¿Cómo elegir una placa de inducción?

Valoración total: 3,1/5
29/10/2021
137

¿Cómo elegir una placa de inducción? Así de entrada, la tarea parece complicada, pero tranquilidad: en Bosch te queremos dar los puntos claves para tenerlo todo controlado y que la decisión sea perfecta. Si ya has decidido que la tecnología que quieres para tu cocina es la inducción, una gran parte del proceso ya lo tienes hecho. Ahora solo queda pensar en las medidas, en el diseño y en las prestaciones que consideras irrenunciables. ¿Empezamos a hablar más en profundidad?

Elegir una placa de inducción: lo primero son las medidas

El espacio del que dispongas en la encimera tiene mucho que decir en todo esto. Básicamente porque tiene la última palabra en cuestión de medidas. Lo que sí podemos confirmarte es que nos parece muy complicado que no encuentres la ideal porque en Bosch tenemos placas de inducción de 60 cm ancho (la medida más habitual), de 70 cm adaptadas al hueco de 60 y opciones un poco más grandes de 80 y 90 cm.

Y aquí vamos a hacer un alto en el camino para hablar de un modelo concreto de placa de inducción: si tienes un hueco de encastre suficiente, nuestras placas de inducción con extractor integrado son toda una revolución. En este artículo te explicamos cómo funcionan y todas las ventajas de fusionar dos electrodomésticos en uno solo.

El diseño de tu próxima placa de inducción

Para elegir una placa de inducción y acertar de pleno, el diseño y los acabados también son un aspecto a valorar. Y, según nuestra experiencia, hay que planteárselo antes de pensar en otros elementos como el número de zonas de cocción. En Bosch todas nuestras placas son de color negro, a excepción de este modelo en blanco.

No obstante, no te centres exclusivamente en el color: la electrónica también forma parte del diseño de la propia placa y de la cocina. Tienes 4 posibilidades:

  • Control TFT con imágenes y textos: parecerá que estás manejando un teléfono móvil. Su uso es fácil e intuitivo y cuenta con hasta 90 recetas para que nunca te falten ideas.
  • Control DirectSelect Premium: solo se ilumina aquello que puede ser seleccionado para elegir las funciones, la potencia y la zona de cocción de forma sencilla.
  • Control DirectSelect: en las placas con DirectSelect solo tienes que colocar el recipiente y pulsar sobre la opción que precises.
  • Control TouchSelect: el control clásico pero simplificado y con un gran acabado estético. Coloca el recipiente y elige el nivel de potencia con el más y el menos.

Zonas de cocción: ¿cuántas necesitas?

Vale, ¿y qué placa de inducción me compro? El día que te digas esto a ti mismo, recurre a este artículo. Elegidas las dimensiones y valorados los principales aspectos del diseño, hay que pensar en las zonas de cocción, auténticas responsables de dar vida a tus recetas. Existen modelos de 2, 3, 4 o más zonas de cocción, que puedes regular con hasta 17 niveles de potencia.

Si lo que buscas es el mayor grado de libertad posible, entonces lo que necesitas es una placa de inducción flexible. Nosotros las llamamos FlexInducción y FlexInducción premium. Son la mejor herramienta para cocinar sin límites de tamaño ni de formas para los recipientes. Para que sepas cómo funciona y qué es exactamente la FlexInducción hemos escrito este otro artículo. ¡Resolverá todas tus dudas!

Una placa de inducción para cocinar #LikeABosch

Para clavar una dorada, y cualquier plato que quieras elaborar, hay algunas funciones y prestaciones que no deberían faltar si estás buscando la mejor placa de inducción para ti. A continuación te hacemos una lista con los nombres de las que no podrían faltar en la nuestra y así a lo mejor te ayudamos a tenerlo más claro:

  • PerfectCook: es un sensor de cocción que se encarga de controlar la temperatura de cocinado para que sea idónea para cada tipo de alimento y receta. Su uso es muy sencillo ya que se coloca en el recipiente, al que se une magnéticamente, y envía la información a una de las placas de inducción Bosch compatibles, que va regulando la temperatura de manera automática. Nunca volverás a fallar con el punto exacto de cada plato.
  • PerfectFry: acertar con la temperatura del aceite nunca había sido más preciso. Gracias a él evitas que los alimentos se quemen o que se formen sustancias nocivas para la salud. Cuenta con 5 niveles de control diferentes.
  • Función PowerMove: divide la zona FlexInducción en tres niveles de potencia, y así solo tienes que preocuparte de arrastrarla a la zona flex adecuada. Como los niveles de potencia están preestablecidos, la placa reconoce el movimiento y activa la zona.
  • Función Transfer: la propia placa memoriza tanto el recipiente como los ajustes. De esta forma, si lo levantas y lo mueves de sitio, lo reconoce y transfiere los ajustes automáticamente a esta nueva zona, y tu solo tendrás que confirmar si quieres que en la nueva zona se mantengan los ajustes iniciales o no.
  • Asistente de cocinado «Assist»: pone a tu disposición hasta 90 recetas diferentes, en las cuales solo tienes que preocuparte de seleccionar qué tipo de alimento y cómo lo quieres elaborar. Del resto se ocupa ella automáticamente.
  • Placa de inducción Bosch

¿Hemos resuelto tus dudas sobre cómo elegir una placa de inducción? ¡Esperamos que así haya sido! De todos modos, recuerda que estamos a tu disposición en los comentarios del artículo y al otro lado del teléfono 976 305 713. Si te has quedado con alguna pregunta, nuestros especialistas se ocuparán de resolverla.

 

 

¿Te ha gustado el artículo? Valóralo, por favor, queremos saber tu opinión
3.1/5 - (25 votos)