Lavar a mano o lavavajillas: ¿cuál es la opción más eficiente?

Valoración total: 3,4/5
05/02/2024
0

Mucha gente piensa que ahorra agua y energía lavando los platos a mano en vez de en el lavavajillas. Al fin y al cabo, es un electrodoméstico menos que poner en marcha y, si tenemos poca vajilla, puede parecer que no merece la pena encenderlo. Nada más lejos de la realidad.

Aunque parezca increíble, es más eficiente lavar poca vajilla en el lavavajillas que hacerlo a mano. Te explicamos por qué

¿Es más ecológico lavar a mano o con el lavavajillas?

Los lavavajillas están diseñados para ahorrar tiempo, trabajo e incluso dinero. El programa ECO de los lavavajillas Bosch ha sido creado especialmente para conseguir la máxima eficiencia energética. Sin embargo, hay personas que optan por programas rápidos frente a esta opción. Podría parecer que a menos tiempo menos energía se consume, pero es justo al revés. Cuanto más rápido es el programa, mayor cantidad de agua y electricidad se necesita.

La razón es lógica: los programas rápidos tienen que limpiar la vajilla en menos tiempo. Mientras, el programa ECO puede enfocarse al ahorro energético. ¿Sueles usar el programa ECO?

El lavavajillas te ayuda a ahorrar agua en el hogar

No solo nosotros tenemos claro que al elegir el lavavajillas conseguimos ahorrar. Diversos estudios científicos han querido averiguar qué es mejor, lavar a mano o en lavavajillas.

En 2017 la Universidad de Bonn (Alemania) realizó un estudio comparando el gasto de agua, energía y eficacia de utilizar el lavavajillas o lavar a mano. La media de agua empleada al lavar a mano fue de 103 litros, mientras que la media del lavavajillas fue de 15 y 22 litros (con programas normal e intensivo). El consumo de agua de los lavavajillas Bosch es aún menor, con menos de 10 litros de agua por ciclo ¡un ahorro de 93 litros de agua!

El consumo de un grifo se sitúa entre 9 y 11 litros de agua por minuto. Imagina la cantidad de agua que puedes llegar a consumir fregando la vajilla a mano, o incluso, simplemente enjuagando la vajilla con el grifo abierto. El lavavajillas Bosch consume tan solo 9 litros de agua en todo el ciclo de lavado… o si tan solo quieres enjuagar la vajilla, para no poner el lavavajillas ese día, con el programa prelavado tan solo consumirás unos 3 litros de agua. El estudio confirmó que los lavavajillas también ahorran energía. El uso del agua caliente de lavar a mano fue de 2,5 kilovatios por hora (kWh), mientras que el lavavajillas solo generó entre 1 y 2 kWh. Hoy en día, en Bosch disponemos de lavavajillas muy eficientes que tan solo consumen 0,54 kWh de energía a lo largo de todo el ciclo de lavado. Es decir, en cada ciclo de lavado se reduce el consumo de energía en unos 2 kWh. Si consideramos que el precio del kilovatio es de unos 20 céntimos, y que el lavavajillas se pone de media unas 280 veces al año, eso supone un ahorro de energía de más de 110 euros frente al lavado a mano.

ahorro lavavajillas bosch

Lavar a mano o en el lavavajillas: ¿qué es más higiénico?

Otra diferencia (y muy importante) entre lavar a mano o en el lavavajillas es la higiene. Sí, lavar en el lavavajillas es más higiénico que hacerlo a mano. Y vamos a contarte por qué:

  1. La precisión que alcanza un chorro a fuerte presión -que, además, se utiliza varias veces durante el lavado- es mayor a la del lavado a mano.
  2. Los lavavajillas utilizan agua con una temperatura elevada, con lo que se consiguen eliminar más fácilmente las bacterias que generan los restos de comida en la vajilla.
  3. Muchos de los lavavajillas de Bosch tienen la función Higiene Plus, que eleva un pico de temperatura en la etapa final del aclarado, eliminando el 99’99% de las bacterias y los ácaros. Con esto se refuerza la fase del secado y se realizan varios aclarados. 

Los lavavajillas Bosch cuentan con un programa automático que, gracias a un sensor, mide la turbiedad del agua. De esta manera, se adapta la presión y la temperatura del programa para conseguir el mejor cuidado de la vajilla, con unos resultados perfectos de lavado y secado, y con toda la higiene necesaria.

Ocho consejos para ahorrar agua lavando tu vajilla

Si quieres ahorrar agua en tu hogar #LikeABosch, lo ideal es que realices un buen uso de tu lavavajillas. Para ello te proponemos que sigas los siguientes consejos:

  1. Si en algún momento no tienes suficiente vajilla sucia para cargar tu lavavajillas al 100%, selecciona la función de media carga y el lavavajillas reducirá su consumo de agua y de energía.
  2. Coloca los cubiertos y recipientes de manera que no impidan que tu lavavajillas realice bien su trabajo. Registra tu electrodoméstico en MyBosch y consulta la distribución idónea en el manual de instrucciones del aparato.
  3. Utiliza siempre el programa de lavado adecuado. Lo recomendable es utilizar el programa ECO, muy eficiente para una vajilla con suciedad normal. Si tienes dudas sobre qué programa elegir, te recomendamos seleccionar el programa auto, gracias a sus sensores dejará tu vajilla perfecta. Si tu prioridad es la rapidez, podrás combinar la función VarioSpeed con la mayoría de los programas, aunque consume algo más.
  4. Utiliza lavavajillas catalogados en su etiqueta energética como clase A, son los que mayor eficiencia energética tienen.
  5. Utiliza siempre los niveles de sal y abrillantador recomendados en las instrucciones del lavavajillas, ya que tienen efecto directo en la calidad del lavado y secado.
  6. Conecta tu lavavajillas a la aplicación de Home Connect y utiliza el asistente de energía. Te indicará el momento del día con menor coste de energía para programar el ciclo en el momento de mayor ahorro.
  7. No enjuagues los platos antes de meterlos en el lavavajillas. Esto hace que las enzimas del detergente rindan menos. Y, además, supone un gasto de agua innecesario. Eso sí, elimina los restos sólidos de comida que queden en la vajilla para que el lavado sea más efectivo. Siempre podrás aplicar un prelavado en aquellos casos en los que no vayas a poner en funcionamiento tu lavavajillas de inmediato.
  8. Si quieres que tu lavavajillas rinda como el primer día durante toda su vida útil, te recomendamos aplicar el programa limpieza de la cuba. Lo ideal es hacerlo una vez al mes, con el lavavajillas vacío y el limpia máquinas habitual. Con ello se limpia tanto la cuba como los conductos de entrada, consiguiendo mantener el lavavajillas como el primer día. En caso de que no tengas este programa, aplícalo de la misma forma con cualquier otro programa que supere los 60ºC.

¿Te gusta lo que ves?
¡Suscríbete a nuestra newsletter!

Y tú, ¿eres de los que lavan a mano o con el lavavajillas? Si sigues teniendo alguna duda sobre si ahorras más al lavar a mano o con el lavavajillas, déjanos un comentario y te ayudamos. También puedes preguntarnos directamente en nuestro chat de WhatsApp o llamarnos al 976 305 713. ¡Estaremos encantados de ayudarte!

¿Te ha gustado el artículo? Valóralo, por favor, queremos saber tu opinión
3.4/5 - (14 votos)