de lo contrario, deberás realizar un nuevo hueco en la cocina, lo que siempre dificultará y alargará la instalación. También hay que cerciorarse de que la conexión del gas que tengamos instalada sirve para la nueva placa.

Antes de manipular la instalación del gas debes bajar los plomos y desconectar la llave del gas, aplicando teflón en la manguera del gas que saldrá de la pared de la cocina. Esto es vital para evitar accidentes. Después será el momento de retirar la placa vieja. Para ello recomendamos desconectar también la luz de la cocina. Después, quita la placa antigua y suelta las conexiones de los fuegos y las pinzas de sujeción al mueble.

Seguidamente, ajusta las pinzas a la placa, atornillándolas por debajo. Después, restablece las conexiones y, luego, desembala la nueva placa de gas, colócala en el hueco y atorníllala al mueble.

En este punto es necesario asegurarse de que no hay fugas de gas. Para ello, podemos untar las conexiones, los empalmes y el tubo con un poco de agua con jabón, abrir la llave del gas y escuchar si se produce algún silbido, si hay olor o si surgen burbujas de jabón de la manguera, las conexiones o los empalmes. Si ocurre alguna de estas anomalías, será necesario cerrar las válvulas, cambiar el tubo y, después, volver a comprobar que no haya fugas.

Cuando te hayas asegurado al 100% de que no hay fugas será el momento de verificar que los fogones funcionan correctamente, conectar nuevamente la electricidad (si es preciso), abrir la válvula y comprobar que todo funciona correctamente.

Siguiendo todas las instrucciones que te hemos dejado en este post no deberías tener ningún problema para instalar una placa de gas en tu cocina. No obstante, si crees que es demasiado complicado, puedes contactar con el Servicio Técnico de Electrodomésticos Bosch para placas y hornos llamando al teléfono 976 305 713, o concertando una cita para instalar tu cocina de gas a través de nuestra página web. ¡La tendrás instalada en un abrir y cerrar de ojos!

 

 

¿Te ha gustado?

Suscríbete a nuestro newsletter y semanalmente recibirás en tu correo nuestros mejores post.

 

He leído y acepto la Política de privacidad.
Al introducir tu email, das tu consentimiento a BSH ELECTRODOMÉSTICOS ESPAÑA, SA (en adelante, BSH-E) para que, como responsable, trate tus datos personales para enviarte newsletters con artículos del blog. Incluimos un enlace de baja en todas ellas. Puedes ejercer tus derechos de protección de datos enviando un email a Data-Protection-ES@bshg.com.