6 trucos increíbles para cocer patatas

Valoración total: 4,5/5
16/08/2023
4

Los auténticos expertos en fogones saben perfectamente que no hay preparaciones o alimentos menores. Desde freír un huevo a perfeccionar el ligado de la mayonesa o la textura perfecta de una mousse, si quieres cocinar #LikeABosch debes dominar todas las técnicas y saber tratar todos los alimentos. Hay elaboraciones que pueden parecer sencillas, como cocer patatas, aunque si quieres hacerlo bien debes controlar tiempos y temperaturas a la perfección. Hoy vamos a ayudarte a conseguirlo.

¿Cómo hacer patatas cocidas? Te damos algunos trucos

La cocción de la patata es una de las elaboraciones más saludables de este alimento y además es fundamental si queremos prepararla en puré o como acompañamiento de otros platos. Es importante controlar el punto exacto de cocinado para que no quede cruda ni demasiado blanda y deshecha, pero empecemos por el principio.

Elige el tipo de patata adecuada

Como todas las grandes recetas, esta empieza también por la elección de los ingredientes adecuados. ¿Sabías que en España se cultivan más de 150 variedades de este tubérculo? Las más comunes son también las idóneas para cocer porque, una vez cocidas, quedan blandas sin deshacerse. Seguro que has oído sus nombres alguna vez: Monalisa y Kennebec. Comprueba la etiqueta para asegurarte de que no te equivocas.

Dentro de esas variedades, elige patata nueva, que se recoge antes de tiempo por lo que es más pequeña y tiene más contenido en agua, algo que ayudará a que no se deshaga durante la cocción. Si vas a prepararlas en puré no importa, aunque si van a acompañar una carne o pescado…¡a nadie le gusta que la patata se deshaga antes de que llegue a la boca!

Lava las patatas

Aunque suene lógico es importante incidir en que las patatas deben lavarse antes de cocinarse, pues pueden estar cubiertas por restos de tierra e impurezas. Sí, hay algunas recetas en las que se preparan con piel ¡esas también se lavan!

Cuando lo hagas, utiliza agua fría, así la piel quedará tersa, lo que también ayuda a que queden compactas una vez cocidas.

cómo cocer patatas

El tamaño importa

Es lógico, porque no tarda lo mismo en cocerse una patata pequeña que una grande. Si utilizas piezas que no sean similares en tamaño, las más grandes quedarán crudas y las pequeñas podrían deshacerse durante el cocinado. Si lo que buscas es una cocción perfecta y uniforme, invierte algunos segundos al elegir las patatas en el supermercado o al elegir las que vas a sacar de la bolsa ¡Es una inversión que agradecerás cuando lleguen a la mesa!

Lo mejor es cocer las patatas con sal y vinagre

Este truco lleva entre nosotros desde los tiempos de nuestras abuelas, así que está claro que funciona. Una vez que el agua esté hirviendo y hayas introducido las patatas en el recipiente, añade un pequeño puñado de sal y un chorro de vinagre. De esta manera, una vez cocidas, estarán más sabrosas y no quedarán tan frágiles y quebradizas, dos características imprescindibles de la patata cocida perfecta.

Enfríalas rápidamente

Cuando estén en su punto, tras entre 20 y 40 minutos de cocción según el tamaño y variedad, es importante tratarlas con cuidado para evitar que se rompan. Lo primero que debes hacer es enfriarlas con agua para cortar la cocción y que no queden pasadas. Y, de paso, así también será más sencillo retirar la piel si necesitas hacerlo.

cocer patatas con piel

¿Patatas cocidas con piel o sin piel?

Y, hablando de piel, ¿es mejor comer patatas cocidas con o sin ella? La verdad es que la respuesta depende de cosas como el plato en el que vayas a utilizarlas. Por lo general, los grandes chefs recomiendan dejarla si se va a emplear en ensaladillas o en un timbal, mientras que aconsejan pelarla para purés y guisos. Esos son los consejos generales aunque, como siempre, lo ideal es que experimentes con cada receta para decidir por ti mismo.

En términos nutricionales, la piel de la patata contiene la mayor parte de nutrientes y vitaminas que aporta, por lo que pelarla hará que nuestro organismo no los aproveche. Aunque también contiene elementos tóxicos llamados glicoalcaloides, por eso es importante limpiarlas bien y desechar las partes verdosas, que indican una concentración de estas sustancias.

En todo caso, no te preocupes porque para que los glicoalcaloides causen daños a tu organismo tendrías que consumirlos en una gran cantidad y diariamente, algo que no sucede con el número de patatas que comemos habitualmente.

¿Cómo cocer patatas rápido?

Las prisas no son buena compañía en la cocina, aunque hay ocasiones en las que necesitas elaborar un plato lo antes posible. Tranquilo, porque nuestras placas también pueden ayudarte en esos momentos en los que cada segundo cuenta. Si activas su función Sprint, la potencia de la zona de cocción se incrementa en un 50 por ciento, lo que permite calentar grandes cantidades de agua mucho más rápido que utilizando el nivel máximo de potencia, ¡así el agua estará hirviendo en cuestión de segundos y tus patatas quedarán bien cocidas mucho antes!

