Asados, bizcochos, arroces, pastas… Tu horno y tú lleváis una relación perfecta. Aunque, como todas las parejas, hay que cuidarlas para que duren más y mantengan su buen estado.

Después de todas esas sabrosas recetas que hacéis juntos, tu horno también necesita un mantenimiento apropiado para que siga trabajando a pleno rendimiento. En su interior se llevan a cabo diversos procesos de cocción en los que los alimentos dejan huella. Eliminarlos convenientemente después de haber cocinado es importante, pues si hay restos en las paredes es más costoso calentar el horno y aumenta el consumo energético.

Conseguir una buena limpieza es fácil si utilizas nuestros productos exclusivos. Limpiar el interior del horno no volverá a suponerte un esfuerzo porque ellos lo harán por ti. Sólo tendrás que seguir estos pasos:

1. Comienza limpiando el interior.

Te aconsejamos limpiar tu horno después de cada uso para evitar que los restos de comida se queden pegados y cada vez sea más difícil quitarlos. Para ello, apuesta por el gel limpiador en formato spray para eliminar la grasa quemada que se haya podido quedar al cocinar tu receta favorita. Y no te preocupes, te garantizamos que no habrá ningún olor que se transfiera a los alimentos que prepares después.

Horno Bosch

Si eres de los que aprovecha para cocinar varias recetas seguidas en el horno y se han acumulado bastantes restos de comida en su interior, necesitas el gel con cepillo cabezal. Este producto ha sido especialmente creado para la limpieza intensiva y la eliminación de suciedad persistente en el horno. No te olvides de aplicarlo uniformemente cuando el horno esté frío y dejarlo durante un mínimo de dos horas para que su magia funcione.

 

2. Acuérdate de la puerta del horno.

Para que puedas comprobar si tus platos están listos sin abrir la puerta del horno, es importante que el cristal esté siempre limpio y libre de restos de grasa. En Bosch hemos diseñado un desengrasante concentrado para hacerte más fácil la limpieza. Pulverízalo sobre el interior y el exterior del cristal del horno y déjalo actuar de 5 a 10 minutos. Después, retíralo con un paño húmedo.

Muchos hornos cuentan con una puerta formada por tres cristales. En este caso, además de limpiar el cristal interior y exterior, es importante que limpies también la tercera puerta. Antes de nada, revisa si tu modelo de horno permite quitar la puerta y desmontarla para acceder al cristal que hay en su interior. Para saber cómo quitarla puedes seguir los pasos que se indican en el siguiente vídeo:

Además, recuerda que también puedes utilizar el desengrasante en los filtros de tu campana extractora como tratamiento previo antes de lavarlos.

 

3. El toque final: limpia el exterior.

Estos paños de microfibra harán que tu horno parezca nuevo. Humedécelos con agua y úsalos en todos tus electrodomésticos: armarios, azulejos y cristal. Nuestros productos no contienen químicos, por lo que son perfectos para personas con alergias o sensibilidad a este tipo de productos.

 

¡Por muchas más recetas entre tu horno y tú!

 

¿Te ha gustado?
Suscríbete a nuestro newsletter y semanalmente recibirás en tu correo nuestros mejores post.

Mediante el envío de tus datos personales confirmas que has leído y aceptas la política de privacidad. Aviso legal

Sobre el autor

Sabemos que hay muchas cosas que no podemos contarte en un manual, por eso hemos abierto este blog. Te queremos ayudar a sacar el mayor partido a tus electrodomésticos con nuestros mejores trucos y consejos. Esperamos que preguntes lo que necesites, porque estamos a tu disposición para resolver todas tus dudas.

2 Comentarios

  1. Manoli

    hola! acabo de sacar la puerta del horno modelo:HBA23R150E/102 para limpiar el cristal.Cuando iba a colocarla de nuevo se me ha cerrado una de las bisagras,me he asustado un poco por la fuerza con la que lo ha hecho y me da miedo abrirla como es el proceso para no cogerme un dedo? je,je

    Responder
    • Tu equipo Bosch

      Hola Manoli, gracias por contactar con nosotros. Para facilitar el desmontaje de la puerta y la limpieza de los cristales se puede descolgar la puerta del horno.
      Las bisagras de la puerta del horno están equipadas con una palanca de bloqueo. Cuando la palanca de bloqueo está cerrada (figura A), la puerta no puede descolgarse. Si se abre
      la palanca de bloqueo para descolgar la puerta (figura B), las bisagras se bloquean. De esta manera, no pueden cerrarse de golpe. Puedes consultarlo con todo detalle en la página 12 de tu manual de instrucciones. También te recomendamos consultar este post de nuestro blog para mantenerlo como el primer día. Esperamos haberte ayudado. Un saludo.

      Responder

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.