Pensabas que nunca más volverías a probar unas pizzas como aquellas de ese viaje a Roma. Pero tú también puedes convertirte en un auténtico chef italiano sin moverte de casa. El secreto está en cocinar la pizza a la piedra en el horno.

Habrás visitado más de un restaurante donde utilizan este método, ¡y tú también puedes ponerlo en práctica en tu cocina! Entre otras cosas, con la cocción a la piedra se reduce el tiempo de cocción y además se consigue una masa más dorada y crujiente.

Como hacer pizza a la piedra en el horno

Piedra para pizza en el horno

La piedra para hacer pizza en el horno es un accesorio especial de los hornos Bosch y podrás adquirirla en el Servicio de Asistencia Técnica, en comercios especializados o en Internet. Además de preparar pizza, con ella también podrás hacer pan y panecillos, que necesitan adquirir una base crujiente. Antes de usarla, debes comprobar si la piedra es apta para tu modelo de horno.

Pizza a la piedra en horno de vapor

Antes de cada uso es necesario calentar la piedra. Para ello, selecciona las resistencias superior e inferior y la máxima temperatura. El proceso te llevará entre 45-75 minutos dependiendo del horno, aunque si tienes un horno de vapor se calentará antes gracias a que la transferencia de calor es mayor.

Horno Bosch

Una vez la piedra esté caliente, fija la temperatura de cocción. En nuestros hornos simplemente tendrás que seleccionar la Función Pizza y mantener la temperatura al máximo (250ºC). Además, si en el display eliges la opción Pizza, un sensor de horneado se activará automáticamente y te avisará cuando la pizza esté lista. Si tu horno no cuenta con este tipo de asistente, fíjate en si el queso se ha fundido homogéneamente y si el borde ha comenzado a tostarse. Este proceso suele llevar 8-10 minutos, dependiendo del grosor de la masa y de los ingredientes utilizados. Cuando metas y saques la pizza, ayúdate de una pala metálica o de madera para no quemarte.

pizza

Después del banquete, tendrás que esperar a que la piedra se enfríe por completo para limpiarla. Con un trapo húmedo será suficiente y, si hay restos de ingredientes, puedes utilizar una rasqueta de madera o plástico para eliminarlos. Además, evita el uso de jabones y productos químicos.

Ya no hará falta que vuelvas a Roma para saborear la pizza de tus sueños. ¡Siente como cruje!

 

 

¿Te ha gustado?

Suscríbete a nuestro newsletter y semanalmente recibirás en tu correo nuestros mejores post.

 

Al introducir tu email, sí, acepto que BSH Electrodomésticos España S.A. (en adelante, BSH-E) trate mis datos personales e información adicional (como información de producto, compras, reparaciones, etc.) facilitados en este formulario y/o por otras vías, para que me remitan comunicaciones comerciales personalizadas de la marca Bosch, por medios electrónicos (E-mail) y/o otros medios de comunicación equivalente (SMS, Whatsapp, Facebook Messenger, teléfono, etc.) y/o por correo postal sobre artículos del blog, nuevos productos, servicios, recetas, información e invitaciones a participar en eventos, concursos, promociones.

Puedes ejercer tus derechos de protección de datos enviando un email a Data-Protection-ES@bshg.com✉.