Seguro que tú también piensas que la campana extractora es imprescindible a la hora de cocinar. Se encarga de limpiar el aire para dejar el espacio libre de humos y olores. Cuando la pones en marcha, la campana absorbe la grasa del ambiente y renueva el aire. Por eso, para conseguir que trabaje de forma eficiente, para tener una campana silenciosa y para que rinda al máximo debes realizar un mantenimiento básico y limpiar la campana de vez en cuando para eliminar la suciedad acumulada.

Recomendaciones importantes antes de comenzar

  • A la hora de limpiar tu campana extractora asegúrate de que está completamente fría.
  • Nunca utilices productos de limpieza abrasivos.
  • Lee las instrucciones tanto de los productos de limpieza como las del manual de tu modelo de campana.

¿Cómo limpiar los filtros de la campana extractora?

Limpiar los filtros de la campana es muy importante para eliminar así la suciedad que también se acumula en ellos. Aunque todo depende del uso más o menos intensivo que hagas de ella, desde Bosch te recomendamos limpiarlos más o menos cada dos meses para que la campana no necesite consumir más energía a la hora de limpiar el aire. Para que sea más sencillo saber cuándo limpiarlos, algunos modelos de Bosch te avisan en el momento que los filtros están saturados.

¡Hacerlo es muy sencillo! Solo tienes que seguir las indicaciones del manual de instrucciones y decidir si los quieres lavar…

  • En el lavavajillas: es la opción más cómoda. Lo más importante es no meterlos con el resto de la vajilla si están muy sucios y colocarlos en posición vertical para que no toquen el uno con el otro. En caso de que los limpies con más vajillas, evita que queden encajonados entre ella.
  • Si no tienes lavavajillas, o la suciedad está muy incrustada, puedes lavarlos a mano. Para que sea mucho más sencillo remoja los filtros de la campana en agua caliente con jabón durante un par de horas. A continuación, solo tienes que retirar la suciedad con un cepillo y enjugarlo. ¡Importante! No raspes. Si la suciedad se resiste solo tienes que repetir el paso 1 y 2 tantas veces como sea necesario.

Déjalos escurrir y cuando estés seguro de que están secos colócalos de nuevo en la campana. Y no olvides que puedes aprovechar para limpiar el soporte de los filtros de metal con un paño húmedo.

¿Y si la campana está instalada sin salida de humos?

Las campanas instaladas en recirculación tienen filtros de carbón activo que limpian el aire antes de devolverlo a la cocina. Estos filtros no se pueden limpiar y debes sustituirlos -siguiendo las instrucciones del manual- cuando están saturados. Los filtros de alta eficiencia te aconsejamos cambiarlos una vez al año, mientras que los regenerativos deberías meterlos al horno cada 4 meses (2 horas a 200ºC) para seguir utilizándolos. Recuerda que a través de la electrónica de tu campana Bosch puedes programarla para que te avise de que es el momento de cambiar el filtro.

Ya ves que limpiar los filtros y el interior de la campana no tiene dificultad. Y además con Bosch puedes hacerlo con total seguridad gracias al interior blindado, que no deja a la vista ni cables, ni aristas y garantiza una limpieza mucho más eficaz.

Y ahora, ¿cómo limpiar tu campana extractora por fuera?

Con el uso diario, la grasa y la suciedad se pueden acumular en otros elementos de la campana, además de los filtros. A la hora de limpiarla, lo más importante es tener en cuenta el material con el que esté fabricada:

  • Acero inoxidable: Pasa una bayeta con agua caliente y jabón y frota en la dirección del pulido para evitar rayaduras. También puedes usar un producto especial para la limpieza del acero.
  • Aluminio y plástico: Utiliza agua caliente con jabón y aclara bien las superficies. También puedes emplear limpiacristales con un paño suave.
  • Cristal: Pasa un paño suave impregnado en limpiacristales y no utilices rascadores.
  • Elementos de mando: Ten mucho cuidado al limpiar los botones porque la electrónica puede dañarse con la humedad. Hazlo siempre con un paño seco y no uses productos especiales para acero inoxidable en esta zona.

Control electrónico en las campanas Bosch.
Siguiendo estos consejos para limpiar tu campana extractora, conseguirás un aire limpio y sin humos. Pero si tienes dudas recuerda que nos la puedes preguntar en los comentarios del post.

¿Te ha gustado?

Suscríbete a nuestro newsletter y semanalmente recibirás en tu correo nuestros mejores post.

 

Al introducir tu email, sí, acepto que BSH Electrodomésticos España S.A. (en adelante, BSH-E) trate mis datos personales e información adicional (como información de producto, compras, reparaciones, etc.) facilitados en este formulario y/o por otras vías, para que me remitan comunicaciones comerciales personalizadas de la marca Bosch, por medios electrónicos (E-mail) y/o otros medios de comunicación equivalente (SMS, Whatsapp, Facebook Messenger, teléfono, etc.) y/o por correo postal sobre artículos del blog, nuevos productos, servicios, recetas, información e invitaciones a participar en eventos, concursos, promociones.

Puedes ejercer tus derechos de protección de datos enviando un email a Data-Protection-ES@bshg.com✉.