Como un día cualquiera, pones la lavadora y todo va bien hasta el momento del centrifugado. Entonces la lavadora finaliza el programa, dejando la ropa más húmeda de lo habitual. ¿Qué le está pasando? No te preocupes más, porque en Bosch hemos preparado una guía rápida para que puedas solucionar cuanto antes esta situación.

Tipos de centrifugado

Antes de abordar la situación de tu lavadora, es interesante que conozcas cómo funciona cada uno de los programas de tu lavadora. Este electrodoméstico realiza varios procesos para dejar tu ropa lo más limpia y seca posible. Los ciclos de lavado, aclarado y centrifugado.

El centrifugado, es el ciclo en el que la lavadora trata de reducir el grado de humedad de la ropa al máximo, reduciendo el tiempo de secado. Existen distintos tipos de centrifugado, dependiendo de las revoluciones por minuto (rpm) a las que se realice este proceso. Es decir, el tipo de centrifugado dependerá del número de vueltas que dé el tambor de tu lavadora en un minuto. La elección del tipo de centrifugado dependerá del tipo de tejido que desees lavar. En el frontal de tu lavadora encontrarás una indicación para cada tipo de programa.

por-que-no-centrifuga-lavadora

¿Por qué no centrifuga?

Si cuando llega el momento del centrifugado tu lavadora se para o no alcanza la velocidad adecuada, puede que exista algún problema. Estas son las razones más comunes por las que tu lavadora puede no estar centrifugando:

No tiene corriente.

Parece obvio pero muchas veces la lavadora no funciona porque se ha desenchufado sin querer o porque no hay electricidad en una zona de la casa. Empieza por comprobar que está bien conectada a la corriente eléctrica.

La carga está mal distribuida.

Si tu lavadora no centrifuga o gira muy lentamente durante el ciclo de centrifugado puede ser porque el tambor esté demasiado lleno o la carga esté mal distribuida. Por eso la lavadora, lo que hará es varios balanceos para intentar reubicar correctamente las prendas e ir ajustando progresivamente las revoluciones.

La bomba de agua.

Si cuando finaliza el programa, abres la lavadora y queda agua residual, el problema podría estar en la bomba de agua. Debido a esta situación, el electrodoméstico no puede vaciarse y por tanto resulta imposible el centrifugado. Si dispones de una lavadora Bosch con display, estos son algunos mensajes que pueden aparecen en el mismo:

Código A:18

La bomba, la manguera o el tubo de desgaste de tu lavadora Bosch están obstruidos y es necesario limpiarlos. Si no sabes cómo hacerlo, encontrarás los pasos a seguir en el manual de instrucciones. Registra tu lavadora para tenerlo siempre a mano.

Código E:23

La lavadora está llena de agua debido a un problema en la bomba de agua. Cierra la toma de agua y llama al Servicio Técnico

El motor.

En el caso de que el centrifugado se realice pero la lavadora no alcance la velocidad de centrifugado adecuada, puede ser que el problema esté en el propio motor o en las escobillas. Si tu lavadora está sufriendo este problema es que no cuenta con el motor EcoSilence de las lavadoras Bosch. Este no dispone de escobillas y además cuenta con 10 años de garantía.

Esperamos que con estas indicaciones puedas solucionar el problema con el ciclo de centrifugado de tu lavadora. Si sigues teniendo dudas o quieres que nuestro Servicio Oficial realice una visita a tu casa, puedes llamarnos al 976 305 713.

¿Te ha gustado?

Suscríbete a nuestro newsletter y semanalmente recibirás en tu correo nuestros mejores post.

 

He leído y acepto la Política de privacidad. Al introducir tu email, das tu consentimiento a BSH ELECTRODOMÉSTICOS ESPAÑA, SA (en adelante, BSH-E) para que, como responsable, trate tus datos personales para enviarte newsletters con artículos del blog. Incluimos un enlace de baja en todas ellas. Puedes ejercer tus derechos de protección de datos enviando un email a Data-Protection-ES@bshg.com.