Así puedes cocinar patatas cocidas perfectas

Como decíamos antes, el tiempo de cocción de la patata dependerá del tamaño y variedad, lo mejor es que te asegures pinchando una con un tenedor para asegurarte de que está suficientemente cocida. El problema es que, si tienes que hacer esta prueba varias veces puedes acabar dañando las patatas, que llegarán al plato “heridas”.

Para evitarlo, puedes utilizar nuestro sensor de cocción PerfectCook, que se encarga de controlar la temperatura de cocinado para que sea la idónea en cada momento. Su uso es muy sencillo: se coloca el sensor en el recipiente, al que se une magnéticamente, y envía la información a una de las placas de inducción compatibles, que va regulando la temperatura de manera automática según el nivel seleccionado. Para cocer patatas, por ejemplo, te recomendamos el nivel 3, que mantiene la temperatura en torno a los 100ºC.

sensor de cocción

Cocer patatas en el microondas

Aunque lo primero que pensamos en utilizar al cocer patatas sea la cacerola, hay otros electrodomésticos que nos permiten hacer unas patatas cocidas riquísimas. El microondas es nuestro fiel compañero cuando la pereza y el tiempo nos invade. 

Para hacer unas patatas cocidas en el microondas sólo tienes que lavar bien las patatas, pincha las patatas con un tenedor para que el vapor se escape durante la cocción y evitar que se hinchen o exploten, coloca las patatas en un plato apto para microonda, añade un poco de agua al plato y cubre el plato con una tapa o envoltorio de plástico. 

Las patatas  ya están listas para ser cocidas en tu microondas. Ahora ajusta la potencia al máximo durante 5 minutos. Luego, gira las patatas para que se cocinen de manera uniforme y vuelve a configurar el microondas por otros 5 minutos a máxima potencia. Ten en cuenta que el tiempo de cocción puede variar según el tamaño y la potencia del microondas, así que asegúrate de revisar la textura de las patatas después de cada intervalo de tiempo. No olvides dejarlas reposar antes de manipularlas ya que puedes quemarte con el vapor. 

Cocer las patatas al horno

Patata, Papa Horneada, Patatas, Verduras

¿Quieres cocinar unas patatas saludables, tiernas y sabrosas con un toque crujiente por fuera? ¡Las patatas cocidas en el horno te sorprenderán! Los hornos de la Serie 8 de Bosch son idóneos para preparar esta receta gracias a su sistema de calentamiento de aire 4D Profesional en la que puedes hornear en 3 niveles simultáneamente con la que obtendrás unas patatas con un acabado crujiente por fuera y muy jugosa por dentro.

Para preparar esta receta, solo tienes que lavarlas y cortarlas a tu gusto. Precalienta el horno a una temperatura de aproximadamente 200°C. Es importante que el horno esté bien caliente antes de colocar las patatas para que se cocinen de manera uniforme y adquieran ese delicioso dorado. Prepara las patatas mezclandolas con aceite de oliva virgen extra y tus condimentos favoritos. Puedes utilizar sal, pimienta, ajo en polvo, romero, tomillo u otras hierbas y especias de tu elección. 

A continuación, extiende las patatas en una bandeja de horno y colócala en el horno durante aproximadamente 25-35 minutos y…¡a disfrutar!

Y si tienes prisa,los hornos con vapor pueden cocer patatas en muy pocos minutos gracias a la cocción 100% al vapor. 

Patatas cocidas en el robot de cocina Cookit

¿Tienes la suerte de tener a Cookit? Si dispones del robot de cocina de Bosch puedes crear la mejor guarnición de patatas de la forma más sencilla. Únicamente tienes que lavar y pelar las patatas y distribuirlas en el accesorio de cocción al vapor. Llena la olla con agua hasta la marca de vapor y coloca el accesorio de vapor sobre la olla. Pon la tapa y cuece las patatas durante 30 minutos a 100ºC. Una vez terminado, puedes añadir tus condimentos favoritos. 

Otras curiosidades de las patatas cocidas

Te dejamos un par de consejos más para sacar el máximo provecho de tus patatas cocidas. Por ejemplo, si ya las has pelado pero las necesitas como guarnición y estás ocupado con el plato principal, puedes dejarlas en agua fría con un chorro de vinagre para evitar que se oxiden antes de que empieces a hervirlas.

Y si quieres probar otras elaboraciones saludables de este alimento, prueba a asarlas o hacerlas a la brasa ¡Solo con un poco de sal y algo de aceite están deliciosas! O quizá prefieras una suculenta receta de patatas al vapor.

placa inducción Bosch

Ya eres todo un experto en patatas y el punto de cocción perfecto no tiene secretos para ti ¡Enhorabuena! Ahora te toca elegir la receta en la que las vas a preparar… ¿nos la cuentas?

¿Te ha gustado el artículo? Valóralo, por favor, queremos saber tu opinión
4.5/5 - (13 votos)