Vivimos rodeados de nostalgia. Tras una época en la que nos dejamos llevar por la comida rápida y precocinada, ahora vuelven a los hogares esos guisos de abuela de toda la vida. Y en este caso no solo tiene que ver con el dicho popular “Todo vuelve”, sino con que hay beneficios reales en esta manera de cocinar los alimentos.

Al concepto se le denomina cocción lenta a baja temperatura, y con AutoCook puedes lograrla gracias a su gran rango de temperaturas y tiempos de cocinado. Solo tienes que echar los ingredientes en la olla, cerrar la tapa, seleccionar el programa adecuado y dejar que cocine por ti. Gracias a la tabla que hay detrás del recetario, podrás ver todos los tiempos y temperaturas que permite cada programa predefinido, pudiendo así cocinar tantas cosas como desees.

Mientras estás en el trabajo, la comida se preparará a fuego lento y, cuando vuelvas a casa estará lista para comer. Es una opción genial para estofados de carne y legumbres, ya que quedan muy tiernas y con pleno sabor.

Este tipo de ollas fueron inventadas en Estados Unidos en los años 70, y actualmente han evolucionado hasta acortar y mejorar el proceso, como en el caso de AutoCook.

 Los 8 beneficios de la cocción lenta con AutoCook

  • Conserva los nutrientes de los alimentos.
  • Realza el sabor de los platos.
  • Consigue una textura excepcional de los alimentos.
  • AutoCook mantiene una temperatura constante para dar con el punto de cocción ideal.
  • Requiere poco esfuerzo de preparación: Introduce los ingredientes en la olla, selecciona el programa, pulsa el botón de Inicio, ¡y listo!
  • Mientras AutoCook cocina, tú puedes hacer otras cosas.
  • Recupera las recetas de guisos tradicionales.
  • Es saludable.

Fabada asturiana

 Receta para preparar judías blancas estofadas (6-8 raciones):

  • 500 g. de fabes secas
  • 2 chorizos frescos
  • 2 morcillas
  • 2 trocitos de panceta curada
  • 4 c.s. de aceite de oliva
  • 1 cebolla
  • 1 cabeza de ajo
  • 2 l. de caldo de pollo o agua
  • 1 cucharadita de pimentón ahumado
  • Hebras de azafrán
  • Sal
  1. Pon a remojo las fabes en abundante agua mineral durante 12 horas.
  1. Pela la cebolla. Retira la piel externa de la cabeza de ajos. Escurre las fabes y ponlas en la olla del AutoCook.
  1. Añade el chorizo, la morcilla, la panceta, la cebolla entera y la cabeza de ajos. Incorpora el azafrán, el aceite y el pimentón.
  1. Añade el caldo de pollo hasta cubrir por encima las fabes al menos 2-3 cm. Selecciona el programa Estofar y la opción Largo, ajustando 2 h. 45 min. Cierra la tapa y pulsa el botón de Inicio. (Los tiempos de cocción pueden variar en función de la variedad de fabes y de la dureza del agua). Cuando empiece a hervir quita la espuma que va apareciendo.
  1. Se recomienda ir probando las fabes hasta que tengan el punto de cocinado correcto. Las fabes deben estar siempre cubiertas de líquido para que se hagan bien. Si se evapora, añade agua fría tantas veces como sea necesario.
  1. Es recomendable “asustar” tres veces las fabes, es decir, cortar su ebullición con agua fría para que se ablanden mejor. Si el guiso ha quedado muy líquido, echa un cucharón (unos 100 ml.) de judías y del líquido de cobertura en una batidora, hazlos puré e incorpóralos de nuevo al guiso. Prueba y salpimienta al gusto el guiso y sírvelo con los embutidos.

 

*App solo disponible a través de la plataforma web de AutoCook.

¿Te ha gustado?
Suscríbete a nuestro newsletter y semanalmente recibirás en tu correo nuestros mejores post.

Mediante el envío de tus datos personales confirmas que has leído y aceptas la política de privacidad. Aviso legal

Sobre el autor

Sabemos que hay muchas cosas que no podemos contarte en un manual, por eso hemos abierto este blog. Te queremos ayudar a sacar el mayor partido a tus electrodomésticos con nuestros mejores trucos y consejos. Esperamos que preguntes lo que necesites, porque estamos a tu disposición para resolver todas tus dudas.

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.