Cómo limpiar tu campana extractora

Valoración total: 3,6/5
19/02/2024
52

¿Sabías que mantener limpia tu campana extractora no solo es fundamental para garantizar un aire limpio en tu cocina, sino que también ayuda a prolongar su vida útil y a mantener su eficiencia? La campana extractora es un electrodoméstico esencial en cualquier cocina, encargada de eliminar los humos y olores durante la realización de tus comidas. 

Te contamos los mejores consejos y recomendaciones para mantener tu campana extractora limpia tanto por dentro como por fuera, asegurando así un funcionamiento óptimo y una cocina fresca en todo momento. ¡Sigue leyendo para descubrir cómo hacerlo #LikeABosch!

Recomendaciones importantes antes de comenzar

Antes de comenzar con la limpieza de tu campana extractora, es importante tener en cuenta algunas precauciones básicas para garantizar un proceso seguro y efectivo:

  • A la hora de limpiar tu campana extractora asegúrate de que está completamente fría.
  • Nunca utilices productos de limpieza abrasivos.
  • Lee atentamente el manual de instrucciones de tu modelo de campana donde explica detalladamente el proceso de limpieza.

¿Cómo limpiar los filtros de la campana extractora?

Limpiar los filtros de la campana es muy importante para eliminar así la suciedad que también se acumula en ellos. Aunque todo depende del uso más o menos intensivo que hagas de ella, desde Bosch te recomendamos limpiarlos más o menos cada dos meses para que la campana pueda realizar su papel de depuración del aire de la cocina de manera adecuada. Para que sea más sencillo saber cuándo limpiarlos, algunos modelos de Bosch te avisan en el momento en que los filtros están saturados. ¡Hacerlo es muy sencillo! 

  • En el lavavajillas: es la opción más cómoda. Lo más importante es no meterlos con el resto de la vajilla si están muy sucios y colocarlos en posición vertical para que no se toquen el uno con el otro. En caso de que los limpies con más vajilla, evita que queden encajonados entre ella.
  • Si no tienes lavavajillas puedes lavarlos a mano. Para que sea mucho más sencillo remoja los filtros de la campana en agua caliente con jabón durante un par de horas. A continuación, solo tienes que retirar la suciedad con un cepillo y enjuagarlo. ¡Importante! No raspes. Si la suciedad se resiste solo tienes que repetir el paso 1 y 2 tantas veces como sea necesario.

Déjalos escurrir y, cuando estés seguro de que están secos, colócalos de nuevo en la campana. Y no olvides que puedes aprovechar para limpiar el soporte de los filtros de metal con un paño húmedo.

¿Y si la campana está instalada sin salida de humo?

Las campanas instaladas en recirculación tienen filtros de carbón activo que depuran el aire de olores antes de devolverlo a la cocina. Estos filtros no se pueden limpiar y debes sustituirlos -siguiendo las instrucciones del manual- cuando estén saturados. 

¿Te gusta lo que ves?
¡Suscríbete a nuestra newsletter!

Te aconsejamos cambiar los filtros de alta eficiencia una vez al año, mientras que los regenerativos deberías meterlos al horno cada 4 meses (2 horas a 200ºC) para seguir utilizándolos. Recuerda que tu campana Bosch te puede avisar también de que es el momento de cambiar el filtro.

Ya ves que mantener los filtros no tiene dificultad. Además, el interior de la campana resulta muy sencillo de limpiar gracias al interior blindado de las campanas Bosch, que no deja a la vista ni cables, ni aristas, garantizando toda la seguridad y facilidad en el proceso.

Y ahora, ¿cómo limpiar tu campana extractora por fuera?

Con el uso diario, la grasa y la suciedad se pueden acumular en otros elementos de la campana, además de los filtros. A la hora de limpiarla, lo más importante es tener en cuenta el material con el que esté fabricada:

campana extractora de Bosch
  • Acero: pasa una bayeta con agua caliente y jabón y frota en la dirección del pulido para evitar rayaduras. También puedes usar un producto especial para la limpieza del acero.
  • Cristal: pasa un paño suave impregnado en limpiacristales y no utilices rascadores.
  • Elementos de control: ten mucho cuidado al limpiar los botones porque la electrónica puede dañarse con la humedad. Hazlo siempre con un paño seco y no uses productos especiales para acero en esta zona.

Siguiendo estos consejos para limpiar tu campana extractora, conseguirás un aire limpio y sin humos. Y si tienes cualquier duda, déjanos un comentario o pregúntanos directamente por nuestro chat de WhatsApp o llámanos al 976 305 713. ¡Estaremos encantados de ayudarte!

¿Te ha gustado el artículo? Valóralo, por favor, queremos saber tu opinión
3.6/5 - (26 votos)