¿Estás en alguna de estas situaciones?

  • En plena recuperación porque te has lesionado practicando tu deporte favorito.
  • Con una contractura muscular por una mala postura durmiendo.
  • Con un tirón muscular.
  • Con dolores porque has hecho un mal gesto cargando peso o en una caída tonta y no terminas de sentirte recuperado del todo.

En todos estos casos, como el dolor es muscular, los expertos recomiendan aplicar calor durante la recuperación de estas lesiones musculares.

¿Por qué aplicar calor en las lesiones musculares?

En las lesiones musculares el calor actúa como sedante y relajante de la zona afectada, ayudando a reducir el dolor. Lo que hace el calor es disminuir la rigidez de los músculos, ya que dilata los vasos sanguíneos aumentando el flujo de sangre que llega a la zona afectada. Con ello, lo que se consigue es un alivio del dolor y un aumento de la elasticidad del músculo.

Aplicar calor para aliviar el dolor muscular.

Lo recomendable es aplicar calor seco en sesiones de 10 a 30 minutos, cada dos horas, sobre la zona afectada. Una vez terminada la sesión, realiza un leve estiramiento en la zona para completar el tratamiento.

No te recomendamos que uses calor si en la zona que te duele has aplicado previamente cremas o spray de efecto calor para evitar quemaduras.

¿Y cómo aplico el calor?

Para aplicar calor en las zonas de dolor muscular, la mejor opción son las almohadillas eléctricas que reducen la tensión muscular, las molestias y mejoran la circulación de la sangre. Lo que conseguirás utilizando la almohadilla eléctrica es una agradable sensación de confort, ya que sentirás un alivio en el dolor lumbar, los tirones musculares, las molestias cervicales y en el dolor de espalda.

En Bosch tenemos tres tipos de almohadillas:

1. Almohadillas eléctricas para uso general.

Se pueden utilizar para lesiones musculares en la espalda, muslos, pantorrillas, hombros, brazos y abdomen, ya que se amolda perfectamente a la parte del cuerpo en la que está la lesión. Es muy versátil y trata todo tipo de lesiones musculares, tirones y forma parte del tratamiento para recuperarse tras una contractura muscular.

Con la almohadilla eléctrica se aplica calor para aliviar lesiones musculares.

2. Almohadilla para los dolores cervicales y de espalda.

Este modelo se adapta completamente a la espalda, ya que es como un chaleco que tiene el foco de calor en la espalda y las cervicales. Está especialmente diseñada para las contracturas de espalda. Es una almohadilla cervical muy cómoda para las contracturas musculares en el cuello y espalda porque distribuye homogéneamente el calor por toda la zona y las tiras elásticas permiten que se adapte cómodamente a tu cuerpo.

Almohadilla para los dolores de espalda y las cervicales.

3. Almohadilla para uso lumbar que está especialmente diseñada para adaptarse a la zona y aliviar el dolor en las contracturas lumbares. Se recomienda utilizar para pinzamientos y lumbago.

Almohadilla especial para dolor lumbar.

Ahora que ya sabes que tienes una almohadilla eléctrica para cada tipo de contractura, es importante que cuando la utilices tengas en cuenta lo siguiente:

  • Asegúrate de que la almohadilla está dentro de la funda y el cable de conexión y el selector, fuera. Cierra también la cremallera o el velcro.
  • Si vas a estar durante un largo periodo de tiempo, y como lo recomendable es aplicar calor de 10 a 30 minutos, te recomendamos colocar el selector de temperatura en la posición de funcionamiento continuo.
  • No utilices la almohadilla eléctrica si está plegada o doblada. Debes situarla sobre la zona en la que te duele sin arrugarla.
  • Siéntate en el sofá o en cualquier habitación seca, no debes utilizar la almohadilla en lugares húmedos.

Para terminar, ten en cuenta si en tu caso lo que tienes es una lesión crónica, te recomendamos que consultes el tipo de tratamiento con tu médico o especialista.

¿Te ha gustado?
Suscríbete a nuestro newsletter y semanalmente recibirás en tu correo nuestros mejores post.

Mediante el envío de tus datos personales confirmas que has leído y aceptas la política de privacidad. Aviso legal

Sobre el autor

Sabemos que hay muchas cosas que no podemos contarte en un manual, por eso hemos abierto este blog. Te queremos ayudar a sacar el mayor partido a tus electrodomésticos con nuestros mejores trucos y consejos. Esperamos que preguntes lo que necesites, porque estamos a tu disposición para resolver todas tus dudas.

4 Comentarios

  1. Cristina

    Quiero saber el precio del chaleco para dar calor en cervicales y espalda y donde se vende

    Responder
    • Tu equipo Bosch

      Hola Cristina, gracias por contactar con nosotros. Puedes ver y adquirir nuestros productos aquí, o bien puedes encontrar los distribuidores más cercanos a tu domicilio en el siguiente enlace. Esperamos haberte ayudado, estamos a tu disposición si necesitas más información. Un saludo.

      Responder
      • Maria Real

        No calienta donde me la pueden arreglar o hay que tirarla??? Gracias

      • Tu equipo Bosch

        Hola Maria, gracias por contactar con nosotros. Podría tratarse de una incidencia, pero las causas pueden ser varias y por tanto las piezas afectadas también. Sería necesaria la intervención de nuestro Servicio Técnico Oficial para determinar lo que está ocurriendo. Disculpa las molestias. Un saludo.

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.