¿Qué recipientes puedo meter en el horno?

Valoración total: 3,7/5
09/07/2017
2

Es una duda recurrente en la cocina y nunca acabamos de tenerlo claro: ¿qué tipo de materiales podemos meter en el horno? En su día ya te contamos qué recipientes puedes introducir en el microondas, que también supone otro de los grandes misterios de la cocina, pero no debemos confundir estos electrodomésticos. El microondas funciona a partir de ondas electromagnéticas y el horno por el calentamiento de unas resistencias eléctricas.

La gran diferencia que hay entre ambos es que el horno acepta materiales metálicos y el microondas no; y que el plástico (especialmente indicado para ello) sí que es apto para el microondas, pero no para el horno.

¿Te gusta lo que ves?
¡Suscríbete a nuestra newsletter!

¿Se puede meter un plato en el horno?

Esta es una de las preguntas más comunes que todas las personas se hacen a la hora de usar su horno, pero recuerda que sólo en el horno podrás meter acero inoxidable, metal y aluminio, que conducen el calor mejor que cualquier otro material alcanzando temperaturas más altas y, por tanto, cocinando antes los alimentos. También los recipientes de barro, aunque éstos no aguantan muy bien los cambios bruscos de temperatura, por lo que no te recomendamos usarlos si el horno está precalentado, sino que se deben meter desde que se enciende el horno. Y, por último, la piedra, que es similar al barro, aunque más resistente y que funciona muy bien si se necesita una cocción lenta y regular.

Qué recipientes puedo meter en el horno

Recipientes para horno

Recuerda muy bien lo dicho anteriormente porque saltarse esas indicaciones podría acabar derivando en un accidente. Pero también hay otros recipientes que podrás utilizar para el horno y el microondas. Te contamos cuáles:

  • Recipientes de vidrio: Puedes introducirlos tanto en el horno como en el microondas, pero cuidado, sólo si la temperatura máxima que se alcanza es de 100ºC, porque si llega a más el cristal del recipiente podría rajarse.
  • Recipientes de vidrio templado o Pyrex: Soporta los cambios térmicos de maravilla, así que no tendrás que preocuparte por nada.
  • Gres cerámico, cerámica de gres y porcelana: Son materiales muy resistentes a las altas temperaturas. Además de no rayarse, también podrás usarlos para el congelador.
  • Moldes de silicona: Además de ser irrompible frente a caídas, este tipo de recipientes son muy ligeros y fáciles de manejar. Sin embargo, no podrás utilizarlo en el horno si este cuenta con sensor PerfectBake, ya que podría dañarse.
Símbolo apto para horno

Consejos para elegir recipientes adecuados para el horno

A la hora de elegir el recipiente más adecuado para tu horno, también deberías tener en cuenta lo siguiente:

– A diferencia de las hondas, las fuentes planas presentan una superficie mayor que facilita que los alimentos se cocinen antes y de manera homogénea.

– Los recipientes oscuros absorben mejor el calor que los de tonos claros.

– En muchas ocasiones, tu receta puede acabar quemándose por el contacto con el recipiente, que ha absorbido mucho calor. Evítalo reduciendo la temperatura del horno.

-Si tienes un horno de vapor, éste acepta los mismos materiales que el horno eléctrico. Si vas a cocinar 100% al vapor y quieres que tus platos queden perfectos, te recomendamos utilizar las bandejas para horno perforadas para un resultado perfecto en los alimentos que eliminan agua.

Ahora podrás cocinar totalmente tranquilo. ¡Llama a tu madre y cuéntaselo!

¿Te ha gustado el artículo? Valóralo, por favor, queremos saber tu opinión
3.7/5 - (81 votos)