A pesar de lo que muchos piensan, el frigorífico es un electrodoméstico que necesita de tus cuidados. Y es que utilizarlo de manera adecuada puede contribuir a que su vida útil se alargue. Si no sigues las recomendaciones, tu frigorífico puede sufrir algunos problemas como, por ejemplo, la acumulación de hielo en su interior. Actualmente existen muchos frigoríficos que son No Frost, desarrollados para evitar este problema. Hoy hablamos de las razones de la aparición de hielo en el frigorífico y comentamos diferentes soluciones para evitarlo.

¿Por qué hace hielo mi frigorífico?

 Si ya hace unos años que compraste tu frigorífico, es posible que en más de una ocasión te hayas encontrado con una capa de hielo en su interior. Este hecho puede estar relacionado con diferentes problemas que hacen que la humedad del interior se condense hasta generar un pequeño bloque de hielo. El problema podría estar en el sistema de ventilación o en la propia puerta que, al no quedar cerrada completamente, facilita la condensación de la humedad.

Si te has encontrado con este problema, evita picar el hielo ya que podrías hacerte daño o dañar el propio electrodoméstico. En su lugar te recomendamos que bajes la temperatura de tu frigorífico y te asegures de que la puerta está bien cerrada. De esta manera, conseguirás que el hielo desaparezca poco a poco. Recuerda limpiarlo de manera frecuente para ir retirando todo el agua que se pueda generar.

 

Cómo solucionarlo

 En realidad, la aparición de hielo dentro del frigorífico es un problema del pasado. En la actualidad, los frigoríficos cuentan con la función No Frost están desarrollados para evitar la formación de hielo. Esta tecnología asegura la eficiencia energética del frigorífico, así como su rendimiento. Pero, además, consigue que tanto el frigorífico como el congelador se descongelen automáticamente. ¡No tendrás que preocuparte por la aparición de hielo o escarcha!

La tecnología No Frost funciona de la siguiente manera. El congelador se encarga de generar frío seco y de distribuirlo por todos los compartimentos del frigorífico. Este hecho, acompañado de un ventilador, hace que la temperatura sea mucho más estable y, por tanto, consiga una conservación óptima de los alimentos.

La diferencia con los frigoríficos “de toda la vida”, llamados frigoríficos cíclicos, es que el frío que se distribuye por el electrodoméstico es húmedo. Este circula impulsado por un ventilador cuando se detecta que la temperatura ha bajado. Un sistema que puede generar pequeñas capas de hielo que deben ser eliminadas manualmente.

Por tanto, la solución más sencilla para evitar la aparición de hielo dentro de tu frigorífico es hacerte con uno que cuente con la tecnología No Frost.

Si todavía no quieres deshacerte de tu viejo frigorífico, estas son las medidas que debes tomar para evitar la aparición de hielo en su interior:

  • Evita abrir y cerrar demasiadas veces la puerta, ya que genera cambios de temperatura.
  • Comprueba que la puerta cierra correctamente. Revisa la goma de la puerta para ver que está limpia y funciona correctamente.
  • Comprueba que la goma de la puerta se encuentra en buen estado. Para ello te recomendamos que cierres la puerta e intentes abrirla seguidamente. Debería ser muy difícil o casi imposible abrirla.
  • Comprueba que la temperatura del frigorífico no es demasiado baja.
  • Ordena tu frigorífico y tu congelador de manera adecuada para evitar la formación de hielo.
  • Limpia y descongela el congelador de manera habitual.

Ahora que lo sabes todo sobre la tecnología No Frost, ¿no te apetece hacerte con un frigorífico de estas características? Date una vuelta por nuestra página web y consulta los diferentes modelos de frigoríficos.

 

¿Te ha gustado?

Suscríbete a nuestro newsletter y semanalmente recibirás en tu correo nuestros mejores post.

 

He leído y acepto la Política de privacidad.
Al introducir tu email, das tu consentimiento a BSH ELECTRODOMÉSTICOS ESPAÑA, SA (en adelante, BSH-E) para que, como responsable, trate tus datos personales para enviarte newsletters con artículos del blog. Incluimos un enlace de baja en todas ellas. Puedes ejercer tus derechos de protección de datos enviando un email a Data-Protection-ES@bshg.com.