Cuando termina el lavavajillas, ¿hay que abrir?

Valoración total: 3,6/5
14/04/2021
5

Seguro que a ti también te suena esta situación: cuando termina el lavavajillas nunca sabes si es el momento adecuado para sacar los platos y los vasos. Y es que en muchas ocasiones surgen dudas sobre si quemarán, si estarán ya totalmente secos o incluso temes por los malos olores si no los sacas de inmediato. ¡Vamos a intentar resolver estas dudas a continuación!

¿Se debe abrir el lavavajillas cuando termina?

La respuesta dependerá del modelo que tengas en casa. Si tienes un lavavajillas PerfectDry con Zeolitas tendrás unos resultados de secado increíbles y lo podrás abrir tan solo unos minutos después de acabar el ciclo. De esta forma evitarás que el aire caliente que se desprende se condense en el interior de la cuba, formando nuevas gotas y humedeciendo la vajilla.

Por el contrario, si no cuentas con un lavavajillas con este tipo de tecnología, lo más habitual  es que en estos casos el tiempo sí que importa.  Desde Bosch te aconsejamos que, siempre dependiendo del modelo que tengas, esperes alrededor de 30 minutos. ¿Por qué? Muy sencillo: en su interior todavía hay aire caliente que puede seguir secando la carga, así que puedes aprovecharte de ello. Además, gracias a que la vajilla está todavía caliente, el interior del lavavajillas todavía puede secarse con el calor que desprenden los diferentes utensilios.

Si esperas este tiempo para abrir el lavavajillas al terminar, que recordemos es solo una orientación, la temperatura bajará y será posible volver a colocar cada pieza en su sitio sin riesgo de quemarse. Por otra parte, al abrirlo ya no quedará aire caliente condensado y así los muebles de alrededor no sufren estos cambios de temperatura.

¡Por cierto! Recuerda que la vajilla caliente es más sensible a golpes. Así que, si esperas el tiempo recomendado, te ahorrarás más de un disgusto.

No esperes demasiado para evitar esto…

Si pasan las horas y la vajilla sigue dentro, podrían aparecer pequeñas esas pequeñas gotas de las que te hemos hablado, haciendo que el secado no sea precisamente sobresaliente.

¿Y si pudieras olvidarte de abrir el lavavajillas al terminar? 

Gracias a la tecnología puedes hacerlo. Todos los nuevos lavavajillas Bosch de 60 y 45 cm de ancho son conectados gracias a Home Connect. Esto implica maravillosas ventajas como, por ejemplo, poder programar el ciclo de lavado para que termine justo a la hora que lo necesites. Imagina llegar del trabajo y encontrar los platos limpios como una patena.

Incluso hay algunos modelos que cuentan con una opción increíble: la apertura automática de la puerta. Tal y como indica el nombre de la propia prestación, la puerta se abre al terminar el ciclo y, previamente, hay un tratamiento en el interior para que el aire condensado salga al exterior sin dañar los muebles. ¡Así tú te puedes olvidar de ello y de estar pensando en el momento ideal de hacerlo! En estos dos modelos lo único que tienes que hacer es activar la función desde el móvil antes de comenzar el ciclo, mientras que en estos de la Serie 4 también puedes hacerlo manualmente desde el display.

¡Duda resuelta! Ahora ya sabes cuándo abrir el lavavajillas en función del que tengas instalado en la cocina. E incluso has descubierto que la tecnología incluso te puede librar de tener que preocuparte por ello. ¿Te has quedado con alguna pregunta por hacer? No te cortes y hazla aquí abajo en los comentarios.

 

¿Te ha gustado el artículo? Valóralo, por favor, queremos saber tu opinión
3.6/5 - (31 votos)