La campana, aunque es uno de los electrodomésticos que pasa más desapercibido en tu cocina, es uno de los imprescindibles. Su papel es filtrar el aire para evitar que se cargue de olores, humo y grasa. ¿Pero qué ocurre si en tu vivienda no tienes un conducto de evacuación de aire al exterior? ¿No se puede instalar la campana extractora? ¿Qué soluciones tengo?

Campana extractora sin salida de humos

Uno de los aspectos a tener en cuenta al instalar una campana es revisar si tiene una buena salida de aire. Si no lo tiene, o el sistema es deficiente, la solución más efectiva es instalar la campana con el sistema de recirculación.

Este sistema limpia el aire en el interior de la campana. La campana aspira el aire y, a través del filtro de carbón activo, lo filtra para eliminar la grasa y los olores para devolver el aire purificado de nuevo a la cocina. Si tu campana es vertical e inclinada, puedes usar un filtro de carbón activo regenerativo. Para renovarlo solo tendrás que introducirlo en el horno cada 4 meses durante 2 horas a 200ºC. ¡Y dura 10 años!

La principal diferencia con respecto a las campanas con salida de aire al exterior es que en las de recirculación el aire vuelve a la cocina, mientras que en el otro sistema el aire se expulsa al exterior. Lo verás más claro en el siguiente dibujo.

Instalación de las campanas extractoras

Aunque el sistema de recirculación está indicado para cocinas sin salida de humos o con una instalación deficiente, es recomendable optar por él en caso de que con la instalación de salida de aire exterior las pérdidas de carga sean superiores al 40%.

¿Qué tipo de campanas se instalan con el sistema de recirculación?

Si tu cocina no tiene salida de humos, con este sistema puedes instalar cualquiera de nuestras campanas extractoras: de isla, pared, telescópicas, en el mueble, extractor de encimera, etc. ¿Has elegido ya la mejor?

Por último, acuérdate de limpiar regularmente tu campana. Es importante tener los filtros de grasa limpios para una correcta aspiración y filtrado del aire. Recuerda que, como son de acero inoxidable, puedes meterlos en el lavavajillas.

En Bosch te lo ponemos fácil para que cocines sin humo, sin olores, ¡y también sin ruido!

¿Te ha gustado?

Suscríbete a nuestro newsletter y semanalmente recibirás en tu correo nuestros mejores post.

 

He leído y acepto la Política de privacidad.
Al introducir tu email, das tu consentimiento a BSH ELECTRODOMÉSTICOS ESPAÑA, SA (en adelante, BSH-E) para que, como responsable, trate tus datos personales para enviarte newsletters con artículos del blog. Incluimos un enlace de baja en todas ellas. Puedes ejercer tus derechos de protección de datos enviando un email a Data-Protection-ES@bshg.com.